Detuvieron a un cañadense en relación a un crimen cometido en Mendoza 0 877

Personal de la URX colaboró con la policía mendocina. Tras un allanamiento en zona sur se detuvo a un hombre de 25 años, sospechoso de haber asesinado a la madre de una joven con la que el imputado tiene una beba de cinco meses.

El oficio había sido emanado por el Juzgado en lo Penal de Instrucción de esta ciudad a requerimiento del Juez de Garantía de la 3ra Circunscripción de esa provincia , en relación a la causa caratulada Homicidio Simple, Victima Adriana Sonderman de fecha 22/06/2012.

Esta es la transcripción de los antecedentes que llevaron a este procedimiento, ocurrido el último sábado, de autoría del periodista Enrique Pfaabm publicado por Diario Uno de Mendoza:

Una comisión integrada por policías de Mendoza detuvo en Santa Fe al único sospechoso de matar a sangre fría a Adriana Elena Sonderman, mientras la mujer atendía una ferretería en San Martín. La aprehensión se concretó este sábado en la mañana en la localidad de Cañada de Gómez, situada al Sur de esa provincia, adonde vive el apresado

Romina y Alejandro
Hace unos dos años Romina Quiroga Sondermann conoció a Alejandro Alcides Alegre a través del chat. Ella se sentaba en su computadora en su ciudad mendocina de San Martín y él le contestaba desde la suya en Cañada de Gómez, a unos 70 kilómetros de Rosario. El muchacho, ahora de 25 años y algo menor que ella, le contaba sobre la bonanza económica de su familia y sus ganas de cambiar de aires. Con algo más de 30.000 habitantes, dedicada a la agricultura y ganadería y que en algún momento se dio en llamar “La Capital del Mueble” por las varias fábricas que había allí, muchas de las cuales terminaron cerrando en los 90 por la competencia desigual con los muebles importados, esa ciudad no presentaba muchos horizontes para él.
Las charlas por Internet prosperaron, ganaron en intimidad y luego comenzó un noviazgo cibernético que se transformó en real al poco tiempo. Se sucedieron los viajes y los encuentros, tanto en San Martín como en Cañada de Gómez. En una de esas excursiones a Santa Fe Romina, y también su familia, comenzó a darse cuenta que Alejandro había pintado una vida que en realidad no llevaba. El joven puso algunas excusas sobre venta de casas, mudanzas imprevistas y el romance continuó.
Hace 14 meses Romina quedó embarazada. Alejandro Alegre decidió venirse a vivir a Mendoza, más exactamente a la casa materna de Romina, la de Adriana Sondermann, ubicada en el barrio Córdoba. Adriana, para ayudar a la pareja, decidió que Alejandro fuera a trabajar con ella en el local metalúrgico de Boulonge Sur Mer 578. Le dio el trato de yerno y, como tal. Alejandro tuvo copia de las llaves del negocio y libertad en sus horarios.
Pero la relación de la pareja comenzó a deteriorarse. Las constantes mentiras casi enfermizas de Alejandro habían alertado a Romina y. muchas veces, enojado a Adriana. Además el joven viajaba constantemente a Santa Fe con alguna excusa y por lo general usaba la plata de los Sondermann para afrontar los gastos.
Hace 5 meses atrás nació el hijo de Romina y Alejandro y su padre le dio su apellido, pero al poco tiempo la relación terminó por romperse y el joven se volvió a Cañada de Gómez, aunque viajaba cada tanto para ver a su hijo. Aun así, las mentiras enfermizas de Alejandro continuaron. A esta altura, viendo el sufrimiento de su hija, Adriana detestaba al muchacho.
Una de las últimas mentiras más recordadas en la familia es esta: Desde Cañada de Gómez Alejandro Alegre había anunciado que en el próximo viaje a Mendoza le llevaría una cuna a su hijo, para el que todavía no había mandado un solo centavo de cuota alimentaria. Había dicho que la cuna le había salido más de $2.000 y que eso le había impedido mandar la plata. Cuando apareció tiempo después en San Martín llegó sin la cuna y dio la siguiente excusa: Que la mueblería donde la había comprado se había incendiado y que la cuna se había hecho cenizas.
Lo que supone la Justicia es que para Alegre los Sondermann eran una tabla de salvación. Una seguridad económica para su vida. Cuando todo comenzó a derrumbarse el joven cambió las mentiras por la agresividad y las amenazas. Hay una denuncia en un juzgado de Familia de San Martín por estos casos y más de 10 amenazas que quedaron grabadas en el teléfono de Romina y sobre las que ya tiene copia la Justicia.
Entre tanto en Cañada de Gómez volvió a intentar ganarse la vida. Un aviso puesto por el en un perfil grupal de Facebook a fines de mayo pasado dice: “Se ofrece servicio de albañilería, construcción en general, colocación de cerámicos, aberturas, membranas. Trabajos a tu presupuesto y financiamiento para tu comodidad, contactar al…”.
El crimen
Alejandro Alcides Alegre tenía copias de las llaves del negocio de Adriana Sondermann. Quizá las haya usado o tal vez ingresó por los fondos, por calle Albuera. Si alguien lo vio no llamó la atención su presencia. Era un muchacho conocido y relacionado con la dueña del lugar. Los tres perros no le ladraron cuando lo vieron ingresar. Lo conocían.
Adriana Sondermann llegó a las 8.55 al portón negro de Boulonge Sur Mer 578. En su casa de la calle Córdoba había quedado Romina con su bebé. La joven sabía por algún mensaje que Alejandro podría llegar esa mañana a San Martín para ver al niño, pero ella no lo quería recibir porque ya le tenía miedo. No iba a responder a la puerta, si es que aparecía.
Adriana entró a las 8.55. No bien cerró el portón  recibió el primer golpe en el cabeza con un fierro. Después vinieron 5 o 6 más, que le fracturaron el cráneo y la mataron. Ya estaba en el suelo. Luego recibió entre 7 y 8 patadas en la región intercostal izquierda. Finalmente le atravesaron un hierro en la nuca. Un hierro de construcción de 12 milímetros, cortado en un ángulo de 45 grados. Antes o después rayaron una puerta de chapa interna para despistar a la policía: “Carlos: pagá lo que debés o siguen tus hijos”.
A las 10 de la mañana Alejandro Alegre pasó por la casa de los Sondermann, a ver a Romina y a su hijo. Golpeó la puerta varias veces. Romina no lo atendió. Estaba adentro en silencio. Tenía miedo. Finalmente Alejandro se fue. Luego Mandó un mensaje diciendo que regresaba a Santa Fe. Cerca de las 13, después de haber intentado comunicarse inútilmente por teléfono con su madre, Romina fue hasta el local comercial. Allí la encontró muerta. No pensó en Alejandro inmediatamente pero, horas después, le mandó un mensaje: “¿Vos tenés que ver algo con esto?”. Alejandro no le contestó. Nunca más supieron de él.
El dato
Adriana fue asesinada un viernes, el sábado velaron sus restos y fue inhumada a las 15 de ese día. Una hermana que vive en Neuquén viajó de urgencia para verla y se hospedó en la casa de la calle Córdoba junto a Romina y su bebé, el hijo menor de Adriana, Valentín (10) y su viudo, Luis Salinas. Allí se enteró de toda la convulsionada vida de Romina con Alejandro. A la mujer se le ocurrió la posibilidad de que Alejandro merecía ser investigado y se lo comentó a su hermano Carlos Sondermann y este a su vez lo informó a la fiscal Fernandez Poblet. Luego vino un paciente trabajo de reunir pruebas hasta que estas justificaran y sostuvieran el dictado de la orden de detención.
Los hermanos Sondermann
“Si yo le debiera algo a alguien y hubiera recibido semejante mensaje ¿te crees que estaría caminando por la calle, haciendo mi vida como siempre?, le explicaba una y otra vez a sus amigos Carlos Sondermann en estos días. Es cierto. El empresario no cambió ni un ápice su rutina, no buscó custodia, no viajó fuera de la provincia ni se escondió. “No le debo un centavo a nadie. Las cuentas están en orden y en blanco. Todo lo tiene mi contadora”, repitió mil veces.
A muchos les llamó la falta de emoción que demostró Carlos cuando se enteró del asesinato de su hermana. En realidad la relación entre ellos nunca fue buena y empeoró más después de la división de la herencia del padre, Otto Sondermann. “Adriana tenía un carácter muy difícil. Siempre que nos justábamos terminábamos discutiendo”, ha contado. En realidad muchos en San Martín recuerdan el carácter fuerte de la mujer.
Las otras dos hermanas no viven en Mendoza. Una está radicada en Neuquén y la otra en Italia. De los cuatros Carlos es el único que ha multiplicado lo que recibió como herencia. Al resto de la familia no le ha ido tan bien o, al menos, no le ha interesado generar más fortuna.

Sábado 14 de junio
Incendio
Siendo las 14:30 hs personal de Comisaria Segunda se hacen presentes en una vivienda  ubicada en calle Callao al 500 de esta ciudad, donde habita la llamada JULIETA COLOMBO, de 28 años de edad, junto a su familia  y que por causas que se tratan de establecer se produjo un incendio. En el lugar se hizo presente una dotación de Bomberos Voluntarios a los fines de sofocar el foco ígneo. Se hace constar que al momento incendio no se hallaba ningún morador  por lo cual no hubo personas lesionadas.
 
Detención de un ciudadano cañadense imputado en una causa en la provincia de Mendoza
Personal de esta Unidad Regional  presto colaboración a  personal de la Dirección de Inteligencia Criminal de la policía de la provincia de Mendoza a los fines de cumplimentar Oficio emanado por Juzgado en lo Penal de Instrucción de esta ciudad a requerimiento del Juez de Garantía de la 3ra Circunscripción de esa provincia , en relación a la causa caratulada Homicidio Simple, Victima Adriana Sonderman de fecha 22/06/2012, procediéndose al allanamiento de un domicilio de zona sur de esta ciudad como así también a  la detención de un masculino de 25 años de edad, quien se halla imputado del hecho mencionado.
 
Domingo 15 de julio
 
Oliveros: Accidente fatal y esclarecimiento de un robo
Siendo las 06:40 hs  a  raíz de un llamado telefónico personal de Comisaria 12da-Oliveros se constituyen en Ruta Nacional Nº 11 Km. 346 donde constatan que se había producido un accidente de transito protagonizado entre una pick up marca TOYOTA HILUX color gris, conducida por un masculino  de 30 años de edad, domiciliado en la provincia de Tucumán, quien se encotraba acompañado por dos jóvenes de 21 y 22 años, desplazándose hacia la provincia de Santa Fe,  y por causas que se tratan de establecer colisionó con una motocicleta  110 c.c.  conducida por MARCELO ZANABRIA, 19 años de edad, domiciliado en Granadero Baigorria, quien era acompañado por BRIAN DOTARIO, de 17 años de edad, domiciliado en la ciudad de Rosario, desplazándose los mismos  en el sentido contrario a la pick up, quienes fallecieron en forma instantánea, en tanto los ocupantes del otro rodado resultaron ilesos.
A raíz de la colisión anteriormente mencionada personal policial, establecieron que en el lugar del siniestro se hallaba una motocicleta marca MOTOMEL SQUAR 250 c.c., color negro, que había sido denunciada como sustraída minutos antes desde un bar ubicado en Villa La Ribera, por el señor JOSE ANTONIO TREVISAN, de 58 años de edad, domiciliado en Timbúes, por lo cual se procedió a la detención de quienes poseían el rodado, siendo estos tres masculinos de 18 ,20 y 21 años de edad, domiciliados dos en Capital Bermúdez y el restante en Granadero Baigorria,
 

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acusado de abusar de su nieta, se le dictó prisión preventiva 0 200

Un hombre de 55 años, oriundo de Las Parejas, fue aprehendido en el curso de la semana, y este viernes se le dictó una prisión preventiva por 30 días. La Fiscal Gabriela Lescano actúa en el caso en el que el detenido fue imputado por abusos sexual calificado por el vínculo, del que fuera víctima su nieta de 11 años.
De acuerdo a información extraoficial, el hecho delictivo fue cometido el viernes 11 de noviembre, cuando la familia realizó la denuncia en la Comisaría de la Mujer.

Fuente: Contacto 100.9

La presencia de humo motivó alarma y Bomberos en un sanatorio 0 206

Pasadas las 17 de este miércoles, un llamado del Sanatorio Regional dando cuenta de la presencia de mucho humo en la zona de cirugía, consultorios y administración, motivó la alarma de Bomberos. Al llegar al lugar, se comprobó que la razón del humo se hallaba en el área de esterilización, debido a la presencia, sobre una estufa, de un envoltorio conteniendo gasas, y otro con vestimenta utilizada para cirugías.
Inmediatamente se retiró el material que producía el humo, y comenzó la tarea de ventilación en las zonas afectadas del edificio, incluida la de internación, aunque de manera preventiva, ya que allí no había llegado el efecto del humo.

Sí se produjo auto evacuación de personal y pacientes desde consultorios y administración, también por prevención, y se comprobó que no hubo lesionados en ninguna de las áreas del establecimiento.

Most Popular Topics

Editor Picks