Lisandro de la Torre y su paso por Cañada 0 1005

Un 5 de enero de 1939 se suicidaba el hombre al que muchos historiadores lo llaman Fiscal de la Nación, por su lucha contra la corrupción reinante durante el gobierno del presidente Agustín P. Justo. En la foto, durante un acto de la Liga del Sur, realizado en la esquina cañadense de Schnack y Aizpuru.

Lisandro había nacido en Rosario un 6 de diciembre de 1868, hijo de Lisandro y Virginia Paganini. Su padre consolidó como estanciero la fortuna que supo conseguir en su vida como comerciante. Su verdadero nombre fue Nicolás Lisandro ya que el sacerdote que lo bautizó se negaba a ungirlo únicamente con el segundo de sus nombres por no figurar en el santoral. Desde muy joven militó en las listas opositoras a Miguel Juárez Celman y en 1890 participó de la Revolución del Parque que originó a la Unión Cívica Radical. En la revuelta de 1893 fue jefe de operaciones en la provincia de Santa Fe donde en Cañada de Gómez hubo una víctima fatal, el joven Eugenio Bianchi.

Al suicidarse Alem, el radicalismo queda acéfalo y De la Torre propone una alianza con Mitre para derrotar a Roca pero choca con la fuerte oposición de Hipólito Yrigoyen, apartándose así de la UCR. Su pelea con el Peludo lo lleva a retarse a duelo y el mismo se concretó el 6 de setiembre de 1897, a raíz de las heridas que De la Torre sufrió en su cara comenzó a usar la recordada barba.
En 1908 abre un nuevo espacio llamado la Liga del Sur que ideológicamente estaría a la derecha del socialismo y a la izquierda de los conservadores. En 1912 fue electo diputado nacional y al acercarse las elecciones presidenciales de 1916 funda el Partido Demócrata Progresista, un partido de centro derecha.
A pesar de ser muy amigo del dictador José Félix Uriburu, quién le habría ofrecido el ministerio del interior, criticó muy fuerte la actitud del golpista y enfrentó a la dictadura conservadora y fascista. En conjunto con un grupo de socialistas conforman la Alianza Demócrata Socialista y deciden presentarse junto a Nicolás Repetto como candidatos a presidente y vice respectivamente en las elecciones del año ´31.
Fue así que el 8 de noviembre de dicho año, la oligarquía retomó viejas prácticas y mediante el fraude electoral logran imponer a la fórmula oficialista Agustín Justo-Julio Roca (h) en la primera magistratura nacional.
Derrotado, cansado y molesto por la situación política reinante acepta por presión de sus amigos la senaduría nacional representando a Santa Fe. Desde su banca denunció el pacto Roca-Runciman donde Inglaterra se comprometía a seguir comprando carnes argentinas a un precio menor y nuestro país liberaba los impuestos a los productos ingleses y no permitía la instalación de frigoríficos nacionales.
De la Torre acusó por fraude a miembros del gobierno de Justo, entre ellos al ministro Pinedo (abuelo del actual diputado macrista Federico Pinedo). Las denuncias de corrupción al gobierno nacional fueron subiendo de tono en el Senado Nacional hasta que un asesino, pagado por los conservadores del gobierno, atentó contra su vida y mató a su amigo y compañero de bancada Enzo Bordabehere. A su vez se intervino a la gobernación de Santa Fe, derrocando a Luciano Molinas, otro amigo de De la Torre.
Abatido en lo anímico decide renunciar a su banca, se retira y pasa sus días en su casa particular. Un 5 de enero de 1939 pone fin a su vida suicidándose. Junto a su cadáver dejaba estas letras:

“Les ruego que se hagan cargo de la cremación de mi cadáver. Deseo que no haya acompañamiento público ni ceremonia laica ni religiosa alguna. Mucha gente buena me respeta y me quiere y sentirá mi muerte. Eso me basta como recompensa. No debe darse una importancia excesiva al desenlace final de una vida.
Si ustedes no lo desaprueban, desearía que mis cenizas fueran arrojadas al viento. Me parece una forma excelente de volver a la nada, confundiéndose con todo lo que muere en el Universo. Me autorizo a darles este encargo el afecto invariable que nos ha unido. Adiós”
En la Argentina de estos años vale la pena recordar a este gran hombre de la historia, fue uno de los máximos referentes en la lucha contra la corrupción, los negociados de turno y los arreglos de políticos con los grupos económicos. Cómo diría Eduardo Leirado, uno de sus biógrafos Un símbolo que quedó en el imposible y el olvido…

Su carta a Ferrucio Ardigó:

Lisandro de la Torre tenía amistades en Cañada de Gómez, entre ellos al Ing. Ferruccio Ardigó, y en el Museo Histórico Municipal se encuentra una carta que le dirigió el entonces candidato a presidente de la nación al cañadense.

Rosario, 21 de agosto de 1916

Señor
Ferruccio Ardigó

Estimado amigo:

A Vd. que ha sido en todos los momentos un soldado leal y consciente de la Liga del Sur y del Partido Demócrata Progresista, me tomo la libertad de pedirle su cooperación, ahora que, por primera vez, el Partido irá a la lucha, sin más actos de propaganda que la proclamación de sus candidatos.

Me ha tocado ser uno de ellos, contra mis deseos, y necesito de la acción de todos los correligionarios desinteresados, a fin de que el Partido salga airoso de la difícil jornada.

Mi pedido se limita dada la absoluta falta de fondos en el Comité Central, a lo que buenamente se pueda obtener de los ciudadanos que quieran votar con espontaneidad y convicción los candidatos demócratas progresistas.
Muy agradecido a lo que haga lo saluda su Afmo. amigo Lisandro de la Torre.

Foto: Acto de la Liga del Sur realizado el 21 de diciembre de 1903, desde el balcón de la casa de Augusto Schnack (hoy Aizpuru y Schnack). Habla el Dr. Gerardo Constante, junto a él está el Dr. Lisandro de la Torre

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Periodismo 0 799

Por: Adriana Diez

Hacía unos días que daba vueltas en mi cabeza retomar el oficio y escribir sobre temas de actualidad de los que tenemos en abundancia, la pregunta que me hacía era de que hablar ya que hacía un tiempo que no ejercía esta “noble profesión”, pues bien, me decidí justamente hoy, ya finalizando este día especial para nosotres.

Hacer periodismo de periodistas no va con mi forma de brindar información, analizar actitudes o formas de hacer de algunos periodistas tampoco, pero sí decir de la impotencia que se debe sentir cuando no se dispone de libertad para opinar o informar sobre muchos temas relevantes, es más , debería haber un medio para frenar el mensaje erróneo y tendencioso que recibe la audiencia; últimamente todo lo que vemos y escuchamos con irresponsabilidad trae consecuencias desastrosas, no ayuda en estos momentos que estamos viviendo, mentir a la gente y desvirtuar la información a beneficio de algunos, claro ejemplo LA PANDEMIA, VACUNAS, INFECTADOS Y MUERTOS.

No te pusiste a pensar que diferente sería todo si nos hubiésemos manejado con responsabilidad y dejar odios, mezquindades y oportunismos, esta pandemia mundial sacó más de lo PEOR que de lo mejor de nosotres.

Quedaron expuestos aquellos que con su irresponsabilidad demostraron que no son lo que parecían, que no aprendieron lo del respeto al otro, es tal el desprecio que muestran, que no les importa que con su actitud mezquina de falsear la verdad y deformarla en los distintos medios de comunicación, están dejando en el camino a miles de ciudadanos que dan por sentada la información o la línea que bajan, es tal el resentimiento que acarrean que no miden que este flagelo va más allá de una bandera política partidaria, acá se juega con la vida de los ciudadanos, entonces me pregunto: cómo podemos festejar nuestro día del periodista?

No podemos luchar contra ese monstruo gigante que tienen el poder, que son los empresarios de los medios, pero lo que sí podemos los argentinos es ver la realidad que nos rodea y allí sacar nuestras propias conclusiones. En estos días falleció de Covid un conocido que repetía a quien lo escuchara que todo esto es un circo, un invento para robarnos y saquearnos, que la vacuna es una payasada y nos quieren envenenar…lamentablemente acabo de darle el pésame a la familia que dejó…pero, no lo estoy criticando, porque él vivía pegado al televisor y absorbía y confiaba lo que dicen permanentemente los irresponsables.

La realidad es para preocuparnos, debemos ser prudentes a la hora de informar o de opinar, debemos comprometernos con la realidad que nos toca vivir, este no es un mensaje onda amor y paz, está todo bien y falso positivismo, esto es grave, dejemos los individualismos de lado y actuemos en consecuencia, así podemos salir de esta terrible situación, quizá no sea mucho pedir que el año que viene para esta fecha podamos decir con esperanza que hayamos combatido el COVID y festejar el día del periodista como hacíamos siempre con alegría y juntada.-

Adriana Diez

Malvinas 0 1423

Tristeza

Por Rubén Moreno

Enseñemos a los chicos que esto no fue guerra. Fue un hecho en el que un país usurpador mató chicos de 18 años que fueron mandados por unos asesinos que tomaron el país de forma antidemocrática cargada de una violencia que nunca olvidaremos.

Persiguieron, desaparecieron y mataron a sus compatriotas. Los soldados no fueron héroes sino que fueron víctimas de la dictadura cívico militar y eclesiástica. No fueron, los llevaron; los maltrataron, hambrearon, torturaron, abandonaron y los asesinaron. Dejando en sus familias ese dolor que solo ellos sienten y que los acompañará por el resto de sus vidas. Los que volvieron fueron invisibles a los ojos de la mayoría que meses antes vitoreaban a un borracho y gritaban como si fueran goles las noticias del canal oficial como, por ejemplo, diciendo que estábamos ganando.

Malvinas. Un día de memoria en el que recordemos a esos niños que los vistieron de soldados como si una guerra fuese un juego igual que cuando éramos chicos y jugábamos a los soldaditos. Cuando llega este día siento un profundo dolor. El mismo que sentí ese día que llenó de tristeza mi corazón. El contexto político de ese tiempo está en muchos documentos en periódicos o libros en donde se contaran historias parciales desde muchos puntos de vista. La historia se mira en el tiempo donde aparece la filosofía más lógica a la realidad; la locura colectiva agitada desde unos mesías de la época y toda lo que se construyó con Malvinas. No vale la vida de un pobre pibe que muere inocentemente en ese gran absurdo que fue una guerra organizada por poderes que nada tenían que ver con una bandera o patria. La patria seguirá siendo siempre el de al lado y no los poderosos que siguen reciclándose solo para dañar al otro con sus prácticas que siguen profundizándose.

“Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo crea en él”. Mahatma Gandhi

Los invito a ver este documental NO SOMOS HÉROES, de pibes a veteranos, tiene una mirada crítica sobre la guerra de Malvinas, desde la perspectiva de siete civiles que, estando bajo bandera durante la dictadura del 76, fueron afectados por una realidad que no eligieron.
Testimonios que muestran cómo influyó el contexto histórico a jóvenes que fueron utilizados para intentar impedir la caída del gobierno de facto. Jóvenes que fueron llevados a una guerra, donde los militares argentinos siguieron empleando métodos genocidas a los propios soldados argentinos, fueron estaqueados, pasaron frío, y hambre; la dictadura en estado de guerra que violó, consecuente con su ideología, los derechos humanos sobre jóvenes que tenían entre 18 y 20 años, en su mayoría.

https://www.youtube.com/watch?v=uuHpSXEkGS0

Most Popular Topics

Editor Picks