En un comunicado, el justicialismo local cargó sobre el socialismo y el gobierno provincial 0 212

A éste lo caratula como “una vergüenza nacional”, y al socialismo le endilga “incompetencia para gobernar”. Expone sobre el hecho puntual de la renuncia de Tognoli a la jefatura de policía, pero avanza sobre otros temas, como el défici

Este es el comunicado del PJ;
BONFATTI, TOGNOLI Y EL MAL GOBIERNO SOCIALISTA
Durante la semana pasada el gobierno de la provincia de Santa Fe demostró una vez más ser una vergüenza nacional al hacerse públicas las imputaciones al hasta entonces jefe de la policía provincial Hugo Tognoli, de complicidad con el narcotráfico, designado en ese importantísimo cargo por el gobernador Antonio Bonfatti.  
Estas imputaciones fueron ya oficiales, porque las denuncias existían desde hace mucho tiempo y desde hace más aún las sospechas generalizadas, sin que el gobierno provincial hiciera absolutamente nada para corregirlo, sumiendo así en una indefensión cada vez mayor a los habitantes de la provincia que están a merced de las bandas de delincuentes sin que el gobierno de la provincia tenga una adecuada política de seguridad.
El Partido Socialista ya nos tiene acostumbrados a su incompetencia para gobernar, pero grande fue nuestra sorpresa ante el cinismo manifestado la semana pasada, ya que en lugar de ocuparse de tratar de paliar los múltiples problemas que han generado en estos años mandan a sus representantes locales a cuestionar con total cinismo la transparencia de la gestión de la Municipalidad de Cañada de Gómez, con argumentos falaces reiteradamente refutados. A esta altura tampoco nos sorprenden esas mentiras, ya que poca coherencia  puede esperarse de un partido de derecha que se autodenomina “socialista”.
En lugar de mandar a estos patéticos personajes a atacar con argumentos absurdos, el gobernador Bonfatti debería responder al pueblo de Cañada de Gómez y empezar a corregir:
1.- Por qué mantuvo como jefe de la policía provincial durante tanto tiempo a alguien acusado de ser partícipe del narcotráfico.
2- Por qué en nuestra ciudad, en menos de un año tuvimos reiterados cambios en la Jefatura de Drogas Peligrosas y sobre todo cuando el accionar de los mismos era altamente positivo.
3.- Por qué a pesar de los reiterados reclamos del gobierno y pueblo de Cañada de Gómez y del resto de la provincia de Santa Fe, jamás acompañados por la gente de su partido que vive en esta ciudad ni por los Concejales de su frente electoral, nunca implementaron una política de seguridad que tienda a prevenir y proteger a los ciudadanos del crimen.
4.- Por qué después de haber recibido en 2007 una provincia con superavit fiscal, un fondo anticíclico de reserva, 2000 millones de pesos de esa época (sin contar el ajuste por inflación y una enorme cantidad de obras públicas en marcha, hoy , cinco años después, a pesar de haber aplicado sucesivos impuestazos y tarifazos y teniendo un ingreso que triplica o cuadruplica el que tenía la provincia hasta 2007, el socialismo dejó a la provincia “rascando el fondo del tarro para pagar los sueldos” según las lamentables palabras del propio gobernador, en medio de una crisis de inseguridad sin precedentes, con bajísimo nivel de obras, y con una larguísima lista de deficiencias que no viene al caso reiterar en este momento.
5- Por qué abusaron de nombramientos, sin previos concursos, de amigos y familiares en puestos públicos de trabajo y en lugares claves como el Hospital San José, IAPOS, Secretaria de Trabajo, Gabinete Joven, Vivienda y Urbanismo y en Tribunales. Cuando asumió el socialismo la planta provincial de funcionarios públicos apenas superaba los 350, al día de hoy hemos superado los 1400. 
6.- Por qué señor gobernador, a pesar de los reiterados reclamos por la pésima calidad del agua que la empresa provincial bajo su responsabilidad provee a los cañadenses, nos sigue obligando a tener agua con altos niveles de arsénico.
7.- Por qué negó y sigue negando las viviendas a nuestros docentes mientras que el Municipio les donó los terrenos.
Señor Gobernador, los santafesinos necesitamos un gobierno que solucione los problemas, que mejore la calidad de nuestras vidas, que nos garantice seguridad y por sobre todas las cosas necesitamos honestidad y transparencia en su gestión. Y los cañadenses le pedimos que respete nuestra historia, fuimos, somos y seremos una ciudad pujante y para nada merecemos la atroz discriminación que sufrimos de su partido y de su gobierno.
 
D.I. Marcelo Cogno – Secretario General PJ – Cañada de Gómez
Sra. Georgina Cechetto – Secretaria Adjunta  PJ – Cañada de Gómez
Ps. Carina Mozzoni – Secretaria General Departamental PJ – Iriondo

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Libertad solo puede garantizarse en un Estado de Derecho 0 455

Prensa En el Recinto. El secretario General del Partido Socialista de Cañada de Gómez, Dr. Hernán López, se manifestó respecto a La Noche de los Lápices y a las declaraciones del concejal Franco Mazzoli.

Días atrás, se recordaron los 45 años de la llamada “Noche de los lápices”. El 16 de septiembre de 1976 y en días sucesivos, a menos de seis meses de instaurada la última dictadura, un grupo de jóvenes fueron secuestrados en la ciudad de La Plata, a 60 kilómetros de la capital argentina, por miembros de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. 

Muchos de ellos, habían participado, durante la primavera de 1975, en las movilizaciones que reclamaron y obtuvieron el Boleto Estudiantil Secundario. Y, como lo destaca un reciente estudio realizado por la Juventud del Partido Socialista coordinado por Sandra Raggio: “La escuela se convirtió en un blanco prioritario de la represión y fue pensada como un dispositivo de esta. Para las Fuerzas Armadas la institución escolar era un lugar para el adoctrinamiento y disciplinamiento social”. 

Esa dictadura –la más sangrienta de nuestra historia, que comenzó el 24 de marzo de 1976 y acabó el 10 de diciembre de 1983-, acabó con el estado de derecho y suprimió todas las garantías constitucionales, provocando miles de muerto/as, desaparecido/as, apropiación de niños y niñas, torturado/as, y la aplicación de un plan económico que, al tiempo que desmanteló el aparato productivo, sumió en la pobreza a grandes sectores del país.  El golpe contra el gobierno democrático, fue la continuidad del golpe de 1930, de 1955 – casualmente un 16 de setiembre -,  y de  1966, aunque sin duda el de 1976 fue el más trágico. 

Tan cierto es esto, como también es cierto que los argentinos no hemos sabido o podido, en el período democrático reinstaurado en 1983, resolver la mayoría de nuestros problemas. Seguramente no será cuestionando comprobados e irrefutables hechos del pasado, condenados tanto nacional como internacionalmente, como los argentinos tendremos la posibilidad de reencontrarnos para forjar un futuro mejor. Por eso, ante el agravamiento de nuestras crisis y las voces que aparecen añorando un pasado nefasto,  creemos que se hace imprescindible acordar entre todos los actores de la vida política y social de nuestro país, un mínimo de puntos en común que posibilite tener un proyecto de Nación, que nos dé a los argentinos un horizonte de esperanza.

Victor Cantarini responde a Mazzoli desde su lugar dentro de la Comunidad Educativa 0 918

Redacción En el Recinto “Como militante social y político, y por participar en las propuestas y reclamos de la comunidad educativa de la región, como ha sido tema el Servicio de Transporte Público de Pasajeros, ante la presentación de un video del Concejal Franco Mazzoli, queremos expresar nuestro repudio por expresar algo irreal y tergiversado de sus argumentos”, expresó Victor Cantarini, “recordamos que lo que sucedió fue en un gobierno de facto siendo una dictadura militar más sangrienta de nuestra Argentina, donde las garantías constitucionales estaban suspendidas y donde el régimen militar cometió todo tipo de atrocidades, desde secuestro, tortura, apropiación de bebes y desaparición forzadas de las personas, como él robo sus bienes”. 

“Hecho que ocurrió el 16 de septiembre de 1976 y días sucesivos, que un grupo de jóvenes fueron secuestrados en la ciudad de La Plata, a 60 kilómetros de la capital argentina, por miembros de la Policía de la Provincia de Buenos Aires. Eran los primeros meses de la dictadura cívico-militar que acabaría en diciembre de 1983. La fecha quedó grabada en la memoria colectiva como “La noche de los lápices”. La mayoría de los jóvenes tenía militancia política en la Unión de Estudiantes Secundarios y en la Juventud Guevarista. Muchos de ellos habían participado, durante la primavera de 1975, en las movilizaciones que reclamaron y obtuvieron el Boleto Estudiantil Secundario”, completó.  

Para finalizar, Cantarino remarcó: “Las palabras del concejal Franco Mazzoli, expresan la ideología de un grupo político anacrónico , antidemocrático que manchan nuestra democracia, a nuestra Constitución Argentina y la memoria de nuestras víctimas por lo que el país dijo Nunca Más, es Nunca Más”.

Most Popular Topics

Editor Picks