Violenta entradera en una vivienda de la zona este 0 104

Un matrimonio vivió un calvario cuando al menos dos personas ingresaron a su casa de Marconi al 600, y bajo amenazas con armas de fuego exigieron la entrega de dinero, el que no encontraron, y luego se marcharon llevándose un televisor y dos teléfonos.

El episodio comenzó muy temprano en la madrugada del sábado, cuando el propietario de la casa se encontraba trabajando en la parte posterior de la misma, en un horno industrial de su propiedad. Allí fue sorprendidos por dos individuos quienes lo amenazaron con un arma de fuego y lo condujeron al interior de la vivienda, donde lo encerraron en el baño, a la vez que reducían a la esposa en el dormitorio.

 

Bajo permanentes amenazas con armas al matrimonio, a quienes habían atado, exigían la entrega de una suma de dinero que supuestamente debían poseer en el lugar, mientras uno de ellos revisaba las dependencias de la propiedad, sin éxito.

 

De acuerdo al testimonio de las víctimas, un tercer miembro de la banda dio aviso de retirada, por lo que al poco tiempo pudieron zafar de las ataduras y avisar a las autoridades.

 

En su huida, y a falta de dinero, los asaltantes se llevaron un televisor Noblex de 42”, y dos teléfonos celulares.

 

 

En otro hecho delictivo, pero éste sin violencia, desconocidos ingresaron en una casa de 9 de Julio al 800, en ausencia de su dueña.
La mujer mayor había salido alrededor de las 22.30 del sábado, y al regresar a primera hora del domingo se encontró con que los ladrones habían ingresado a la vivienda violentando la reja de una ventana de la cocina, y se llevaron una notebook.

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Crimen de Andino: Dos detenidos pero no el que disparó 0 176

En Fiscalía de San Lorenzo se llevó a cabo la audiencia imputativa por la que se les dictó prisión preventiva por dos años a N.A.L y M.J.S, por haber participado del asesinato de Juan Ferreyra, quien fue acribillado fuera de su cas.
Precisamente, la función de los dos jóvenes hoy presos, fue la de constatar que la víctima estuviera en su vivienda, lo que hicieron en dos oportunidades, a las 14 y a las 21 del día de la muerte. En la segunda oportunidad, mantuvieron una charla con Ferreyra, y poco después, desde un segundo coche descendió el matador y le pegó seis tiros. Ni este último ni su auto fueron identificados.
La jueza Griselda Strólogo dictó la pena de ley: dos años de preventiva o el plazo que dure la investigación.

No pudieron robarle el celular a pesar de dispararle 0 547

Un hombre denunció que mientras se hallaba en el velódromo del parque municipal, aparecieron dos individuos en una moto, y que mientras el conductor le gritaba que era un robo, el acompañante descendió del vehículo y lo apuntó para luego gatillar, sin que saliera el tiro.
Posteriormente quisieron robarle el celular, pero la víctima salió corriendo y fue entonces cuando el sujeto armado disparó sin acertarle, quedando así frustrado el intento.

Most Popular Topics

Editor Picks