Carlos del Frade presenta su libro Peones Heroicos 0 810

A doscientos años del combate de San Lorenzo y a ciento ochenta de la reconquista de Malvinas, rescata al sargento Cabral y al gaucho Rivero; gente de a pie que también hizo la historia. Jueves 25 las 19.30 en Mr. Lunch

Se trata del último título del autor, quien tomó como tema los 200 años del combate de San Lorenzo y los 180 años de la reconquista de Malvinas, con personajes memorables y héroes de estas dos gestas, el Sargento Cabral y el “gaucho” Rivero, poniendo en diálogo diferentes episodios de la historia, muchas veces ninguneada.
En cuanto a “Peones Heroicos”, Carlos delFrade dijo:
“A mi me parece que la excusa de hablar del Sargento Cabral y el “gaucho” Rivero, primero evidencia la gente de a pie que hizo la historia, pero es la gente que no sabía leer ni escribir, por lo tanto no quedaron registros, y fueron ocultados deliberadamente, pero fueron peones los que hicieron grande a San Martín, a Guemes, Belgrano, Artigas, y por eso negar a ellos es negar la fuerza que tuvieron San Martín, Guemes, Belgrano y Artigas, por eso lo que queremos a través de la recuperación de la historia fragmentada de Cabral y de Rivero es recuperar la historia de las mayorías y devolver el desafío, que pasa hoy con nosotros, que formamos parte de las mayorías, cual es el proyecto que nos enamora, cual es el proyecto que puede hacer que vos y yo demos la vida por una idea, existe eso, no existe, si coexiste, porque no existe, esas son las cuestiones que plantea el libro”.
Este título significa también para su autor, la continuidad de su libro anterior, “Los caminos de Belgrano”, ya que también están la continuidad de ir a buscar a los lugares donde nacieron, pelearon y murieron cada uno de éstos héroes, las historias actuales de la gente que vive con ese mito.

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El puente tendrá un domingo de feria 0 334

La Feria del Puente de este domingo 12 de junio promete una variada oferta, que va desde la feria retro, arte, recreación, hasta la música en vivo y sorteos.
Será desde las 11 de la mañana en el Paseo Scalabrini Ortiz de Bv. Balcarce.

Carlos Del Frade presenta su libro Peones Heroicos 0 0

A doscientos años del combate de San Lorenzo, y a ciento ochenta de la reconquista de Malvinas, el autor rescata a dos de esos “peones” de la historia, nombrados pero poco conocidos: el Sargento Cabral y el Gaucho Rivero.

En 2013 se cumplen doscientos y ciento ochenta años, respectivamente, del compromiso de dos peones que se jugaron enteros por la libertad y la soberanía de la Argentina.

Juan Bautista Cabral, nacido en Saladas, provincia de Corrientes, y que terminó sus días para que siguieran andando los sueños representados por José de San Martín en el combate de San Lorenzo, el 3 de febrero de 1813, era uno de ellos.

Y el otro peón, Antonio Rivero, nacido en los pagos del Montiel, provincia de Entre Ríos, protagonizó el 26 de agosto de 1833 la toma por asalto de las casas de Puerto Soledad y las embarcaciones inglesas en las islas Malvinas. Izaron la bandera de Belgrano y gobernaron hasta el 7 de enero de 1834.

Cabral y Rivero, no solamente fueron soldados heroicos como dice la famosa Marcha de San Lorenzo, sino también peones heroicos.

Recordar sus días es saludar la dignidad cotidiana de los miles y miles de peones que en todos los rincones del país siguen luchando por la libertad, la igualdad y la dignidad.

Dos historias individuales que, en realidad, son colectivas.

Cabral tiene varias identidades en su propio ser: esclavo, negro, peón, soldado e integrante de las tierras guaraníes que venían peleando por la libertad desde mucho antes que él naciera.

Rivero, por su parte, es el reflejo de la tierra que se conmovió con la epopeya artiguista, donde se declaró la independencia por primera vez, el 29 de junio de 1815, en Arroyo de la China –hoy Concepción del Uruguay, provincia de Entre Ríos-; y también sintetiza la obstinada resistencia de las mayorías a las distintas invasiones del imperio más poderoso del siglo diecinueve como fue el inglés.

Sus nombres no solamente son convocados desde los aniversarios que se cumplirán en 2013, sino desde el mismo presente.

Las relaciones internacionales con los países africanos del tercer milenio reactualizan la impronta negra en la identidad argentina, al mismo tiempo que las siempre conflictivas vinculaciones con Gran Bretaña en torno a las islas Malvinas sugieren revisar, una y otra vez, aquella historia donde aparece el gaucho Rivero.

Sus propias existencias, que van desde 1789 a 1845, están atravesadas por poderosos acontecimientos que marcaron la crónica social, política, económica y cultural de Argentina y los demás países de América del Sur.

Muchos fantasmas se mueven junto a Cabral y Rivero: los negros esclavos, las luchas guaraníes, las revueltas de los comuneros correntinos, la revolución de mayo, el proyecto artiguista, la epopeya sanmartiniana, los tiempos de la llamada anarquía, el rosismo y las permanentes intentonas de las potencias europeas por adueñarse de estas tierras.

También hay una deliberada forma de construir olvido y ninguneo sobre ambos personajes.

Porque Cabral y Rivero son hombres de abajo y no conviene que se sepa y mucho menos que se intente imitar el compromiso por ideales superiores de los que forman parte de los que son más en estos arrabales del mundo.

Por eso no es casualidad que la Academia Nacional de Historia haya coincidido en la descalificación sobre Rivero que hacen los ingleses. El relato histórico es funcional a las minorías que quieren controlar el presente. De allí que construyen, de manera permanente, el pasado.

El objetivo político de la falsificación histórica es hacernos creer que para dejar una marca en el tiempo hay que ser un superhéroe, un hombre superior, un elegido; nunca uno más, un habitante del mar del pueblo.

De tal forma, los comunes, los millones, jamás sienten que son capaces de hacer la historia y apenas tienen derecho a rendir culto a las miles de estatuas vacías de sentimientos y proyectos políticos que se esparcen por toda la fenomenal geografía de la Argentina.

Ocultar la historia de los héroes populares es imponer la resignación: ustedes, los que más son, apenas están invitados a ser meros espectadores del juego de las minorías.

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El puente tendrá un domingo de feria 0 334

La Feria del Puente de este domingo 12 de junio promete una variada oferta, que va desde la feria retro, arte, recreación, hasta la música en vivo y sorteos.
Será desde las 11 de la mañana en el Paseo Scalabrini Ortiz de Bv. Balcarce.

Most Popular Topics

Editor Picks