Lo perseguían por un robo y se arrojó en bici al arroyo 0 99

Tras asaltar al drugstore de Lavalle y Schnack, alzándose con dinero, escapó en bicicleta hacia el sur. Perseguido por la policía, un hombre de 31 años se arrojó al arroyo intentando huir por su cauce, hasta ser detenido. Ocurrió a la una de este jueves.

El delincuente, tras amenazar con un arma de fuego a los empleados del drugstore de la ex estación de servicio Esso, de Lavalle y Schnack, se alzó con 300 pesos rumbo al sur, tripulando una bicicleta.
Avisado el comando radioeléctrico, dio con el sujeto a la altura de Iriondo y Callao. Haciendo caso omiso a la orden de detención, escapó siendo perseguido hasta el margen del arroyo, arrojándose al mismo aún manejando la bici. El plan de fuga no tuvo éxito, por lo que fue extraído del agua, y trasladado a la comisaría, donde se comprobó su identidad. Vive en barrio sur, y posee numerosos antecedentes penales.

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Frustró un robo arrojándole una botella al asaltante 0 374

El hecho ocurrió en la tardecita de este miércoles, en un local ubicado en la esquina de Belgrano y Necochea. Allí se hallaba un joven atendiendo el negocio, cuando ingresó una persona que lo amenazó y golpeó en la cabeza con una rama, mientras le exigía la entrega de dinero.
El muchacho atacado reaccionó arrojándole al maleante una botella, lo que hizo que saliera corriendo y escapara con su cómplice, que lo esperaba en moto en la vereda, sin poder adueñarse de nada de valor.

A punta de pistola le robaron una moto del taller 0 240

El titular de un taller de motos ubicado en Balcarce al 1700 sufrió este miércoles por la tarde el robo de uno de los rodados que se encontraban en el local.
Dos personas preguntaron si una moto Honda Titan de color azul, que se encontraba en la vereda, se hallaba a la venta, e inmediatamente uno de ellos extrajo un arma de fuego y lo obligó a que le entregue las llaves de ignición.
Azorado, la víctima vio entonces a ambos delincuentes subirse a la moto y escapar.

Most Popular Topics

Editor Picks