Pocho 0 679

Se cumplen 18 años del asesinato de Claudio Lepratti, militante social muerto por la represión desatada en diciembre de 2001, cuando el país se hundía en una crisis interminable.

Querido e inolvidable Pocho:

Guardo recuerdos de tu bondad por el otro, la dulzura en tus charlas, el saludo y la mano extendida de apretada simple y sincera, el compartir el pan con tus queridos pibes del barrio con los que recorriste vida, la camiseta del glorioso Newell’s Old Boys de Rosario. Toda tu siembra seguirá viva y sí, realmente sos un ángel, un fuerte abrazo en donde estés, el universo es infinito y en algún lugar seguramente estarás mateando y preguntándote el porqué de esas balas que siguen matando con total impunidad, a las que nadie las quiere parar y siguen cargando sin importarles la vida del necesitado y de los que luchan por el otro.

Estuvimos compartiendo un seminario en el año 99 ,en General Roca (Río Negro), recuerdo Pocho como les cocinabas a los jóvenes que llevaste, compartías charlas, música, anécdotas y ese clima solidario que estaba siempre presente en tu andar, esa forma de explicar cosas que tenías, donde me contabas la construcción junto al Padre Montaldo, allá en el barrio Ludueña, y la mirada social del mismo.

A fines del año 99 llegaron tiempos de cambio de gobierno, donde el descontento marcaba una tendencia al triunfo del nuevo signo político: la Alianza, que resultó el verdugo de Pocho y tantas víctimas de la represión. En cada movida o encuentro el Pocho estaba presente, y como nos pasa con muchos cumpas hoy, compartimos el grito de los excluidos en la Plaza San Martín de Rosario junto a Rubén Naranjo, inolvidable militante comprometido por los derechos humanos, y tantos otros.

Recuerdo como si fuera hoy el encuentro casual frente al cine Village, parado con su bici charlamos un buen rato pero andaba con poco tiempo, se iba para el trabajo, pero igual me acompañó para que conozca y charle con el padre Montaldo, ese beso y mano y el “chau Moreno” seguirá siempre presente en mi memoria…
Pocho se convirtió en el ángel de la bicicleta y la impunidad en rey, pasaron 18 años de tu asesinato y la política de estos gobiernos anti populares siguen planteando represión como solución a la exclusión que sigue matando generaciones en vida. Que la memoria sirva para que la búsqueda política sea distribuir las posibilidades para incluir, y no policías con armas para control social, y para no repetir esta triste historia que sigue marcando un profundo dolor colectivo.

Querido Pocho, a los que luchan como lo hiciste vos se los lleva presente en cada lucha colectiva contra la injusticia, la que sigue creciendo impunemente.

Rubén Kelo Moreno

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mama Pacha ‘Madre Tierra’ 0 3351

Por: Ruben Eduardo Kelo Moreno

Alguna vez entenderemos que somos tierra, espiritual como ser y universo como evolución humana, junto a la caña con ruda macho pidamos a la madre tierra por los desocupados, por la inclusión social, por la no violencia, por la igualdad de posibilidades, para que la vida sea más importante que el oro, para recuperar derechos perdidos, para los sin techo, para que los seres tengan lo justo para vivir dignamente en igualdad, por la diversidad, por un medio ambiente sano, por alimentos sanos, por los animales, para amar lo colectivo,
Que las políticas de un Gobierno no sean para un grupo de especuladores que solo traen miseria al Pueblo, que no se utilicen las fuerzas del estado para reprimir al que se expresa cuando le quitan derechos, entender y aceptar que el que piensa diferente no es enemigo, que los seres nacemos en igualdad y que se superen los que practican la Aporofobia, que a la violencia no le sumemos más violencia, que los proyectos políticos estén basado en lo humano para que no fracasen, que el mundo no ponga fronteras políticas para cerrar puerta a los inmigrantes que los matan, maltratan y destruyen niños que saben de inocencia y no de violencias, que el hoy del amor a la pacha sea siempre y tomemos como cultura de vida que compartimos la Madre Tierra con todos.

El hombre es dueño de su destino y su destino es la tierra y él mismo la está destruyendo hasta quedarse sin destino.
Frida Kahlo

La colimba 0 1555

Por Rubén Kelo Moreno

Con respecto al tema de volver al servicio militar, es un proyecto -ajeno a la lógica que tiene que ver con la vida- que viene manejando el Diputado Olmedo, de la provincia de Salta, desde hace varios años, y con el que vuelve a la carga la ministra Patricia Bullrich, justamente en el momento de la Argentina hoy, cuando existe una especie de discriminación de gran parte de la sociedad, que se suma ante la necesidad de solucionar determinados problemas de manera ligera que van alimentando los distintos medios de comunicación como estrategia mediática en línea con los que mandan.

Ya veníamos analizando todos estos temas enganchados con el de la inseguridad, en cuanto a más cámaras y más policías; como si realmente esa fuera la solución. Estamos acostumbrados a atacar las consecuencias y no las causas. Creemos que es inviable. Y no lo decimos solamente algunos organismos de DD.HH sino que -también desde algunos sectores del ejército- precisamente el ex general Balza (cuando se planteó el año pasado) en su momento presentó un proyecto antes de la derogación por medio de un decreto del ex presidente Menem de terminar con el servicio militar obligatorio luego de la muerte del soldado Carrasco, pasando así a ser voluntario.
Insistir con esto, es retroceder ante los cambios que necesita la sociedad. Tiene que ver con las posibilidades y los proyectos de vida que tengan los jóvenes, esto no es de ahora.
Desde los comienzos de la democracia, lo único que encuentran es una sociedad vacía por falta de proyectos políticos de parte del Estado, que terminan en salidas como la de adicciones, violencia, angustia y desorientación. Hoy, esa sociedad está partida por la construcción de la violencia que se va profundizando hasta en las cosas simples.

Aquellos que creen que el servicio militar es una alternativa para los jóvenes que no están trabajando ni estudiando, creemos que se está ante una mirada errónea. Para aquellos que lo hicieron en su momento, eran otros tiempos y otra cultura; muchos creían que LA COLIMBA era “correr, limpiar y barrer” pero en realidad era un lugar de opresión, violencia y malas prácticas que nada tiene que ver con el crecimiento humano. Históricamente se han utilizado a los soldados desde el poder – no sería descabellado pensar que este gobierno que solo habla de represión para cubrir este proyecto de exclusión- ahora quisiera hacer lo mismo para utilizarlos contra la ciudadanía y sumarlos a las fuerzas de la inseguridad para controlar a los pobres. Estaría bueno preguntarles a los que pregonan estos tipos de proyectos qué solución les daría a los jóvenes cuando terminen el servicio militar en este contexto político liberal conservador.

La política debe realizar proyectos de vida para los jóvenes, volver a distribuir las posibilidades y no hablar de banalidades desde una mediocridad tal en los discursos simplistas y carentes de lógica que se escuchan en una gran mayoría de representantes con poder de decisiones. Las políticas que se vienen generando a través de los tiempos nos van llevando a estas tristes situaciones y a un vacio y angustia tan grande que incitan a una determinada violencia social como matar por un par de zapatillas, lastimar a los ancianos para robarles, el maltrato al medio ambiente y tantos hechos sumamente dolorosos. Vemos que se ha distorsionado tanto la parte humana y siguen proponiendo soluciones simplistas a la falta de políticas que tengan que ver con todos y no con sectores privilegiados.

Este problema es mucho más profundo y no lo va a solucionar un servicio militar esporádico; a estos sectores vulnerables va a generarles más dolor cuando tengan que soportar: por el mismo sistema perverso que hay ahí adentro, donde enseñan el desprecio a la vida humana, el mal trato hacia el otro, sabido y denunciado es lo que pasó en Malvinas con las torturas y vejaciones que sufrieron los soldados en la guerra.
Los jóvenes de estos tiempos conviven con la agresión y la violencia en los distintos lugares que concurren; por eso muchas veces desahogan angustias por caminos equivocados; sería bueno preguntarles y escucharlos para saber qué les pasa , que esperan de la vida y de nosotros, por donde creen que deben transitar sus proyectos de vida , pero no, es más fácil pensar por ellos, ponerles personajes violentos (pato bica )que los lastimen en boliche violando derechos y pasar muchas veces por situaciones límites discriminatorias

Hay una perversidad y violencia institucional desde el Estado en complicidad con municipios y gobiernos comunales que son alarmantes.
Los jóvenes siempre fueron parte de la política, por eso desaparecieron 30 mil; en los años 70 había otro compromiso y otra formación política, había otros proyectos de vida y otras miradas de la política, antes el que quería elegir trabajar trabajaba y el que quería estudiar también y había posibilidades- cuando se habla de posibilidades no se habla de una asignación, o un subsidio de 2 mil pesos como está hablando la CGT ahora, para dar como paliativo, no, se estamos hablando de de distribuir las posibilidades : de que las personas tengan abiertas las puertas, de las fabricas, universidades etc. , acorde con lo que genera nuestro país, no que se sigan llevando nuestros sueños.

Los 90 fueron un proyecto de los sectores de poder, nos llevó a esto, a despolitizar la dirigencia política a estas prácticas que estamos viviendo hoy , que nos dejó sin proyecto de vida ni política, hoy una consultora pone un presidente de la nación, antes con la militancia de los jóvenes, era inviable esto, porque todo se realizaba en los partidos políticos, el dirigente que subía tenía ese compromiso, volvía a la básica o al comité a exponer y a decir lo que estaba haciendo o dejando de hacer en un cargo público, hoy no , hoy una persona tiene dinero, se busca una consultora se arma su marketing, usa el escudo de un partido y se presenta sin ningún tipo de compromiso ni deber con nadie y menos dar explicaciones de sus actos, esto profundiza mas los problemas; antes se discutía se buscaban y elaboraban proyectos, nos enseñaban a elaborarlos desde la militancia se juntaban en mesas de discusiones unos buscaban los pro y otros los contra pero salía lo positivo basados en ideas consensuadas y cuando se generaba un proyecto político para la comunidad se defendía; hoy no se elaboran proyectos, hoy se improvisa como si gobernar fuera una medición de rating en TV; cabe preguntarse si el gobierno actual que subió hace algunos meses, tiene un proyecto político de país
La política se tiene que basar en la lógica, la vuelta del servicio militar es una cosa ilógica y se cae por su propio peso, como se está cayendo todo este tema de la inseguridad, que le han mentido a la gente que con cámaras y gendarmes se iban a solucionar los problemas, y vemos que no es así, al contrario, se está profundizando mas.
Lo del Servicio Militar es un globo de ensayo como tantos otros utilizado como distracción.

Hace mucho tiempo que venimos reflexionando y diciendo que es una vergüenza ver como un paisaje natural a los pibes comiendo de los tarros de la basura y ver tanta gente pobre sin rumbo por la calle después de todo el dinero que entro al país en todos estos años , después que volvimos a insertarnos en el mundo en el tema económico, que estemos retrocediendo así…ya que es muy triste la pobreza, lo peor que nos puede pasar es tener un pobre al lado en un país entre comillas que todos dicen que es rico y que la riqueza se la sigan llevando esos pocos grupos económicos que estuvieron siempre en golpes de estado en dictaduras, nos llenaron la casa de pobres y ahora los quieren aniquilar como si el único culpable fuera el pobre, siendo que los sectores populares le dieron al Estado para que les cuide la educación, la justicia y el estado se lo despilfarró les quitó todos los derechos y garantías les quitó el trabajo, la salud, el proyecto de vida, son muertos vivos en una sociedad que no genera ni trabajo ni educación ni salud y ahora los quieren marginar y castigar como si ellos fueran culpables de lo que nos está pasando. No son culpables, son víctimas y tenemos que pensar más en el otro como sociedad no ser tan simples en las miradas por que el otro somos todos.

Ruben Eduardo Kelo Moreno

Most Popular Topics

Editor Picks