18-05-2017 | Entrevistas

“Queremos ganar el domingo para vengarnos de las derrotas diarias en el partido de la vida”

Sergio Levinsky, periodista, escritor y sociólogo, presentó el último de sus libros, “AFA, el fútbol pasa, los negocios quedan”, en el que desgrana los oscuros secretos de nuestro fútbol, un asunto que atañe a una sociedad para la que es mucho más que un juego o un espectáculo deportivo.

Levinsky habló casi una hora sin parar, en la que describió minuciosamente los tejes y desmanejes que sumieron a nuestro juego nacional en una nueva y profunda crisis, la que está lejos de ser la primera. Por lo contrario, el periodista enumeró las épocas en las que el pésimo manejo institucional llevaron a callejones de los que costó mucho salir, si bien siempre se lo hizo a medias.

 

En la charla ofrecida en la Casa del Senado, actividad organizada por el senador Rasetto y los concejales Chale, Mauroni y Travaglino, el invitado dejó información, enseñanzas, e innumerables y ricas anécdotas.

 

Algunos de los conceptos:

 

“Finalmente el gobierno nacional es el dueño del fútbol. Por un lado, le cedió el negocio televisivo a Clarín, cuando los dirigentes ya habían acordado con Turner, y por el otro deja abierta la ventana a que los clubes puedan convertirse en sociedades anónimas, algo que Mauricio Macri intentó a comienzos de los ’90, cuando ni siquiera había sido dirigente de Boca. Entonces no lo logró, hoy detenta el máximo poder de la Argentina.”

 

“A Grondona, tras su muerte, la mayoría le achaca numerosos errores. Pero nadie le marca el mayor de sus falencias: no haber utilizado su poder absoluto para modificar estructuras obsoletas”.

 

“Dos preguntas: por qué Argentina tardó tanto en ganar un Mundial, siendo una potencia, y por qué no organizó antes ese torneo? El histórico desmanejo del fútbol argentino hizo que antes que nosotros, por una u otra razón, lo hicieran Uruguay, Brasil, Chile y México”.

 

“Antiguamente, los equipo jugaban, el DT era un tipo que pocos conocían y que posaba en la foto junto a los jugadores, con un buzo que ostentaba en el frente una E enorme. Si un cuadro perdía tres partidos al hilo, los hinchas rompían el carnet del club y pedían que renunciara la comisión.”
“Después se inventaron los Directores Técnicos, que vienen a ser como los primeros ministros de las democracias europeas. Si el equipo se desbarranca y pierde tupido, echan al primer ministro, no al presidente, y listo”.

 

En el medio hubo muchas –y sabrosas- anécdotas sobre Messi, Maradona, el mundial del 90 y el del 94, cuando a Diego “le cortaron las piernas”, la verdadera historia de su doping positivo, los vaivenes de las actuaciones argentinas en la historia, y el escandaloso trajinar de AFA desde la muerte de Julio Grondona, los arreglos bajo la mesa, y el juego del poder sobre un tema como el fútbol que, se ha dicho, no es un más para los argentinos “que pierden por goleada seis días a la semana en el partido de la vida, y necesitan ganar a toda costa el fútbol del domingo”.

 

IMPORTANTE. Otrodía.com NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, Otrodia.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Galería de Imágenes

Mototour Samalea Fagés

Homenaje a Spinetta en el MAC

Séptimo encuentro Chevrolet

Las Tres Lunas 2017

Videos