La controversia por la obra pública provincial 0 3124

La ministra de Infraestructura, Silvina Frana, declaró que la administración anterior dejó una deuda de unos ocho mil millones de pesos (o cien millones de dólares aproximadamente) por certificaciones impagas. El ex titular de Vialidad, Pablo Seghezzo contestó: “es un 3 por ciento de lo que hicimos, equivale a un mes y medio de certificación de obras”.

La ministra de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat, Silvina Frana, dio este lunes una conferencia de prensa para exponer el estado de situación de la repartición a su cargo y aseguró que “la deuda supera los 8.000 millones de pesos”.

“Es alarmante el nivel de endeudamiento porque estamos hablando de más de 8 mil millones de pesos, lo que equivaldría a unos 100 millones de dólares”.

“La situación de deuda del ministerio es producto no solamente de aquellos certificados de obras u obligaciones que vencieron en diciembre, sino que nos hemos encontrado con acreencias impagas desde el mes de junio o julio en adelante”, agregó la ministra.

“Nos encontramos con, aproximadamente, entre 500 y 600 millones de pesos que no se pudieron registrar por no haber contado con las partidas correspondientes; y con un esquema de subsidios, aprobado por ley, que hoy registra una deuda de alrededor de 40 millones de pesos”, manifestó la ministra.
.
El ex titular de Vialidad Provincial, Pablo Seghezzo, le contestó en declaraciones realizadas a Radio 2
“No es una mentira, sino que está sacado de contexto, se puede trastocar la realidad sacándola de contexto”, analizó y acusó: “Veo mucha crítica pero no gestión”. “Lo que dejamos de deuda es un 3 por ciento de lo que hicimos”, aseguró y cuestionó: “No es que le dejamos un 30 por ciento. ¿Te parece un valor grande un 3 por ciento para hacer tanto problema? “Es una deuda que equivale a un mes y medio de certificación de obras. Saca de contexto la situación”.

“Yo hice lo correcto”, remarcó el socialista y consideró que la gestión de Omar Perotti debería estar gestionando fondos adeudados ante la Nación en lugar de criticar la gestión pasada. “Es un momento histórico esto de tener un mismo signo político en la Nación y en la provincia, tendrían que aprovecharlo, preguntar y ver el no pago de los fondos de jubilación, el fondo solidario sojero y los 200 mil dólares que se adeudan por la autovía 19, ver si se pueden pagar, esa es la manera de trabajar”, observó.

Luego, advirtió sobre la paralización de las obras. “En marzo y abril van a empezar a aparecer problemas viales si no continúan con las obras de mantenimiento”, sostuvo y agregó: “Ellos tienen que licitar el mantenimiento de las rutas porque en 6 meses se van a romper y la culpa va a ser nuestra”.

Fuente: Rosario3

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Héctor Van Valsenhoff se despidió de la ciudad 0 191

Este viernes se realizó, en el patio del cuartel de Bomberos Voluntarios de Cañada de Gómez, el acto con el que la repartición despidió a quien condujo al cuerpo en los últimos tiempos, y tuvo a su cargo Protección Civil, dentro de una larga trayectoria en nuestra ciudad, a la que llegó a fines de 1993.

En el acto estuvieron presentes el Jefe provincial de Bomberos, el subjefe Walter Corsetti, el presidente de la Cooperadora, Rubén Gallo, la intendenta Stella clérici y el concjeal Marcelo Casalegno. Clérici y Gallo tuvieron sentidas palabras para caracterizar el significado de la actuación de Van Valsenhoff en Cañada de Gómez, y un emotivo momento ocurrió cuando le entregaron el casco con el actuó, junto a su hija, también bombera.

Van Valsenhoff, popularmente conocido como Van Van, llegó a nuestra ciudad, en busca de una oportunidad laboral, en diciembre de ese año, procedente de Barker, una pequeña población cercana a Tandil. Se inició al año siguiente trabajando en La Helvética, al mismo tiempo que ingresaba al cuerpo de Bomberos cañadense, ya con cuatro años de experiencia previa en su pueblo natal.

A veintiocho años de su primera actuación en Cañada de Gómez, Van Van parte a ponerse al frente de Protección Civil de Tandil, la ciudad donde nació y desde la que emigró muy pequeño a Barker, y de allí a Cañada, donde ahora reside su familia.

Carlitos, el que está desde siempre en nuestras vidas 0 194

Se fue (se fue?…) Balá, el tipo que vistió el paisaje de muchos de nosotros, y agregó a nuestro lenguaje expresiones a las que no hace falta buscar el significado, porque asociadas a su rostro nos aseguran que ya está todo dicho.
En el 2011 llegó a la ciudad para presentarse en el Verdi, en medio de una visita a la ciudad donde vive Rubén Carrera, su amigo, quien, entre otras cosas, escribió un exitosísimo libro con la historia del entrañable artista.
Este viernes se escribieron miles de frases, anécdotas, expresiones, en las que cada uno/a vuelca lo que sintió esta mañana al ver la noticia que hizo que muchas facetas de nuestro pasada volvieran a desfilar ante nuestros ojos.
Acá ponemos lo que se escribió en este medio en esa fecha de 2011, en una conferencia de prensa en la que Carlitos, con gran paciencia, atendió a la prensa y a todos los que quisieron posar con él, para una foto que tiene el significado de guardar un cachito de nuestras vidas:

El gran comediante argentino historió sus comienzos, alegrando el viaje de sus amigos en los colectivos porteños, y antes aún, haciendo junto a su madre imitaciones que descolocaban a, por ejemplo, el dependiente de un banco al que iban a pagar cada mes los setenta pesos de un crédito.
“Hago un humor clásico, que aún está vigente, tal vez porque desde que arranqué anduve a la vanguardia. Mis personajes son sacados de cientos de personas que observé –y sigo observando- y de allí salieron tipos y modismos. Petronilo, por ejemplo, es el sargento que tuve en la colimba. Es más, sin saber exactamente de donde provenía, algunos me escribían diciendo que ellos habían hecho el servicio militar unos años después que yo, y que habían conocido a un tipo igual al personaje: y sí, era el mismo sargento que tuvimos ellos y yo”.
Al terminar la charla, fue el turno de sacarse fotos. Cada uno lo hacía pidiendo a Balá que agregara el modismo que había quedado grabado desde tantos años atrás: desde un sumgutrule, hasta un gestito de idea.
Más tarde fue el turno del teatro Verdi colmado, con un lleno total de gente que, además de disfrutar de un espectáculo, aportó a la causa de tres instituciones de bien público cañadenses, Hogar de la Niña, Hogar de Varones y Guardería Infantil.
Un apartado especial lo merece Rubén Carreras, factótum en buena parte de la movida que trajo a Carlitos al primer plano mediático, tras su intervención en la entrega de los Martín Fierro, y un grupo estrecho de colaboradores, además de las empresas que aportaron económicamente.
Mientras tanto, un hombre de flequillo, de 85 años, con un magnetismo que permanece incólume, que demostró que no son sólo palabras las que expresó en una parte de la conferencia de prensa: cuando se le preguntó de qué manera interpretaba la fidelidad de la gente para con él, respondió: “el secreto está en que recibo la misma ternura que siempre entregué”.

 

Foto: Carlos Balá Blogspot

Most Popular Topics

Editor Picks