Copitos 0 209

Hoy no se regalan Biblias, será porque es tan difícil llevarlas bajo el brazo, y menos aun Constituciones.

En “Cambalache”, cuya letra y música pertenece a Enrique Santos Discépolo, el autor coloca una metáfora extraña. Dice: “…y herida por un sable sin remache, ves llorar la Biblia junto a un calefón”. Esa letra que se hizo popular y todas las generaciones aprendieron de memoria a través de nuestra historia, mirando hoy todo el panorama social que nos está atravesando a todos los sectores sociales y en un punto de apoyo nos identifica con las banderas de la moralina

A principios del siglo XX, el uso de los baños en Argentina se generalizó sustituyendo a las viejas letrinas y hasta las “tazas de noche” que se utilizaban antes. En estos baños del 1900 comenzaron a aparecer los novedosos inodoros, los lavabos y las duchas y por consiguiente un calefón para calentar el agua. Todo un lujo que superaba lo conocido. Sin embargo, el papel higiénico tardó en imponerse, y además, cuando apareció era un artículo de lujo bastante caro. Por esa razón, eran buscados los papeles más sedosos, como por ejemplo los que venían envueltas manzanas u otros productos agrícolas.

Pero tal vez el más famoso era el llamado “papel Biblia” que era muy liviano, delgado y extremadamente suave. Por ese entonces, existían muchos misioneros cuya función era distribuir la Biblia Protestante, para lo cual regalaban ejemplares en las calles, plazas, parques y paseos a todo aquel que lo solicitara. Y como somos argentinos, nos avivamos pronto. Muchos habitantes del territorio de nuestra patria parecían fanáticos devotos y aceptaban con una sonrisa tales gentilezas, aunque sean de la grey católica.

Retiraban las Biblias protestantes que venían de obsequio y las llevaban a sus casas con una sonrisa. Los que obtenían el sagrado libro, les hacían una perforación en la tapa y las colgaban en un gancho de alambre que se conocía en aquel entonces con el nombre de “sable sin remache”. Esto se ubicaba cerca del calefón, bien a mano de retrete, para ir arrancando de a poco las hojas de las Santas Escrituras.

Hoy podemos decir que todo es como era entonces, solo que la metáfora, lamentablemente y con profundo dolor y tristeza, se relaciona con nuestra Constitución, y los que deben respetarla y hacerla respetar.
El resentimiento, en la historia de las conquistas populares, los coloca como negacionistas, y solo por llegar a un poder de pocos, sus proclamas y acciones políticas se parecen más a un sainete criollo.
Previo a la aparición del “fiscal “Luciani se venían mostrando frases sin sentido, acompañando como verdad revelada publicaciones de grandes medios de empresa, que sabiendo que eran noticias falsas (“fake news”), nunca las desmentían.

El perverso juego de la pos verdad, siempre con el mismo hilo conductor: Cristina, Cristina…, sin respetar el derecho a un juicio justo, se publicaban: éstas son las figuritas de Qatar, sin la chora no hay derrotas, todos somos Luciani, manos limpias y uñas cortas; no les da la edad a muchos, si no, mirándolos en el tiempo seguramente hubieran andado con banderas en caravanas y gritando viva la patria, todos somos la Junta, y en su intimidad, todos somos copitos.

Estas culturas llegan de repente, a la vista de todos, pero se vienen sumando y la historia nos muestra cuánto nos cuesta a los argentinos erradicarlas. No solo no hubo reflexión sobre este grado de violencia que estamos padeciendo, sino que duplican la apuesta, a seguir generando más.

Por qué será que las situaciones repudiables de la mala política no nos hacen mejores sino todo lo contrario. Estos constructores de verdad revelada llenos de contradicciones, se parecen mucho a la frase del final de Cambalache. Hoy no se regalan Biblias, será porque es tan difícil llevarlas bajo el brazo, y menos Constituciones. Los baños del poder son demasiado lujosos, no tienen ganchos con formas de sable ni calefón, si no colgarían la Constitución, pero sí la siguen llorando, en esta cultura de copitos.

Ruben Eduardo Kelo Moreno

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mordisquito 0 312

En cada charla, las reflexiones de Discépolo marcaban un camino para la discusión, criticando las banalidades de la oposición, de una cultura que hoy, a pesar de que pasaron tantos años, está más vigente que nunca.
De “Mordisquito” Discépolo dejó esta reflexión para todos los tiempos y cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia:

“Resulta que antes no te importaba nada y ahora te importa todo, sobre todo lo chiquito. Pasaste de náufrago a financista sin bajarte del bote. Vos, sí, vos, que ya estabas acostumbrado a saber que tu patria era la factoría de alguien y te encontraste con que te hacían el regalo de una patria nueva, y entonces, en vez de dar las gracias por el sobretodo de vicuña, dijiste que había una pelusa en la manga y que vos no lo querías derecho sino cruzado.
¡Pero con el sobretodo te quedaste!… Entonces, ¿qué me vas a contar a mí? ¿A quién le llevás la contra? Antes no te importaba nada y ahora te importa todo. Y protestas. ¿Y por qué protestas? ¡Ah, no hay té de Ceilán! (El té de Ceilán es aquel que se produce en la isla de Sri Lanka, ubicada en el Océano Índico, al sudeste de la India. Ceilán o Ceylon (nombre que adoptó el país en el período que fue colonia británica) es el cuarto país productor de té del mundo, detrás de China, India y Kenia).

Norberto Galasso, en “Mordisquito, ¡a mí no me la vas a contar!”, donde se reproducen las 39 charlas de Discépolo, julio de 1985, a modo de introducción de su libro: Enrique Santos Discépolo ha sido una de las tantas víctimas de la deformación cultural operada por el aparato ideológico colonial, dirigido a obnubilar nuestro pensamiento.

A través de esa “colonización pedagógica”, como la llamaba Jauretche, la clase dominante aniquila en vida y aún después de muertos a quienes osan quebrar los cánones establecidos, y cuando le resulta imposible el silenciamiento, procede a tergiversar su mensaje intentando esterilizarlo.
Así fabrica un Homero Manzi nostálgico, para escabullir al fundador de FORJA; un Guido y Spano lírico que recibe en la cama a los chicos del colegio, para ocultar al acusador del mitrismo en la guerra de la Triple Alianza, y un Felipe Varela que “matando viene y se va”, para esconder al caudillo que convoca a la unión latinoamericana contra la opresión extranjera.

Mordisquito también le hablaba al poder y le preguntaba para que quieren volver si su historia es del desprecio hacia las mayorías y el poder para unos pocos, despreciando la dignidad del trabajo y las mayorías populares.

Mordisquito, ellos siempre están volviendo, se reciclan y encuentran campos propicios para la desmemoria, imponiéndose mientras utilizan a propios y extraños. Volvieron con los bombardeos, instalaron la proscripción, enmudecieron palabras prohibiéndolas; se logró volver después de tantas luchas, pero aun así produjeron la dictadura más sangrienta de nuestra historia: desaparecieron a 30.000, quebraron la economía solo para el beneficio de unos pocos, esa matriz económica que pintada de varios colores sigue estando vigente.

Creímos volver con la democracia ellos agazapados producen un golpe económico, y engañando como populares disfrazados con ponchos y patillas arriba de un caballo se transformaron para entregar todo de rodillas, vaciaron los partidos, impusieron leyes laborales y nos volvieron a sumergir en la pobreza.

Por qué será que nos cuesta tanto volver, y a ellos les resulta tan fácil, más aún en tiempo de crisis y descontento social, el pueblo en su confusión los toma como salvadores de la crisis y solo la profundizan, cuatro años de unos de los peores gobiernos de la historia, nos robaron la dignidad y derechos… Te resucitaron, Mordisquito. Con tus palabras en boca de actores (que también creyeron que se volvía para siempre) se armó toda una mística para decorar un caballo como el de Troya, pero de nacional y popular aparecieron residuos del anterior gobierno, para continuar con políticas más profundas que el neoliberalismo.

Sólo un ejemplo de que siempre vuelven: jubilados tres veces más pobres, son sinceros, te dicen que vinieron ajustar. “Mordisquito, ¡a mí no me la vas a contar!” Siempre vuelven, pero también se forman los anticuerpos populares para que no logren ponerles el moño a estas políticas que solo traen angustias, tus predicas también van a volver y se quedarán para siempre, porque hay un pueblo que sigue llevando las banderas de la dignidad.

Rubén Eduardo Kelo Moreno

 

A 50 años de la masacre de Trelew 0 305

Para contar nuestra verdad histórica tendríamos por comenzar diciendo, “el poder siempre respondió a los reclamos populares con violencia, prisión y muerte” e inmediatamente tomando este punto fundamental nos contestamos con una frase del querido compañero Camilo Torres “la violencia de los oprimidos, no es violencia sino justicia”
Nos referimos a los movimientos de liberación, en el mundo, allá por los ’60 y ‘70 contra el colonialismo, el imperialismo y el capitalismo. En nuestro país la violencia sistemática ejercida desde el estado hacia las organizaciones populares fue la inmediata respuesta ante la justa exigencia de nuestro pueblo.
Desde el estado implementaron, como tantas veces, el modelo político-económico neoliberal, única forma de lograr la transformación y lograr el cambio en el sistema de producción imponiendo este modelo de País para pocos.
En esos tiempos nuestro país era un hormiguero de combatividad y organización en todos los sectores, fundamentalmente entre el proletariado y el estudiantado, al que se iba sumando todos los sectores populares que con su permanente militancia impedían la aplicación de estas medidas políticas-económicas. Siendo un verdadero obstáculo para los fines de estos grupos de poder conformados desde un inicio con civiles-militares-poder judicial junto a la iglesia.
Los derechos que exigía nuestro pueblo eran conculcados una y otra vez.
En distintas partes del mundo se comenzaba a respirar aires libertarios, compromisos mayores, tomando conciencia que solamente con pelear desde la palabra no alcanzaba anta tumultuosa situación que se avecinaba.
Nuestra Patria y países hermanos latinoamericanos no quedaban por fuera de esta necesidad ante tanto atropello.
Había llegado el momento histórico de discutir, en asambleas barriales, fábricas, colegios, gremios, y todos los espacios, el sentido de nuestras vidas. Fueron años de mucha militancia muy comprometida.
Es en este contexto y dentro de la lucha revolucionaria, es que apresan a cientos de militantes en las cárceles de máxima seguridad. Pero a pesar del aislamiento y las medidas de seguridad que suponen infranqueables los muros de esos penales, el sentimiento de libertad que habita en los prisioneros, los resuelve a fugarse.
Tras meses de planificación y organización el 15 de agosto realizan la gesta. Inconvenientes organizativos provocan modificaciones. Sólo 6 alcanzan la libertad. Más de 100 deben retornar a sus celdas. Y 19 se entregan en el Aeropuerto de Trelew.
A pesar de las garantías que les ofrecen, de la prensa que los muestra al país en perfecto estado, son trasladados a la Base Almirante Zar y la historia se vuelve tragedia.
A 50 años
Seguimos reconociendo y honrando su determinación revolucionaria.
Seguimos manteniendo viva la memoria, sosteniendo la verdad y exigiendo justicia.
A 50 años
Seguimos levantando sus nombres como bandera inclaudicable de lucha.
La Sangre derramada No será negociada.
No olvidamos, No perdonamos, No nos reconciliamos

Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas – Rosario
Ronda de Madres de Plaza 25 de Mayo
APDH – Regional Rosario
Asociación Anahí – Filial Rosario
HIJOS – Rosario
La Porfiada Memoria
Colectivo Nacional de Ex Pres@s Polític@s – Rosario
Abuelas Rosario
Liga Argentina por los Derechos Humanos
Unidos por la Memoria y Ante el Olvido UMANO de Casilda
Asociación DDHH Cañada de Gómez
Comisión Directiva Museo de la Memoria – Rosario
Área de Derechos Humanos – U.N.R.
Documenta Baigorria
Secretaria de DDHH y Género de la Facultad de Psicología de la UNR
Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas V.G.Galvez- Yoli Medina
Taller Había una Vez
CTA de los Trabajadores
Organización Revolucionaria Guevaristas-
Democracia Socialista-
Diciembre
Alfabetización Santa Fe
Ciudad Futura
M.O.S.P.
F.D.T.
Centro popular La Tablada
Norma Ríos Vice Pta. Apdh Argentina
Daniel Berretone – Periodista
Matilde Bruera
Alicia Gutiérrez. Directora General de Derechos Humanos. MR

Most Popular Topics

Editor Picks