El PJ cañadense a 41 años de la muerte de Juan Domingo Perón 0 123

La agrupación política, en un mensaje firmado por su secretario general Marcelo Cogno, se asocia a la conmemoración expresando que “las banderas de su movimiento siguen flameando más fuerte que nunca porque en su legado está la felicidad de los argentinos”.

Mensaje del PJ de Cañada de Gómez:

Hoy 1º de julio  conmemoramos el 41º aniversario del fallecimiento del Presidente Juan Domingo Perón. Aquella fría jornada de 1974, los peronistas no sólo habíamos perdido a nuestro líder sino que se nos había dormido ese gran conductor que tenía como meta llevar al pueblo argentino hacia la máxima felicidad.

Con Perón muchos tuvieron su primer trabajo, con Perón muchos construyeron su primer hogar, con Perón muchos pudieron tener un título universitario, con Perón el obrero fue respetado y valorado como ser humano y no como esclavo, con Perón tuvimos hospitales, con Perón tuvimos energía, con Perón fuimos un país grande, soberano y justo.

Fue amado y odiado, fue como lo definiera John W. Cooke, el “hecho maldito del país burgués”, fue el hombre que se enamoró de Evita y fue ella, que junto a él, moldearon después de aquel glorioso 17 de octubre ese gran movimiento llamado “Peronismo”, que dio impulso a un movimiento popular y obrero que tuvo el indeleble sello del estado nacional.

Hoy ese gran movimiento, comandado por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, fue quién enarbolando aquellas viejas banderas del peronismo se pudo estatizar las jubilaciones, recuperar Aerolíneas Argentinas y los Ferrocarriles, renacieron las industrias y se respetó nuestra soberanía económica entre cientos de logros más. Este proyecto nacional y popular, que seguramente continuará con el compañero Daniel Scioli, no hace más que respetar aquellas palabras del General Perón, que decía “El peronismo no es un partido político: es un movimiento nacional, donde todos somos modestos servidores y nadie se cree más de lo que es ni menos de lo que debe ser, un movimiento en el cual somos todos para uno y uno para todos”. Y a eso estamos llamados, a ser servidores de la patria, pensando en el mañana pero sobretodas las cosas proyectando que país queremos para nuestros descendientes.

Y también tenemos que estar orgullosos de ser peronistas los cañadenses, porque juntos en este movimiento encabezado y liderado por la compañera Stella Clérici, Cañada de Gómez hoy tiene su segundo parque industrial con más trabajo y futuro para nuestros vecinos, tenemos dos playones deportivos donde miles de niños pueden disfrutar del aire libre en paz y con amor, tenemos más de 300 cuadras de pavimento y otras tantas de mejorado para mejorarle la calidad de vida a los cañadenses, tenemos una presa que nos cuida y protege de posibles inundaciones y porque tenemos Cultura, Educación y Salud para todas y todos los habitantes de nuestras ciudad.

Por eso, a 41 años de la partida de Juan Domingo Perón, debemos sentirnos orgullosos, que las banderas de su movimiento siguen flameando más fuerte que nunca porque en su legado está la felicidad de los argentinos.

 

Marcelo Cogno

Secretario General PJ Cañada de Gómez

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Casalegno tendrá la presidencia del Concejo 0 819

Carina Mozzoni dejó la presidencia del Concejo, a la vez que creó su propio bloque, Frente Juntos.
La decisión de Mozzoni rompió la mecánica habitual que suelen tener las votaciones por autoridades, y también la mayoría que exhibió hasta ahora el oficialismo.
Marcelo Casalegno será el nuevo presidente del cuerpo, Matías Chale vicepresidente 1º y Franco Mazzoli Vice 2º, estos dos últimos fueron votados por la hasta ayer titular del Concejo.

Se cumple un nuevo aniversario de la muerte de Jorge Omar Albertengo 0 819

Por Ruben Eduardo Kelo Moreno

UN ABRAZO MILITANTE

Hoy es un día muy triste en mi militancia, siento un profundo dolor difícil de expresar, mi historia con él arranca en aquellos años 70, en los que si bien yo participaba en espacios de izquierda con el gran amigo (hermano) Gustavo, hijo de Aldo, un histórico del peronismo, como dirían en las choripaneadas de las básicas, eso hacía que participara en sus campañas internas complicadas y realmente partidas.
Entonces aparece un joven abogado en la escena política , y se preguntaban ¿quién es ese Albertengo que nombran tanto, lo conocés?. Si lo veo sí, pero no me doy cuenta decían en el los barrio. El Quique, respondían, en esos sonoros actos públicos de campaña con palcos, donde era un orgullo estar.

Recuerdo esa asamblea donde faltaba el aire de la cantidad de militantes. Fue en el edificio donde actualmente está la Terminal de ómnibus. Entonces nacía un dirigente que iba a marcar mucho la política peronista de Iriondo: Jorge Omar Albertengo, quien ganó las elecciones con la fusta bajo el brazo.

El contaba siempre con orgullo que cuando llegó el golpe del 76 le revisaron todos los papeles, pero su honestidad era más fuerte, lo que está guardado en un acta que apareció hace un par de años, en la que consta su prolijidad política.

En el 82 vuelve a florecer la militancia reprimida durante tantos años de dictadura, se formaron las juventudes políticas. Me incorporé a la JP (a una de tantas), vuelve el Quique a la Intendencia, siempre recordada su gestión por la cantidad de obras.

Fui su cuestionador, ja, largas discusiones en las que se paraba y discutía y respondía, uno viajaba y cuando decía que era de Cañada y se encontraba con algún compa decían: Ah, de los pagos de Albertengo, ¡qué dirigente el Quique!

Ese respeto hizo que dejara tanto para la ciudad, quien le iba a decir que no, realmente es tan difícil no sentir este dolor con tantas enseñanzas. Hoy con el tiempo entiendo su ideal, su claridad en cada crisis, hacía el seguimiento de toda la política con un sentido de ubicación, hoy uno ve que no estaba equivocado, le tocó luchar con la enfermedad -que lo último que mata es el cerebro- y se la peleó lindo; me decía uno de sus hijos “Al Quique le haría falta un cuerpo joven porque su cerebro está intacto”

Querido compañero Quique Albertengo, sólo quiero darte un fuerte abrazo militante y decirte que llevaré siempre vivo en mi corazón tu frase: “Estamos todos locos, cuándo vamos a entender que la que manda es la política, lo otro no solucionará los problemas de la gente, descubrirás la razón de la vida y de la muerte, los buenos políticos nunca mueren, siguen militando donde están ausentes las necesidades”

La muerte llama, uno a uno, a todos los hombres y a las mujeres todas, sin olvidarse de uno solo -¡Dios, qué fatal memoria!-, y los que por ahora vamos librando, saltando de bache en bache como mariposas o gacelas, jamás llegamos a creer que fuera con nosotros, algún día, su cruel designio.
CAMILO JOSÉ CELA

 

Most Popular Topics

Editor Picks