Una cámara de seguridad mostró un detalle que perdió al ladrón 0 757

El delincuente entró tranquilamente a un supermercado de María Susana, en horas de la madrugada, rompiendo el vidrio del frente, y se fue llevando la caja fuerte. Encapuchado y con guantes, así y todo fue identificado rápidamente: la imagen muestra que le faltan dos dedos de una mano.

María Susana es una localidad tranquila, de 3500 habitantes, emplazada al oeste del Departamento San Martín, a una distancia exacta de 200 kilómetros de la capital provincial.
En la madrugada de este lunes feriado, esa paz y esa vida pueblerina se vio golpeada por un robo, tan particular como llamativo su desenlace.
La víctima fue la familia de Pablo Cingolani, propietario del supermercado «Aguila», ubicado en la esquina de Rivadavia y Moreno, pleno centro del pueblo.
Un sujeto, que trabajó con una tranquilidad pasmosa, rompió el vidrio del frente del local, a las 5.45 hs. del lunes, estando a menos de 400 metros de la Comisaría local. Se metió en el edificio, tomó lo que había en las cajas registradoras y muy tranquilamente se fue hasta la oficina. De allí se hizo de la caja fuerte y salió del local caminando lentamente. Hasta se dio el tiempo para tomar una gaseosa.

En diálogo con El Trébol Digital, Pablo Cingolani señaló: “Entraron al supermercado por la puerta principal. Fue a las 6 menos 10 de la madrugada. Rompió la puerta con una pala y no sé porqué no sonó la alarma. Fue a las dos cajas y se robó el sencillo y después entró a la oficia y con la pala arrancó la caja fuerte y se la llevó tranquilamente. Hizo todo caminando y sólo”.
El propietario del negocio familiar, que lleva adelante desde hace dos temporadas agregó: «Primero quiso robar en un kiosco y no pudo y pasó por el super y se metió. Fue en pleno centro, es increíble. Hizo todo caminando, lo vimos todo en las cámaras. Nadie vio nada y nadie escuchó nada. Se fue con la caja fuerte con nuestros dos años de laburo, por las calles de María Susana, como si nada».
Por las imágenes de las cámaras, el sujeto iba encapuchado, con el rostro cubierto y unos guantes, supuestamente de látex, en sus manos.

Detenidos por la noche
A eso de las 22 hs. tras un intenso trabajo de los efectivos de la Comisaría local, la PDI y hasta del Presidente Comunal Omar Arce, que “se movió por todos lados”, según afirmó Cingolani, dieron con los sospechosos. Un rato después, apareció gran parte del dinero, que ascendía a varios cientos de miles de pesos.

El detalle de los dedos
¿Cómo lo descubrieron? Al sujeto que rompió la puerta e ingresó al local para cometer el ilícito, le faltaban dos dedos de su mano, y en las cámaras, se puede ver como el guante que llevaba puesto delata el detalle.
Al encontrar el dato, efectivos dieron con un grupo de albañiles de que trabajaban en la localidad y los detuvieron. Son oriundos de Venado Tuerto y pertenecen a una firma constructora que trabajaba en la localidad en la edificación de una vivienda.
En diálogo con este medio, Pablo Cingolani manifestó: “El tipo que ingresó, trabajó solo. Los otros no tienen nada que ver. Se cortó sólo. Salvo que los otros tres le hayan ayudado a esconder el diner”..
El sujeto ocultó una parte de la plata en el interior de un auto y la restante debajo de unos ladrillos. Aún resta aparecer una parte del dinero sustraído. Trató de reducir la caja fuerte prendiéndola fuego.

 

Fuente/Foto: El Trébol Digital

 

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Operativo policial con controles en distintos puntos de la ciudad 0 326

Unos cuarenta efectivos policiales llegaron a la ciudad, para sumarse a un operativo de control, el que se desarrollará durante toda la jornada en distintos puntos.
Se trata de un procedimiento a cargo de fuerzas de seguridad que se viene llevando a cabo periódicamente en las ciudades de la provincia.

Le robaron el auto pero lo abandonaron porque se les incendió 0 360

El dueño del auto, un Chevrolet Corsa estacionado frente a su casa, le dio las llaves a un amigo para hacer una compra, pero éste comprobó alarmado que el coche no estaba en el lugar, donde el o los ladrones dejaron en cambio una bicicleta.
Avisada la policía, en una recorrida halló el vehículo detenido a pocas cuadras, en Ocampo y Alem, que presentaba un principio de incendio, por lo que fueron convocados los Bomberos para apagarlo.
El coche terminó con los asientos delanteros dañados, mientras que los ladrones, que debieron abandonarlo al igual que a la bicicleta, se perdieron con rumbo desconocido.

Most Popular Topics

Editor Picks