Se realizó el acto en la Plaza de la Vida 0 125

Allí se descubrió una placa en memoria de Víctor Paciaroni, cañadense desaparecido cuando residía en Villa María, y una escultura de artistas locales. Varios oradores plantearon distintos aspectos del ayer y el hoy en el campo de los derechos humanos.

Tras una extensa lectura de adhesiones de quienes no habían asistido, comenzó el acto propiamente dicho, con varios oradores de acuerdo a la acertada modalidad elegida: habla quien piensa que tiene algo que decir.
Y así fue, se destacaron las palabras, de Ricardo García, quien marcó un límite entre     quienes son opositores y quienes juegan a la destitución y al golpismo. También, las de Mario Chiappino, quien alertó sobre la vigencia del alerta sobre los derechos humanos hoy, con el emblemático caso Morelli, un cadáver aquí nomás, en el edificio policial, que no mosqueó las autoridades quienes debieran garantizar nuestros derechos.
Por su parte, Rubén Moreno trazó una pequeña semblanza del origen de las organizaciones de derechos humanos en Cañada de Gómez.
Finalmente, Roberto Garín, la memoria viva de esos años, quien esta vez trajo al conocimiento, más que al recuerdo, de un desaparecido oriundo de estas tierras, Víctor Paciaroni, hijo de un empleado ferroviario, quien desde chico se radicara en Carlos Paz, y ya estudiante de arquitectura en la UNC y militante político de izquierda, se radicó en condición de tal en Villa María, donde fue buscado sin suerte  por las fuerzas represoras el mismo 24 de marzo, y finalmente “chupado” y desaparecido en Córdoba, a los pocos meses. Garín rememoró la lucha de un puñado de operarios de La Helvética, quienes en plena dictadura pretendieron obtener algunas mejoras en su relación laboral, recibiendo en cambio la tortura y la prisión.

Paciaroni ya tiene una placa en la Plaza de la Vida, donde ahora hay una escultura, una mano de metal que fue realizada por artistas cañadenses, y también hubo ofrendas florales y un panel en homenaje a Fany Giordano.

La Plaza de la Vida mostró en la mañana del sábado un aspecto parecido al del año anterior, que a su vez se diferenciaba de los actos previos, cuando apenas un puñado de cañadenses acudíana recordar.
Ahora el número de asistentes es mayor, casi todas las líneas políticas están representadas, militantes de derechos humanos, artistas, periodistas, además de los sensibles a pensar que la tragedia de treinta y seis años atrás está lejos de haber sido enterrada.
Falta, sin embargo, la mayoría. Esa que por inacción cobró  protagonismo, paradójicamente, en los años de plomo, como en tantos otros momentos de nuestra historia.

Fotos: Roberto Larocca / Otrodía.com

          David Castellan

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Justicialismo de Iriondo en apoyo de Perotti 0 659

El documento emanado del peronismo departamental:

El Consejo Ejecutivo Departamental Iriondo del Partido Justicialista, expresa su total repudio al accionar oscuro del Senado santafesino, profundizando la desconfianza del pueblo hacia algunos dirigentes, y la sensación de impunidad eternizando privilegios.
Así también, quiénes nos toca dirigir los destinos del Justicialismo en cada pueblo y ciudad del departamento Iriondo, expresamos nuestro total apoyo al gobernador Omar Perotti en su lucha contra las mafias, y repudiamos la actitud de apoyar leyes que tienen como objetivo limitar esa lucha y desestabilizar al gobierno provincial legítimamente elegido por el pueblo.

Los cargos son para defender a la gente y la investigación contra todo tipo de mafia. Pero hoy vemos que la oposición en la Cámara de Diputados y el Senado provincial, están muy lejos de ser protagonistas de la reconstrucción de la justicia y de la seguridad de los santafesinos, al contrario, parece que su objetivo es obstruir cualquier intento de recomponerlas, después de doce años en los que Santa Fe pasó a ser la provincia más violenta del país.

 

Foto: PolíticadeSanta Fe.com

Marcelo Casalegno visitó la fábrica La Esperanza 0 669

“Nos recibió Gusti Rodríguez y charlamos sobre la realidad de la empresa y las expectativas para el corto y mediano plazo. Nos contó que a pesar de la pandemia, que los afectó un par de meses al principio del año, en setiembre lograron el récord histórico de unidades vendidas”, manifestó Casalegno.

Actualmente, en La Esperanza se desempeñan aproximadamente 50 trabajadores, quienes día a día se esfuerzan para llegar a los objetivos planteados.

“La inversión que vienen realizando, la modernización de los equipamientos y procesos, la capacitación del personal, y sobre todo, políticas que fomentan el desarrollo productivo, son los pilares del crecimiento de las industrias que, como La Esperanza, hacen de Cañada un polo productivo regional”, concluyó Casalegno.

Most Popular Topics

Editor Picks