Se cumple un nuevo aniversario de la muerte de Jorge Omar Albertengo 0 642

A dos años de la partida del ex Intendente y referente nacional del Movimiento, un recordatorio de su vida militante en la nota que fue publicada por este medio el día de su fallecimiento.

Por Ruben Eduardo Kelo Moreno

UN ABRAZO MILITANTE

Hoy es un día muy triste en mi militancia, siento un profundo dolor difícil de expresar, mi historia con él arranca en aquellos años 70, en los que si bien yo participaba en espacios de izquierda con el gran amigo (hermano) Gustavo, hijo de Aldo, un histórico del peronismo, como dirían en las choripaneadas de las básicas, eso hacía que participara en sus campañas internas complicadas y realmente partidas.
Entonces aparece un joven abogado en la escena política , y se preguntaban ¿quién es ese Albertengo que nombran tanto, lo conocés?. Si lo veo sí, pero no me doy cuenta decían en el los barrio. El Quique, respondían, en esos sonoros actos públicos de campaña con palcos, donde era un orgullo estar.

Recuerdo esa asamblea donde faltaba el aire de la cantidad de militantes. Fue en el edificio donde actualmente está la Terminal de ómnibus. Entonces nacía un dirigente que iba a marcar mucho la política peronista de Iriondo: Jorge Omar Albertengo, quien ganó las elecciones con la fusta bajo el brazo.

El contaba siempre con orgullo que cuando llegó el golpe del 76 le revisaron todos los papeles, pero su honestidad era más fuerte, lo que está guardado en un acta que apareció hace un par de años, en la que consta su prolijidad política.

En el 82 vuelve a florecer la militancia reprimida durante tantos años de dictadura, se formaron las juventudes políticas. Me incorporé a la JP (a una de tantas), vuelve el Quique a la Intendencia, siempre recordada su gestión por la cantidad de obras.

Fui su cuestionador, ja, largas discusiones en las que se paraba y discutía y respondía, uno viajaba y cuando decía que era de Cañada y se encontraba con algún compa decían: Ah, de los pagos de Albertengo, ¡qué dirigente el Quique!

Ese respeto hizo que dejara tanto para la ciudad, quien le iba a decir que no, realmente es tan difícil no sentir este dolor con tantas enseñanzas. Hoy con el tiempo entiendo su ideal, su claridad en cada crisis, hacía el seguimiento de toda la política con un sentido de ubicación, hoy uno ve que no estaba equivocado, le tocó luchar con la enfermedad -que lo último que mata es el cerebro- y se la peleó lindo; me decía uno de sus hijos “Al Quique le haría falta un cuerpo joven porque su cerebro está intacto”

Querido compañero Quique Albertengo, sólo quiero darte un fuerte abrazo militante y decirte que llevaré siempre vivo en mi corazón tu frase: “Estamos todos locos, cuándo vamos a entender que la que manda es la política, lo otro no solucionará los problemas de la gente, descubrirás la razón de la vida y de la muerte, los buenos políticos nunca mueren, siguen militando donde están ausentes las necesidades”

La muerte llama, uno a uno, a todos los hombres y a las mujeres todas, sin olvidarse de uno solo -¡Dios, qué fatal memoria!-, y los que por ahora vamos librando, saltando de bache en bache como mariposas o gacelas, jamás llegamos a creer que fuera con nosotros, algún día, su cruel designio.
CAMILO JOSÉ CELA

 

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Marcelo Casalegno visitó la fábrica La Esperanza 0 756

“Nos recibió Gusti Rodríguez y charlamos sobre la realidad de la empresa y las expectativas para el corto y mediano plazo. Nos contó que a pesar de la pandemia, que los afectó un par de meses al principio del año, en setiembre lograron el récord histórico de unidades vendidas”, manifestó Casalegno.

Actualmente, en La Esperanza se desempeñan aproximadamente 50 trabajadores, quienes día a día se esfuerzan para llegar a los objetivos planteados.

“La inversión que vienen realizando, la modernización de los equipamientos y procesos, la capacitación del personal, y sobre todo, políticas que fomentan el desarrollo productivo, son los pilares del crecimiento de las industrias que, como La Esperanza, hacen de Cañada un polo productivo regional”, concluyó Casalegno.

Celebran el Día del Militante e invitan a Plaza San Martín 0 905

La nota emitida por la Agrupación Cañadense Nacional y Popular:

Celebramos el día del Militante

Desde la Agrupación Cañadense Nacional y Popular invitamos celebrar el Día del Militante el próximo martes 17 de noviembre a las 18.30 hs frente al busto a Evita en la plaza San Martín de Cañada de Gómez. La fecha es un símbolo y un homenaje a la resistencia militante de miles de compañeros que lograron que el general Perón volviera al país un 17 de noviembre de 1972 tras 18 años de exilio.
Con este sencillo acto –en el que cada uno llevará una flor al busto de Evita recordando de este modo a los compañeros que ya no están- queremos reivindicar el valor de la militancia política y social que a través de sus luchas permite soñar aún con una patria justa, libre y soberana, con inclusión e igualdad de oportunidades para todxs.

Celebramos la militancia

Desde la Agrupación Cañadense Nacional y Popular venimos a celebrar el día del militante, y a homenajear a tantos compañeros que dejaron su vida en esta tarea, comenzando por la propia Evita, cuyo busto hoy nos convoca y reúne. Y esto no es una casualidad, porque es justamente este busto -vandalizado y arrastrado por toda la ciudad por aquellos viejos profetas del odio durante el golpe fusilador de 1955- el símbolo más claro del valor de la militancia y del amor del pueblo hacia quienes fueron capaces de devolverle la dignidad y la esperanza.

Porque fueron 2 o 3 militantes hasta el día de hoy desconocidos y anónimos quienes rescataron este busto del arroyo adonde lo habían tirado los odiadores, y quienes lo mantuvieron durante años escondido para que un gobierno peronista en 1973 lo volviera a poner en esta plaza del pueblo.

Por eso frente a este busto con su rostro todavía golpeado por el odio de entonces, que muchos hoy quieren repetir, venimos a reivindicar y homenajear a tantos militantes del campo nacional y popular que dejaron la vida luchando por un país más justo. Los que murieron en el bombardeo a la plaza de Mayo el 16 de junio del 55, en el primer intento para derrocar a Perón, los fusilados en los basurales de José León Suárez el 9 de junio del 56, los compañeros perseguidos y encarcelados durante la resistencia peronista.

Todos ellos lograron con su lucha que un 17 de noviembre de 1972 tras 18 años de exilio, el general Perón volviera al país. Por eso hoy celebramos el día del militante, porque además ese día la enorme movilización de militantes peronistas desbordó los controles y rompió el cerco que las fuerzas de seguridad de la dictadura de Lanusse habían montado para detener a Perón e impedirle su regreso a suelo argentino.

También en este día queremos recordar a las víctimas del golpe cívico militar instaurado en el país en marzo de 1976. A los compañeros torturados y asesinados por la dictadura genocida que dejó 30 mil desaparecidos y centenares de niños nacidos en cautiverio que aún estamos buscando. Pero también en este día queremos reivindicar a las nuevas generaciones que vieron renacer la esperanza militante el día en que Néstor Kirchner vino a proponernos un sueño.

Y florecieron mil flores: en la básicas, en los centros barriales, en las organizaciones sociales, en la militancia cotidiana de jóvenes comprometidos con una patria de todas y de todos, convencidos de que el amor vence al odio.

Por eso estamos hoy aquí, para alentar y acompañar a las nuevas formas de militancia: a los movimientos feministas que con su histórica lucha más temprano que tarde harán caer al patriarcado, a las organizaciones que defienden la diversidad sexual y la identidad de género, a los luchadores por una sociedad sin agrotóxicos, a los que defienden las causas ambientales, a los que están a favor de recuperar y mantener los montes existentes y en defensa de los humedales, a los históricos militantes defensores de los derechos humanos, a los militantes sociales y a los que abrazamos la política como una herramienta de transformación para tener un país y una sociedad más justa e inclusiva.

Porque somos los herederos de Perón y de Evita, y porque a pesar de las bombas, de los fusilamientos, de los compañeros muertos, de los desaparecidos, NO NOS HAN VENCIDO.-

AGRUPACIÓN CAÑADENSE NACIONAL Y POPULAR

Most Popular Topics

Editor Picks