Confusos 0 312

Hoy vemos como se profundiza socialmente la construcción de los confusos pero de miradas selectivas.

El acceso a la información basado en las redes sociales sumado a los medios no es ignorado por las mayorías dependiendo del sentido de esa búsqueda y del lugar que conviene a su pensamiento.

Autoconvencidos ante cada hecho como una verdad que se impone y comienza a transitar ese camino que nos atraviesa, que nos lleguen mensajes con postura en las redes son inevitables. En las mayorías se nota esa mirada parcial de opinión sobre un mismo tema dependido del interés.

Los temas varían mucho desde la política, luchas sociales, ambientales, DD.HH, etc. Hay una mayoría que siempre los acompañó como ideal de vida y compromiso de lucha despojados de cualquier interés. También están los confusos que depende mucho de donde venga una acción de un gobierno o problema social y lo califican según su conveniencia de pensamiento verticalista (que se deja entrever su cultura construida bajos prejuicios ideológicos cargados de desmemoria). Como por ejemplo una violación al estado de derecho que, depende quien lo haga, es confuso a la hora de analizar imponiéndose el negacionismo. Pasa en la economía: se aceptan barbaridades por ser de un mismo signo político y se enfurecen si es alguien de otro signo sobre una misma acción.

Considero que la palabra neoliberal ya no es la correcta. Podemos marcar un eje en cuatro etapas: Dictadura Cívico-militar, Menemismo, Macrismo y el actual Gobierno que siguen planteando esa misma teoría para correr las discusiones políticas y buscar alternativas a un proyecto para todos. Para ellos es mejor una ayuda social que darle dignidad a sectores de 5 generaciones que no conocen el trabajo digno.

Nos hacen creer que un sueldo de un legislador es lo que daña y no lo que vota comprometiendo generaciones. Hoy el tema es si alguien dona un sueldo y se lo empodera políticamente por su desprecio al populismo, Que la RAE lo define como Tendencia política que pretende prestar atención especial a los problemas de las clases populares. El ahora diputado nacional Javier Milei es todo lo contrario.

No es el dinero de un legislador el tema a discutir, es lo peligroso que son estos inventos mediáticos que nada tienen que ver con la Democracia y lo peligroso de su ideología.

También debemos hablar de los logros en estos 38 años de recuperar la Democracia. De grandes cantidades de referentes de la cultura, de lo social y politico que siguen construyendo claridad ante tanta confusión desde el humanismo seguidos por una mayoría que siguen sus caminos desde el compromiso. Siempre es bueno recordar algunos nombres: Las Madres junto a los Organismos de DD.HH, Adolfo Pérez Esquivel, Nora Cortiñas, Osvaldo Bayer, José Pablo Feinmann, Leon Gieco, Víctor Heredia, Mercedes Sosa (faltan nombres obviamente pero cada cual lo suma en su pensamiento) y en lo político Carlos Del Frade seguirán siendo de historia presente en cada necesidad de tener una mirada diferente ante tanta cultura de la confusión.

 

Ruben Eduardo Kelo Moreno paginaabierta@yahoo.com.ar

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La bicicleta seguirá andando 0 730

Esta triste noticia me parte el alma, te fuiste al lugar desconocido sobre el que todos tenemos nuestra teoría y solo al partir descubriremos, o la nada.

Querido Horacio, jamás podré olvidar los momentos compartidos en la vida, el saludo cariñoso, el comentario sobre mi estado de ánimo y decirme te veo mal Kelo…, no le des bola…, viste lo que pasó?…, escuchá, vos sabes tal o cual cosa…

No es fácil la noticia, a los amigos uno los ve inmortales pero parece que se confunde.
Te voy a seguir recordando en cada espacio de los que recorrías y te parabas con la bici para cruzar palabras.

Si existe aquel lugar, que encuentres allí lo que quizás no encontraste en este paso.
Abrazo interminable

 

Ruben Eduardo Kelo Moreno

 

A 66 años del bombardeo a Plaza de Mayo 0 1144

La masacre de Plaza de Mayo dejó 308 muertos, la mayoría civiles, según estableció una investigación del Archivo Nacional de la Memoria (ANM) divulgada en el 2009 por el entonces secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde.
Sólo 12 de los fallecidos (4 por ciento del total) estaban adentro de la Casa de Gobierno, donde impactaron 29 bombas, de las que estallaron seis.
“El resto de las bombas, proyectiles y fusiles semiautomáticos FN de fabricación belga que los infantes de Marina estrenaron ese día estuvieron dirigidos a la población”, según el informe con las principales conclusiones de la investigación del ANM.

En “connivencia con sectores políticos y eclesiásticos”, las Fuerzas Armadas “descargaron sus bombas y ametralladoras” contra la población civil “como forma de implantar el terror y el escarmiento, para lograr la toma del poder”
Hoy sigue intacto la cultura del odio a lo popular con otros rostros; legado de otras generaciones que les fueron inculcando y lo siguen regando para que no se marchite. Cualquier excusa es válida para manifestarlo, creemos que solo es de la derecha y como en el 55 hay un gran arco político que ya no lo oculta, es lamentable que aquellos que proclaman que defienden la vida , a los desprotegidos ,lo popular , es solamente un espejo para verse, hasta les debe ser molesto llevar esa mochila colmada de contradicciones.

La división los envalentonó, no es excusa la predica mediática, esos nombres cargados de odio y desprecio que le ponen a las mayorías populares y sobre todo al peronismo hasta les molesta las políticas populistas; toman la palabra populismo como si fuera mala palabra como tantas otras que se fueron deformando a través del tiempo: populismo, una postura política que busca, a través de diversas estrategias, el apoyo y consentimiento de las clases populares). Sin embargo, el término populismo es considerado mucho más amplio y complejo de definir.

Esto se debe a que se denomina como ‘populismo’ a diversas realidades, propuestas y estrategias políticas, económicas, sociales y culturales, que proponen defender los intereses generales de la sociedad a fin de alcanzar el bienestar común de los ciudadanos.

Hoy a 66 años nos preguntamos si lo volverían hacer, creemos que si porque en la mayoría de sus manifestaciones todavía no se bajaron de los aviones, cambiaron bombas por palabras ofensivas que siguen doliendo, siguen predicando la muerte ante la vida.

Ruben Eduardo Kelo Moreno

Most Popular Topics

Editor Picks