Y la banda sigue tocando 0 11462

Punto G celebra los 30 años de la grabación de su primer disco, el que recién vio la luz un año después, acorde a las peripecias de un grupo de pibes cañadenses que antes de darse cuenta ganaron lauros, los produjo Fito Páez, y hoy como si nada están de nuevo en la huella.

La charla con Carlos Verdicchio y Rubén Carrera discurre por los comienzos del camino de los G. “Una historia de derrotas y fracasos”, bromea Rubén, refiriendo a esos tiempos en los que apenas pasaban los 20 años de edad.
-No teníamos dimensión de lo que hacíamos –cuenta Carlitos- entre charlas delirantes, sin conciencia de hacer una carrera mediana en la música, nada de eso.

“Delirábamos y salía todo lo contrario” se ríe y apunta Carrera.

En el ’88 aparece la posibilidad de intervenir en el Pre Chateau de Rosario, un festival eliminatorio cuyo ganador tocaría en la entonces meca festivalera del rock argentino, el Chateau Rock que se realizaba en el estadio mundialista cordobés.

Y a Rosario fueron los G.

Carlos Verdicchio: -Aunque ya habíamos tocado algunas veces en Rosario, fueron en lugares pequeños, nada a la escala del anfiteatro, con diez mil personas, producción.
Rubén Carreras –Era casi una excusa para tocar en Rosario, pocas bandas de Cañada lo hacían, ¡y en dos días habíamos ganado! Con eso lográbamos actuar en vivo en el Chateau, y además el premio incluía grabar un disco.
CV :- El triunfo nos permitió lograr conexiones, amigos que eran músicos o periodistas, y difundían lo nuestro, y de esa manera alguno le acercó a Fito Páez algo de lo que teníamos grabado, y le gustó. Sonábamos distinto a los que se escuchaba entonces, también las letras, incluso nuestra actitud. Así que nos acercó la propuesta de participar en la producción del disco.
RC: -Otra de las características de entonces era la cantidad de horas que ensayábamos. Era tocar y tocar, viajar a Rosario todos los días, a veces a dedo.

Llegó la propuesta de Fito, y sin pensarlo dos veces la banda partió rauda en el Urquiza, a Buenos aires y el estudio que el músico tenía en Caballito. Allí no sólo alternaban con Páez, o Fabiana Cantilo, sino que una cantidad de músicos pasaban a diario por allí.

CV: -Era un sueño estar en ese lugar, en contacto con una personalidad como ésa, Tweety González era el operador.
RC: – Fue como una bomba atómica sobre nuestras cabezas, rodeados de músicos conocidos, qué se yo, Guillermo Vadalá estaba allí, mirando, y tantos otros. Además, dormíamos en el mismo estudio, era el ’88, una época tremenda de crisis, en ese entonces se cortaba la luz cada tres horas y volvía a funcionar otras tres, así continuamente. Entonces debíamos aprovecharlas, pr ejemplo grabábamos un domingo a las 8, le pegábamos hasta las 11 y entonces… corte de luz. Tres horas charlando solamente, sin hacer otra cosa porque no teníamos un mango.
CV: -Un calor infernal, el aire era irrespirable.
RC: Teníamos el modo “morfargo”, porque con el Tato comíamos ese pan y ninguna otra cosa
“La inflación fue el ángel de la guarda en toda nuestra carrera” agrega Carlitos.

En el 91 salió el segundo disco, de producción propia. En ese momento arrancó con fuerza el formato CD, y en poco tiempo todo se grababa en esa condición. “Y nosotros salimos contentos con nuestro vinilo debajo del brazo” se lamenta Carlitos. “Lo vendían con los del Trío Los Panchos y Música en Libertad” bromea el bajista.
“Hoy hubiésemos vendido cualquier cantidad en vinilo” agrega Carrera “pero entonces…”

CV: En el 93 salió el tercero de los álbumes, ése lo grabamos en Alfa Centauro, pero con una discográfica detrás. Incluía nuevas versiones de algún tema del primero, como Cae lenta.
Un año después dejamos de tocar

 

Cada uno siguió distintos derroteros, tanto en lo personal como en lo musical. ¿Cómo comenzó la nueva parte de la historia que desemboca en este aniversario?

RC: -Con mayor o menor presencia, como Coky que tenía su grupo, todos seguimos tocando. A veces nos invitaban como grupo, Coky lo hacía, en el 2000 tocamos en La Rockería, hasta que hace dos años, cuando se festejaron los 50 años del rock de Rosario ahí también nos invitaron, ¡y a cerrar las jornadas!.
CV: -Fue entonces cuando caímos en la cuenta que eso no era joda, teníamos que ensayar en serio. Además teníamos dudas, sobre cómo nos iban a recibir, qué onda había ahora.
RC: -En el primer ensayo ninguno hablaba una palabra, pero fue mágico, como si nunca hubiésemos dejado de tocar, estuvo bueno la pasamos bien.
CV: es que desde el punto de vista musical, humano también, la cosa se complica, somos grandes, con nuestras mañas…

No todos evolucionan de la misma manera…

CV: Esa es la conclusión: que ninguno de nosotros maduró!… (risas).
RC: En fin, el recital estuvo bueno, la gente respondió, y entonces comenzaron a llamarnos para tocar, cada vez más seguido. Fue entonces que un día Coky dijo: Viejo, esto es trabajo!.. entonces vamos a trabajar!…
CV: Ahora ensayamos, tenemos la ventaja que Juan (Albertengo, el batero de la banda. N de la R.) y el Vila regentean un estudio de ensayo, que es el viejo Alfa Centauro, un lugar hermoso, con todas las comodidades para la tarea, buenos equipos, con cabinas, todo suena perfecto, muy bueno para ensayar.

RC: Para lo de este viernes, tenemos que agradecer un montón a mucha gente. A la Muni, a quien acudimos como punto de partida, pero también a los que se van a ocupar de la parte técnica de los distintos aspectos que se englobarán esa noche. Van a estar Walter Crola, Daniel Ferrero, Carlitos Herrera, entre muchos otros. Y la gente que nos siguió y se acuerda.

Este viernes, Punto G va a tocar el primero de sus álbumes completo, del que se cumplen 30 años de su grabación, en el orden en el que aparecen los temas. Habrá un breve intervalo, y continuarán con una selección de temas de los otros dos discos, un total de algo más de dos horas de actuación.
Resumidos, más de treinta años de una feliz historia de derrotas y fracasos, los que hoy despiertan sonrisas en algunos de sus protagonistas.

 

PUNTO G – VIERNES 5 DE OCTUBRE – 21.30 – TEATRO VERDI CAÑADA DE GÓMEZ

ENTRADAS ADELANTADAS EN ESTACIÓN ESSO DEL CENTRO – PLATEAS $ 250 – PAALCO BAJO $ 200

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Se volvió a registrar en Cañada un caso de coronavirus. Santa Fe tuvo 55 0 147

Cañada de Gómez volvió a confirmar un positivo de covid-19, la única localidad de Iriondo que notificó uno. En Belgrano no hubo contagios nuevos, y en otras localidades cercanas a la nuestra, Carcarañá reportó un caso y San Jerónimo ninguno.

En cuanto al territorio provincial, los casos nuevos de este miércoles fueron 55, sumando 469.795.

Se entregaron en Cañada las primeras jubilaciones por tareas de cuidados 0 108

En un acto realizado en el centro de la juventud, se entregaron las primeras jubilaciones por tareas de cuidados a mujeres de Cañada de Gómez, un total de 22 beneficiarias.
En el acto estuvieron la intendenta Stella Clérici, el presidente del Concejo Deliberante Marcelo Casalegno, y el gerente de Anses en Cañada de Gómez, Pablo Di Tomaso.

Clérici y Casalegno destacaron la importancia del hecho:

“El reconocimiento de aportes por tareas de cuidado visibiliza y repara una desigualdad histórica en la distribución de las tareas de cuidado, reconociendo y valorando el tiempo que las mujeres destinaron y destinan a la crianza de sus hijas e hijos”, expresaron.
“Esta medida iguala oportunidades y genera las condiciones necesarias para que miles de mujeres puedan acceder al derecho a jubilarse”, agregaron, destacando que las jubilaciones se tramitaron en la oficina local de Anses.

El régimen de jubilación por tareas de cuidados:

A través del mismo, las mujeres o personas gestantes que tengan la edad para jubilarse (60 años o más) y no cuenten con los años de aportes necesarios podrán sumar años de servicios computables para su jubilación por cada hijo/a que haya nacido con vida o que haya sido adoptado/a siendo menor de edad.
Computa: un año de aporte por cada hijo o hija, dos años por hijo o hija adoptado o adoptada siendo menor de edad, un año adicional por cada hijo o hija con discapacidad, y dos años adicionales en caso de que el niño o niña haya percibido la Asignación Universal por Hijo (AUH) por al menos 12 meses.
Esta prestación genera derecho a pensión y permite el acceso al sistema de asignaciones familiares y a la obra social para jubilados y pensionados PAMI

Most Popular Topics

Editor Picks