Se produjeron varios hurtos en distintos puntos de la ciudad 0 224

Entre ayer y hoy fueron denunciados robos de bicis y motos estacionados, así como ingresos ilegales a viviendas, en varios sectores cañadenses.

La lista de denuncias comenzó este miércoles a las 10.30, con un hecho ocurrido en calle Castelli al 1000, donde el propietario de un vehículo utilitario descubrió que le habían robado el GPS del interior del mismo, y del frente de su casa una garrafa. El autor fue identificado por el denunciante, y ahora la policía lo busca.

Pocos minutos después, de un coche al que su dueño había dejado estacionado en Pellegrini y Rivadavia, se llevaron un taladro que estaba en el interior del vehículo.

Ya en las primeras horas de la tarde del miércoles, una mujer fue despojada de su bicicleta, que se encontraba sobre la vereda, en Ocampo al 300. Más tarde, un hombre que vive en Colón al 400 denunció el robo de una  moto Yamaha Crypton, estacionada en el frente de su domicilio.

 Temprano en la mañana de este jueves, tras una denuncia telefónica, la policía detuvo a un joven de 19 años, quien poco antes había ingresado a una casa lindera a la escuela Pedro Reün, llevádose algunos utensilios que le fueron encontrados en su poder y fueron reconocidos por los propietarios de la vivienda.
Posteriormente a los trámites de rigor, quedó en libertad por orden de la fiscalía.

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Robaron en un edificio desocupado y se llevaron hasta muebles 0 589

Un robo en el que necesariamente se utilizó un vehículo grande, tuvo lugar este jueves en la esquina de Necochea y Moreno en un edificio actualmente desocupado.
El propietario encontró que una puerta que da a Necochea había sido violentada, y del interior los delincuentes se llevaron tres ventiladores de techo y otros tantos juegos de grifería, además de un sillón y un escritorio.

Rompieron el vidrio de un auto y robaron material médico 0 297

Un hombre que había dejado su coche, un Ford Ka, estacionado frente a su domicilio ubicado en Brown a la altura del 800. Este jueves alrededor de las 2 de la mañana, escuchó sonar la alarma del vehículo, y al salir descubrió que el vidrio delantero izquierdo estaba destrozado, y del interior se habían llevado un kit de monitoreo inalámbrico de glucemia, elemento de control fundamental para quienes sufren dolencias como la diabetes.

Most Popular Topics

Editor Picks