Oscar Giunta trae el mejor jazz a la ciudad 0 172

Este sábado, el notorio baterista actuará en Casa del Bicentenario de Cañada de Gómez. Regresa con su trío por primera vez a los escenarios luego de una gira por EEUU.

Giunta se presentará junto a Hernán Jacinto (piano) y Flavio Romero (contrabajo, este sábado 8 de junio a las 21 en Casa del Bicentenario. Se trata del primer concierto tras su paso por Estados Unidos, donde grabó además el álbum Apaláp, en Nueva York.

Semblanza del artista
Oscar Giunta nació en Mendoza, en 1976, en el seno de una familia musical: por el lado de su padre, el pianista y contrabajista Oscar Giunta, y por el de su madre, la cantante Liliana Parafioriti. A los siete años debutó tocando la batería en un programa de jóvenes músicos en Canal 11. Estudió con Junior Césari, Eduardo Casalla y Pablo La Porta, y es egresado del conservatorio Juan Padro Esnaola.
A los 13 años ya acompañaba al gran pianista Horacio Larumbe. En 1999 fue cofundador de uno de los grupos emblemáticos del nuevo jazz en la Argentina: el Quinteto Urbano. Tocó en los grupos de Javier Malosetti, Luis Salinas, Ricardo Cavalli, Diego Urcola y Guillermo Romero, entre otros. En junio de 2011 tocó en el cuarteto del saxofonista Wayne Shorter en el Gran Rex.
Su carrera de desarrolla entre la docencia, actividad que ejerce tanto en la Argentina como en otros países de América Latina, y sus actuaciones con el trío.

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Presentan “El abrazo del tango y el rock” 0 239

La presentación de “El abrazo del tango y el rock” será este jueves a las 20.30 en Casa del Bicentenario, con la presencia de su autor, Alejo Rodríguez de Fraga, y la actuación de músicos de la ciudad.
Dirán presente Rubén Carreras, Fer Quiroz, Diego Ferreyra, Carlos Verdicchio, Abel Celayes, Luchi Giorgis, Esequiel Martes, Rolo Villagra y Cristian Gustafsson

“En estas necesarias páginas se arremolinan, entre otras, la sonoridad melancólica del fueye, la distorsión del Marshall, la voz astral de Luis Alberto Spinetta, la envinada de Roberto Goyeneche, el cachetazo de Charles Baudelaire, líricas que tanto denuncian como enamoran; en fin, el arrabal todo con sus aciertos, sus yerros, su contradicción. Eso sí, vuelto melodía, vuelto palabra. Quizá -en la totalidad de estas páginas- se da aquello que Homero y Virgilio Expósito bellamente han denominado “Cancionística”.

(Del prólogo de libro – Matías Mauro)

Una noche brillante de la música cañadense 0 307

La velada tuvo una nota saliente, como lo ue la llegada de la orquesta bonaerense que dirige el cañadense Roby Flores, pero no fue la única: estuvo la actuación sobresaliente de la Orquesta Municipal de Tango, y la presentación, como novedad, de la Orquesta Sinfónica Municipal, que arrancó así su trayectoria.

La noche comenzó con la Orquesta Municipal de Tango, que dirige Cristian Gustafsson, que dio una nueva muestra de su excelencia, tanto en su faz instrumental como cuando se sumó la voz de Ezequiel Martés. Piazzolla, Pugliese, Filiberto, estuvieron dentro del abanico de clásicos que interpretó la agrupación, a la que luego se le sumaron integrantes de lo que será de aquí en más la Orquesta Sinfónica Municipal, nutrida de alumnos de distintos instrumentos de la escuela Municipal.
Luego, el equipo de gestión municipal presentó los instrumentos que se han adquirido para la nueva orquesta.

Y de esa manera llegó el plato principal: la Orquesta Sinfónica Juvenil de la municipalidad de Hurlingham, dirigida por Roberto Flores, un conjunto afiatado que recorrió un abanico de obras que fueron desde Beethoven y Rossini, un número del musical “Chicago”, y un malambo de Ginastera, hasta dese,bocar en la sorpresa de la ncohe, cuando se sumó a la agrupación Héctor “Taka” Guerino en un par de temas populares. Así, Roby unió al pasado común de ambos en Los Clever’s, constituyendo un emotivo momento de la jornada, que finalizó con la unión de todos los que habían actuado, en un final merecido para la hermosa noche musical, con varios bises incluidos.

Un párrafo aparte lo merece Roberto Flores. Alguien que se fue de Cañada de Gómez muy chico, a cumplir con su vocación de seguir creciendo con la música. Una larga y rica trayectoria que no quitó nada de generosidad, que lo llevó a compartir la noche con todos los cañadenses que actuaron este domingo, recordando a familia y amigos, reencontrándose con su maestra de la primaria, y recibiendo el mismo cariño y respeto que entregó a raudales.

 

Most Popular Topics

Editor Picks