Un auto sin control subió a un cantero 0 131

Este sábado, un Ford Fiesta ocupado por dos menores, que circulaba por calle Newbery hacia el este, cruzó Mitre, se subió a un cantero, y tras tumbar un árbol fue detenido por otro. Uno de los menores sufrió algunas lesiones de carácter leve.

El incidente ocurrió poco antes de las 14 del sábado, cuando el Ford Fiesta blanco en el circulaban dos muchachos de 17 años, por causas no establecidas siguió de largo en ese lugar, donde la calzada finaliza, y tras subirse al cantero existente como parte del Barrio Jardín, derribó un árbol, para finalmente detener su marcha contra un grupo de arbustos y sobre otro ejemplar de mucho mayor porte. En el cantero se encontraban algunas personas que quedaron atónitas cuando el vehículo subió desplazándose hacia donde finalmente quedó inmóvil.
Al lugar acudió la policía y una ambulancia de Cemi, que atendió a uno de los ocupantes del automóvil, quien sufrió algunas lesiones leves y luego fue conducido a un sanatorio local.

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Operativo policial con controles en distintos puntos de la ciudad 0 315

Unos cuarenta efectivos policiales llegaron a la ciudad, para sumarse a un operativo de control, el que se desarrollará durante toda la jornada en distintos puntos.
Se trata de un procedimiento a cargo de fuerzas de seguridad que se viene llevando a cabo periódicamente en las ciudades de la provincia.

Le robaron el auto pero lo abandonaron porque se les incendió 0 344

El dueño del auto, un Chevrolet Corsa estacionado frente a su casa, le dio las llaves a un amigo para hacer una compra, pero éste comprobó alarmado que el coche no estaba en el lugar, donde el o los ladrones dejaron en cambio una bicicleta.
Avisada la policía, en una recorrida halló el vehículo detenido a pocas cuadras, en Ocampo y Alem, que presentaba un principio de incendio, por lo que fueron convocados los Bomberos para apagarlo.
El coche terminó con los asientos delanteros dañados, mientras que los ladrones, que debieron abandonarlo al igual que a la bicicleta, se perdieron con rumbo desconocido.

Most Popular Topics

Editor Picks