La Fiscalía investiga el caso de persecución que terminó con dos personas fallecidas 0 596

Mientras que Gendarmería y la justicia federal se ocupan del hecho del transporte de sustancias ilegales que presuntamente transportaba un avión, la Fiscalía y PDI de Cañada de Gómez se ocupan del hecho que finalizó con una camioneta cuyos ocupantes pudieron huir, mientras que otra volcó y fallecieron dos personas.

En el hecho publicado este lunes, desde la URX se brindaron algunos detalles de lo ocurrido luego del epílogo de la persecución de vehículos por parte de Gendarmería, en los que se podría considerar la fracción terrestre del episodio que también involucró a un avión.
Dos camionetas emprendieron la fuga al ver a los efectivos federales, y mientras que una de ellas pudo escapar, la otra sufrió un vuelco y murieron dos de sus ocupantes.

La Toyota Hilux que llevaba a tres personas tumbó en un camino ubicado al sur de la autopista Rosario – Córdoba, y a unos siete kilómetros del radio urbano de Cañada de Gómez. En el incidente murieron un hombre de 28 años, oriundo de Rosario, y otra persona de la que al momento se carece de sus datos filiatorios. El pasajero restante de la Toyota, un hombre de 30 años herido de gravedad, fue trasladado al HECA de Rosario.

Al lugar llegaron el Jefe y Subjefe de la URX y personal de Criminalística, al igual que la fiscal Gabriela Lezcano, quien dio intervención a la Policía de Investigación.

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Operativo policial con controles en distintos puntos de la ciudad 0 320

Unos cuarenta efectivos policiales llegaron a la ciudad, para sumarse a un operativo de control, el que se desarrollará durante toda la jornada en distintos puntos.
Se trata de un procedimiento a cargo de fuerzas de seguridad que se viene llevando a cabo periódicamente en las ciudades de la provincia.

Le robaron el auto pero lo abandonaron porque se les incendió 0 348

El dueño del auto, un Chevrolet Corsa estacionado frente a su casa, le dio las llaves a un amigo para hacer una compra, pero éste comprobó alarmado que el coche no estaba en el lugar, donde el o los ladrones dejaron en cambio una bicicleta.
Avisada la policía, en una recorrida halló el vehículo detenido a pocas cuadras, en Ocampo y Alem, que presentaba un principio de incendio, por lo que fueron convocados los Bomberos para apagarlo.
El coche terminó con los asientos delanteros dañados, mientras que los ladrones, que debieron abandonarlo al igual que a la bicicleta, se perdieron con rumbo desconocido.

Most Popular Topics

Editor Picks