Caso Tripo: Acampe frente a Jefatura de policía 0 443

Lo realizan Carlos Verdicchio junto a gente de la Protectora y defensores de los animales.

Carlos Verdicchio, el impulsor de la investigación por las torturas, vejámenes y muerte de la perrita Trípode, decidió acampar frente a la Jefatura de Policía, ya que conoció que una de los elementos entregados por él a las autoridades, encontrados en el cadáver del animal, se extraviaron en circunstancias no aclaradas.

 

“Junto al cuerpo de Tripo, entregué una soga y un trozo metálico que tenía incrustado en una de sus nalgas” relata Carlos, “y el martes pasado, realizando una recorrida con unos amigos en busca de algún indicio sobre el lugar o los autores del hecho, en un vagón del ferrocarril hallamos gran cantidad de pedazos de metal iguales al que tenía incrustado el cadáver, lo que informé a la policía para que vayan a corroborar, porque al menos podía aportar a la investigación, lo que recién ocurrió el último sábado.”

 

“Ahora me informan que ese trozo de metal, encontrado en el cadáver del animalito, simplemente se perdió, sin otra explicación más que esa”.
Verdicchio se dirigió, en la noche del domingo, a la Jefatura para exigir una explicación y decidido a permanecer hasta obtenerla. Al verlo algunos amigos, se quedaron con él, a lo que se agregó gente de la Protectora, el grupo que a esta hora está en adyacencias de la dependencia policial. Mañana estaba prevista una reunión ente el denunciante y personal de Fiscalía, lo que quedó en suspenso. También está anunciada una nueva marcha, a las 14 de este lunes.

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Circulaba en una moto robada y golpeó a un inspector en un operativo de control 0 120

Una mujer que circulaba en una moto Yamaha Crypton, el último sábado, quiso evadir un control vehicular que se estaba realizando en la esquina de España y 7 de Octubre, y en la maniobra golpeó en un tobillo a un inspector de tránsito haciéndolo caer al suelo, para luego escapar de la escena antes de la llegada de la policía.
A través de la consulta con el 911, se determinó que la moto había sido robada en San Lorenzo, donde existía un pedido de secuestro sobre el rodado.
El fiscal en turno resolvió entonces que la mujer que lo conducía fuera citada a la Comisaría, se la identifique dactiloscópicamente, y se la notifique de causa por el encubrimiento del hurto de la motocicleta, y por desobediencia al escapar del control.

Most Popular Topics

Editor Picks