Piden 9 años de cárcel para dos ex jefes policiales 0 399

Ambos fueron jefes de la fuerza en la provincia, y se los acusa pon por defraudación en perjuicio de la administración pública. Los delitos consistían en facturar reparaciones de móviles policiales que no se hacían y compras de repuestos que no se adquirían.

Los fiscales Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez solicitan penas de nueve años de prisión para dos exjefes de la policía provincial investigados por liderar una asociación ilícita que realizaba maniobras delictivas relacionadas a la reparación y compra de repuestos para vehículos policiales, en el marco de la causa conocida como “D4” (por el departamento Logística de la fuerza, del que dependen los patrulleros).

Los acusados son Rafael Grau, de 56 años, y Omar Odriozola, de 54. Hernández y Jiménez les atribuyeron a ambos la autoría del delito de asociación ilícita en carácter de jefes, en concurso real con la coautoría de defraudaciones en perjuicio de la administración pública.

Los funcionarios del MPA pedirán también que a los dos exjefes policiales se les imponga una inhabilitación especial por 10 años para ocupar y para ejercer cargos públicos y una multa de 90 mil pesos –a cada uno– por la comisión de ilícitos con ánimo de lucro.

“La pena que solicitamos se fundamenta en las características de los hechos ilícitos, las calificaciones legales que atribuimos desde el MPA, las conductas de los acusados y los medios utilizados en el marco de una organización constituida a los fines de defraudar a la administración pública”, manifestaron los fiscales. “Además, es un particular disvalor que los dos acusados fueron la máxima autoridad de la policía en toda la provincia. Esta particularidad los obligaba a no sólo hacer cumplir la ley, sino también a que ellos mismos la acataran”, agregaron.

 

En cambio, “los dos acusados eran los jefes de una asociación ilícita de carácter permanente, estable y organizada, formada por funcionarios públicos policiales y por civiles”, informaron los fiscales. “Usando su potestad jerárquica, los dos exjefes policiales dispusieron los medios por los cuales la organización se valió para ejecutar sus planes criminales, habilitaron el ámbito de las maniobras defraudatorias y consintieron las actividades ilícitas desplegadas”, añadieron.

Modus operandi

En la acusación presentada, Hernández y Jiménez brindaron detalles acerca de la modalidad delictiva. “Consistía en facturar reparaciones de móviles policiales que no se hacían y compras de repuestos que no se adquirían. Esto se hacía burlando el procedimiento administrativo respectivo”, precisaron. En tal sentido, detallaron que “los dos acusados firmaron cheques y realizaron facturas y rendiciones de cuenta que permitieron la disposición patrimonial ilegítima; coordinaron acciones con Facundo José Testi –organizador de la banda– y con sus miembros; y determinaron el reparto de las utilidades conseguidas ilegítimamente”.

En el caso de Odriozola, habría actuado de esa forma entre enero y agosto de 2015, causando al Estado un perjuicio económico que asciende a 1.058.664,20 pesos. Por su parte, Grau operó entre septiembre de 2015 y febrero de 2016, con un perjuicio patrimonial al erario público de 958.385 pesos.

Condenados
Además de los dos exjefes acusados, hay otras nueve personas que ya fueron condenadas –cinco de ellas a penas de cumplimiento efectivo– en juicios en los que se abreviaron los procedimientos. “Los condenados admitieron la existencia de los hechos y su culpabilidad, tal como lo sostuvimos desde la Fiscalía. Además, logramos la recuperación de más de cinco millones de pesos en concepto de reparación económica, donaciones y multas”, remarcaron Hernández y Jiménez.

 

Fuente: MPA / Agenciafé

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

La plata de Nación a la provincia durante 2016-2019 0 303

El dinero que llegó en forma de ATN a la provincia, no fue girado al gobierno provincial sino que se destinó de forma directa a los municipios. Sólo uno de los 599 giros realizados se dirigió a la gestión de Miguel Lifschitz: fueron 40 millones de pesos el 30 de enero de 2017.
Dentro de ese reparto desigual entre por ciudades santafesinas ejecutado por el macrismo sobresale, otra vez, un favoritismo por los distritos afines a Cambiemos.
Mientras que Rosario, gestionada por Mónica Fein del Frente Progresista, solo contó con una partida de 12 millones de pesos (el 30 de enero de 2017), la capital provincial, gobernada por el radical José Corral dentro de Cambiemos, se llevó 218,85 millones de pesos en seis giros distintos (en 2016, 2017 y 2019).
Dicho de otra manera: la cuna de la bandera, con más habitantes que la ciudad de Santa Fe, tuvo 18 veces menos ATN. La capital provincial, en cambio, acumuló un 30 por ciento de todo lo girado a la provincia.
Por otro lado, Rosario quedó debajo de localidades como Reconquista con cinco aportes por un total de 19,2 millones y de Rafaela con 17,5 millones de pesos.

A lo largo de la administración de Macri, dos provincias gobernadas por el oficialismo –Buenos Aires y Jujuy- encabezaron el reparto de este fondo contemplado en la ley 23.548 de coparticipación federal de impuestos, para atender “situaciones de emergencia y desequilibrios financieros”.
Por su parte, Santa Cruz quedó séptima detrás de Santa Fe con ingresos por $604 millones entre 2016 y 2019. Las asignaciones fueron dirigidas de manera directa a municipios, sin pasar por la administración provincial, según informó Télam en base a un informe elaborado por el Ministerio del Interior.
En orden decreciente, el ranking de provincias en base a monto percibido de ATN ubica en octavo lugar a Mendoza, con $609 millones; seguido por Corrientes, con $564 millones; Tierra del Fuego ($498 millones), Entre Ríos ($474 millones), Salta ($413 millones), Chaco ($348 millones) y Tucumán ($316 millones).

Fuente: Rosario3

Perotti recibió a los Foros de intendentes y presidentes comunales 0 431

El gobernador Omar Perotti encabezó este viernes un encuentro con intendentes y presidentes comunales de la provincia, representantes de los diferentes Foros. “Nosotros queremos contribuir a solucionar los problemas, sabemos que atrás de los gobiernos locales está la gente y que la primera ventanilla de reclamo para los ciudadanos son los intendentes”, destacó luego del encuentro el ministro de Gobierno, Justicia, Derechos Humanos y Diversidad, Esteban Borgonovo.
“Desde el gobierno provincial vimos con mucho beneplácito, que hoy ya discutiéramos, no si se trata o no una norma, sino sobre su contenido”, indicó el titular de Gobierno, y agregó: “Además de la emergencia, hablamos de cuestiones de mediano y largo plazo, que hacen a cómo encarar a cuatro años una buena administración y quedamos en incorporar sus propuestas”.
“Seguimos en este diálogo, nuestra idea es hablar absolutamente con todos y que estas normas lleguen a la Legislatura con conocimiento de legisladores e intendentes, con la posibilidad de mejorar lo que se pueda mejorar, porque no es la verdad revelada, es un conjunto de herramientas que apuntan a solucionar los problemas comunes”, concluyó Borgonovo.
En tanto, el secretario de Integración y Fortalecimiento Institucional, José Luis Freyre, destacó la importancia de “sostener la posibilidad de diálogo, de debatir, de que las propuestas pueden ser corregidas, mejoradas, ampliadas; pero hay que encontrar herramientas y respuestas a lo que necesitamos”.
“Esta es la primera de muchas reuniones que esperamos tener en la construcción de una agenda común de temas que nos tocan como Estado provincial y como Estados locales; porque nuestro gobernador ha sido muy claro desde un primer momento en su intención de fortalecer los gobiernos locales, porque como repite a cada momento, que a los municipios y comunas les vaya bien significa que le va bien a la gente de cada una de las localidades y el gobierno provincial tiene que estar en sintonía con eso”.
“En esa agenda común, hablamos de la situación actual de cada uno de los gobiernos locales y les comentamos cómo está la realidad de las arcas provinciales, la situación que tenemos y los desafíos que tenemos por delante”, sostuvo Freyre, e indicó: “Hay que encontrar herramientas extraordinarias para atender la urgencia en el cortísimo plazo. Tenemos un presupuesto que nos deja muy condicionados, porque nos saca partidas ahí donde tendríamos que actuar: tema alimentario y sanitario, por ejemplo. Esto tiene que ver con las herramientas que estamos tratando de debatir en la Legislatura”, concluyó Freyre.

Most Popular Topics

Editor Picks