La Provincia tendrá 19 canales nuevos en tv digital 0 906

El sistema TDT otorgará 9 frecuencias cada una a las ciudades de Santa Fe y Rosario, con 4 para empresas privadas, 4 para organizaciones no comerciales, una para la UNR, otra para la UNL, y el canal 30 del Estado provincial.

“En esto se concentra el espíritu de la ley. Es un hecho que la pone en funcionamiento pleno”, se entusiasma Stella Hernández, secretaria Gremial del Sindicato de Prensa de Rosario. La representante sindical es además miembro del Consejo Federal de Comunicación Audiovisual –una suerte de “legislatura” de la televisión nacional que puso en funcionamiento la todavía nueva ley de Medios– se refiere, claro está, al anuncio de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de la aparición en el horizonte de 220 nuevos canales de televisión. De esa cifra, según indicó el vicerrector de la UNR y director de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), Eduardo Seminara, 19 estarán en la provincia de Santa Fe, y 9 de ellos en Rosario. A lo que se suma la asignación del canal 30 para el Estado provincial. Todavía tienen que encadenarse una serie de pasos, que van desde lo administrativo hasta lo tecnológico y no son poca cosa, pero lo cierto es que el anticipo tiene ya sus mojones: en la primera semana del mes que viene, es decir dentro de poco más de 15 días, los consejeros de todo el país elevarán a la Afsca los nombres de los posibles jurados encargados de decidir qué grupos empresarios y qué conjuntos de organizaciones sin fines de lucro accederán a las nuevas señales. En el medio, se confeccionarán los pliegos, y en la última semana de agosto se prevé recepcionar las propuestas de los interesados, a partir de lo cual el tribunal designado –en principio uno para todo el país, pero esto quedará sujeto a una inminente reglamentación– evaluará las ofertas en sus aspectos técnicos, comerciales y financieros para decidir las adjudicaciones finales.

Igual, todo el proceso está sujeto a que se complete la instalación de las 150 antenas de televisión digital terrestre que permitan cubrir todo el país. Las dos que necesita Santa Fe estarán montadas en el segundo semestre de este año, según la estimación de Seminara.

Antes de que la jefa del Estado anunciara que se postulará para un nuevo mandato presidencial, dio a conocer el anuncio que dará un vuelco clave en un sistema que permaneció prácticamente inalterado durante décadas: la televisión por aire. Es el primer gran surco que abre la nueva ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y se suma a la instalación de la Televisión Digital Terrestre. Ésta última era utilizada por el sistema de medios del Estado, y ahora se abre a la licitación de 220 nuevos canales de televisión abierta en todo el país que se agregan a las 29 licencias actuales y que incorporará por vez primera –además de nuevas empresas privadas– a expresiones de entidades sin fines de lucro: sindicatos, organizaciones sociales o pueblos originarios, por ejemplo, que sin embargo deberán demostrar que tienen proyectos sustentables para operar en las áreas en las que se presentan. En este esquema, habrá cuatro nuevos canales privados en el aglomerado Santa Fe y otros tantos en el de Rosario. A ellos se sumarán la misma cantidad de frecuencias destinadas a entidades no comerciales en cada una de las dos ciudades. El paquete se completa con un canal asignado directamente a cada casa de altos estudios pública asentada en la provincia: la Universidad Nacional del Litoral (UNL) y la de Rosario (UNR). Y por último, el canal 30 reservado para el Estado provincial. Éste, sin embargo, deberá hacerse cargo de las repetidoras necesarias –alrededor de 30– para cubrir todo el territorio del distrito.

La novedad impactará directamente a un mercado que desde que comenzó a principios de los 60 sólo fue sacudido por la penetración de la televisión por cable y siguiendo una lógica concentración hasta la promulgación de Ley de Medios.

Por caso, las licencias de televisión para Rosario LT 83 TV y LT 84 TV, Canal 3 y Canal 5, fueron otorgadas en 1964, siete años después de que la dictadura que derrocó al presidente Juan Domingo Perón resolviera abrir hacia los actores privados el sistema de televisión nacional, hasta entonces bajo monopolio estatal.

Así se crearon, en 1957, los más conocidos canales de aire del país, el 9, el 11 y el 13, parte de un sistema que permanecería prácticamente invariable: desde entonces y hasta el presente no hubo nuevos canales a excepción del 2 de La Plata, en 1966. Por ello los existentes fueron objeto de fuertes pujas políticas y económicas: en 1974, durante la tercera presidencia de Perón, fueron estatizados, durante la última dictadura quedaron bajo la órbita del Ejército y tras la recuperación democrática de 1983 fueron “devueltos” a los licenciatarios.

No ocurrió así con el 3 y el 5, y tampoco con el tercer actor que llegó a la provincia: LT 82 TV, Canal 13 de Santa Fe, se sumó al aire de la provincia en 1966, pero como repetidora del Canal 7, la emisora estatal y más antigua del país, que comenzó a operar en 1951.
Sin embargo, a las tres emisoras, que sobrevivieron a los vaivenes políticos y económicos del último medio siglo dando el paso clave de la transmisión en colores, sí quedaron sacudidas por los grandes cambios de la liberalización económica que caracterizó a la década de los 90: poco a poco comenzaron a funcionar como semi-repetidoras:  Canal 3 como asociado a Artear (Canal 13 de Buenos Aires) y Canal 5 y Canal 13 de Santa Fe como parte de Telefé (Canal 11).

Así permanecieron hasta la promulgación de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que cambió la lógica de lo que la consejera Hernández describe como “comunicación unidireccional de Buenos Aires hacia el interior”. Obligadas a incluir producciones locales en sus grillas, las tradicionales señales despuntaron con nuevos contenidos que ahora según se anuncia desde el gobierno, debería multiplicarse.

Empero, aún restan varios pasos para que esos anticipos se vuelvan realidad. Si bien en el caso de los canales universitarios (UNR y UNL) y de la señal que lanzará la provincia se trata de “autorizaciones” sujetas a la aprobación de un proyecto sustentable, y no de concursos, todo indica que pasará no poco tiempo hasta que estén en condiciones –técnicas, administrativas y de contenidos– de transmitir.

En el caso de los canales privados y las señales para “entidades sin fines de lucro”, resta, además de la conformación del jurado que evaluará a los postulantes, la elaboración y venta de los pliegos para concursar, que contendrán exigencias diferentes para cada sector y estarán de acuerdo a la potencia y el área de cobertura propuesta.

El nuevo sistema de TV digital terrestre le evita a las licenciatarias el costo de montar sus plantas transmisoras, de mantenerlas y de pagar a personal técnico, pero sí deberán contratar con la estatal Ar-Sat (empresa argentina de soluciones satelitales) el servicio de transmisión satelital que amplíe las coberturas.

Para poder ver los nuevos canales, además, será necesario tener aparatos con los conversores digitales incorporados o los convencionales con las “cajas” adaptadoras externas.

Publicado por: elciudadanoweb.com

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Movida itinerante en defensa del tren a Rosario 0 216

El servicio de trenes de pasajeros, en permanente riesgo de desaparición, recibirá una muestra de adhesión, en el caso del tramo Cañada de Gómez-Rosario, cuando el próximo viernes 24 de mayo lleguen a nuestra ciudad, en el tren que parte de Rosario Norte a las 14.30, referentes sociales y políticos que habitualmente participan de manifestaciones a favor de la permanencia del medio de transporte.

El tren que une a ambas ciudades y enlaza a todas las poblaciones por las que atraviesa en el trayecto, si bien con pocos horarios y con una duración excesiva del tiempo de viaje, se ha convertido en un recurso habitual para mucha gente, usuarios cuyo número va en alza, en paralelo con las falencias del servicio de ómnibus y el encarecimiento del precio del pasaje.

El actual gobierno nacional ha dado permanentes muestras de querer suprimir el funcionamiento de los ferrocarriles en manos estatales, a pesar de las protestas y manifestaciones a favor que frecuentemente se producen. El método para desalentar el uso de este medio de transporte varía entre quitarle el dinero para que se reparen vehículos, haciendo que las roturas sean cada vez más frecuentes, y la cancelación intempestiva de servicios, lo que deja al público usuario de a pie. Todo ello crea un estado de desaliento hasta hacer que, no habiendo una prestación confiable, la gente vaya paulatinamente dejando de pensar en el tren como una opción válida.

A todo ello es lo que se enfrenta el colectivo que resiste a esa política de cancelación de lo que en tiempos cada vez más lejanos fue un hecho fundacional de nuestras comunidades, y un medio de vincular a cada una de las ciudades y pueblos por los que atraviesa.

La EPE invita a recategorizarse para acceder a subsidio 0 288

La Empresa Provincial de la Energía de Santa Fe recuerda a sus usuarios residenciales que entró en vigencia un Plan de Recategorización en el Registro de Acceso a los Subsidios de la Energía Eléctrica (RASE).
El sistema de subsidios fue modificado en cuanto a la segmentación por ingresos económicos, y por esta razón se invita a los usuarios a que revisen su categoría y actualicen sus datos socioeconómicos en www.argentina.gob.ar/subsidios.

Al respecto, Hugo Marcucci, presidente de la EPE, destacó que “estamos replicando esta información a modo servicio para los usuarios. Teniendo en cuenta el contexto actual, la recategorización puede significar una ayuda para muchos santafesinos. Actualmente son más 400 mil usuarios residenciales en la categoría N1” (que es el de mayores ingresos).
Vale recordar que aquellas personas que no se hayan registrado serán categorizadas en el grupo N1, por lo que no percibirán ningún tipo de subsidio en la tarifa de energía.

 

Requisitos
El régimen de segmentación de subsidios contempla 3 niveles: N1 (ingresos altos y personas que no se hayan anotado), N2 (ingresos bajos) y N3 (ingresos medios).
Son considerados N1 aquellas personas cuyos Ingresos mensuales totales del hogar sean equivalentes o superiores a 3,5 canastas básicas ($2.706.847, 85); tengan 3 o más inmuebles y 3 o más vehículos, con una antigüedad menor a 5 años. También, aquellas que no se hayan registrado o hayan renunciado a recibir el subsidio.
El grupo N2 está compuesto por quienes cuyos ingresos netos mensuales totales del hogar sean menores a 1 canasta básica total ($773.385,10), poseer hasta un inmueble y no contar con un vehículo con menos de 3 años de antigüedad.
Por último, ingresarán en el grupo N3 quienes cuenten con ingresos mensuales totales entre 1 y 3,5 canastas básicas ($773.385,10 y $2.706.847,85), posean hasta 2 inmuebles y un vehículo con hasta 3 años de antigüedad.

Most Popular Topics

Editor Picks