Madrugada de desórdenes en pleno centro 0 274

A las 4.30 del domingo una persona se negó a someterse a la prueba de alcoholemia, le pegó a un policía, y terminó detenido. A las 7.30 una gresca en un local céntrico produjo un herido, mientras que los agresores están identificados.

A las 4.30 del domingo, mientras se efectuaba un control de alcoholemia en San Martín y Ballesteros, se produjo un incidente cuando un conductor se negó a realizarlo. Tras abandonar su vehículo, escapó corriendo en dirección norte y fue alcanzado en San Martín y Rivadavia. En el acto de reducirlo, lanzó un golpe de puño que se estrelló contra el rostro de uno de los efectivos, lesionándolo.
Finalmente, fue trasladado a la Jefatura, donde fue identificado: tiene 38 años y domicilio en Correa, y tras informarse al juez, el mismo determinó que quede detenido en la alcaidía de la URX.

Más tarde, a las 7.30 del mismo domingo, hubo una pelea generalizada en Rocky Café, que comenzó con garesiones verbales entre dos grupos, pasando a los hechos con sillas y mesas volando por el aire, lo que produjo la rotura de uno de los vidrios de la puerta de ingreso al local.
Al llegar la policía, se encontró con un joven con una herida en el cuello,  producto de esa rotura, quien debió ser atendido por Cemi y luego trasladado al hospital San José.
Además, se informó que el grupo agresor se encuentra identificado.

 

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Robaron en un edificio desocupado y se llevaron hasta muebles 0 586

Un robo en el que necesariamente se utilizó un vehículo grande, tuvo lugar este jueves en la esquina de Necochea y Moreno en un edificio actualmente desocupado.
El propietario encontró que una puerta que da a Necochea había sido violentada, y del interior los delincuentes se llevaron tres ventiladores de techo y otros tantos juegos de grifería, además de un sillón y un escritorio.

Rompieron el vidrio de un auto y robaron material médico 0 295

Un hombre que había dejado su coche, un Ford Ka, estacionado frente a su domicilio ubicado en Brown a la altura del 800. Este jueves alrededor de las 2 de la mañana, escuchó sonar la alarma del vehículo, y al salir descubrió que el vidrio delantero izquierdo estaba destrozado, y del interior se habían llevado un kit de monitoreo inalámbrico de glucemia, elemento de control fundamental para quienes sufren dolencias como la diabetes.

Most Popular Topics

Editor Picks