Ganaron Clérici, Rasetto y Mozzoni 0 186

En sus respectivas categorías, se impusieron con autoridad. La intendenta renovó su mandato con más del 50% de los votos, Rasetto ganaba en la ciudad con un porcentaje similar, y la actual secretaria de Gobierno le sacó tres mil votos al candidato de la oposición. Buena elección de Matías Chale.

De acuerdo a los resultados provisorios, y de mantenerse éstos, el FpV obtendría un tercer concejal. mientras que el Frente Progresista renovaría su cargo.

En tanto, Hugo Rasetto ampliaba aún más su ventaja obtenida en Cañada, si se consideraban los votos en el resto del departamento.

Por otro lado, el sólido triunfo de Stella Clérici opaca la buena performance de Matías Chale, quien alcanzó el 40% de los votos.

 

Resultados provisorios en Cañada de Gómez:

Intendente:

FpV 10307
Frente Progresista 7735
Frente Renovador 497
Blanco 405
Otros 468

 

Senador
FpV 3363
Frente Progresista 10468
PRO 2406
Frente Renovador 604
Frente Izq 527
Partido Celeste y blanco 425
Blanco 1049
Otros 566

 

Concejal
FpV 8343
Frente Progresista 5394
PRO 2021
Frente social y Popular 458
Frente Renovador 1480
Celeste y Blanco 467
En blanco 683
Otros 525

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Casalegno tendrá la presidencia del Concejo 0 853

Carina Mozzoni dejó la presidencia del Concejo, a la vez que creó su propio bloque, Frente Juntos.
La decisión de Mozzoni rompió la mecánica habitual que suelen tener las votaciones por autoridades, y también la mayoría que exhibió hasta ahora el oficialismo.
Marcelo Casalegno será el nuevo presidente del cuerpo, Matías Chale vicepresidente 1º y Franco Mazzoli Vice 2º, estos dos últimos fueron votados por la hasta ayer titular del Concejo.

Se cumple un nuevo aniversario de la muerte de Jorge Omar Albertengo 0 852

Por Ruben Eduardo Kelo Moreno

UN ABRAZO MILITANTE

Hoy es un día muy triste en mi militancia, siento un profundo dolor difícil de expresar, mi historia con él arranca en aquellos años 70, en los que si bien yo participaba en espacios de izquierda con el gran amigo (hermano) Gustavo, hijo de Aldo, un histórico del peronismo, como dirían en las choripaneadas de las básicas, eso hacía que participara en sus campañas internas complicadas y realmente partidas.
Entonces aparece un joven abogado en la escena política , y se preguntaban ¿quién es ese Albertengo que nombran tanto, lo conocés?. Si lo veo sí, pero no me doy cuenta decían en el los barrio. El Quique, respondían, en esos sonoros actos públicos de campaña con palcos, donde era un orgullo estar.

Recuerdo esa asamblea donde faltaba el aire de la cantidad de militantes. Fue en el edificio donde actualmente está la Terminal de ómnibus. Entonces nacía un dirigente que iba a marcar mucho la política peronista de Iriondo: Jorge Omar Albertengo, quien ganó las elecciones con la fusta bajo el brazo.

El contaba siempre con orgullo que cuando llegó el golpe del 76 le revisaron todos los papeles, pero su honestidad era más fuerte, lo que está guardado en un acta que apareció hace un par de años, en la que consta su prolijidad política.

En el 82 vuelve a florecer la militancia reprimida durante tantos años de dictadura, se formaron las juventudes políticas. Me incorporé a la JP (a una de tantas), vuelve el Quique a la Intendencia, siempre recordada su gestión por la cantidad de obras.

Fui su cuestionador, ja, largas discusiones en las que se paraba y discutía y respondía, uno viajaba y cuando decía que era de Cañada y se encontraba con algún compa decían: Ah, de los pagos de Albertengo, ¡qué dirigente el Quique!

Ese respeto hizo que dejara tanto para la ciudad, quien le iba a decir que no, realmente es tan difícil no sentir este dolor con tantas enseñanzas. Hoy con el tiempo entiendo su ideal, su claridad en cada crisis, hacía el seguimiento de toda la política con un sentido de ubicación, hoy uno ve que no estaba equivocado, le tocó luchar con la enfermedad -que lo último que mata es el cerebro- y se la peleó lindo; me decía uno de sus hijos “Al Quique le haría falta un cuerpo joven porque su cerebro está intacto”

Querido compañero Quique Albertengo, sólo quiero darte un fuerte abrazo militante y decirte que llevaré siempre vivo en mi corazón tu frase: “Estamos todos locos, cuándo vamos a entender que la que manda es la política, lo otro no solucionará los problemas de la gente, descubrirás la razón de la vida y de la muerte, los buenos políticos nunca mueren, siguen militando donde están ausentes las necesidades”

La muerte llama, uno a uno, a todos los hombres y a las mujeres todas, sin olvidarse de uno solo -¡Dios, qué fatal memoria!-, y los que por ahora vamos librando, saltando de bache en bache como mariposas o gacelas, jamás llegamos a creer que fuera con nosotros, algún día, su cruel designio.
CAMILO JOSÉ CELA

 

Most Popular Topics

Editor Picks