2001: Lo que se incendió y se fue 0 2813

Se cumple un nuevo aniversario de los trágicos sucesos del 19 y 20 de diciembre de ese año, en medio de la sensación que lo que vivimos en estos días de 2023, ya lo hemos visto. Remembranzas de lo que estalló en las grandes ciudades, y de un ligero eco en Cañada.

El 20 de diciembre de 2001 me la pasé inmóvil frente al televisor, viendo, escuchando, con el asombro que aparecía ante una escena violenta que acaecía en el centro de Buenos Aires, a la que casi de inmediato sucedía otra, igual de terrible, acaso con la única diferencia en el vehículo que utilizaban los que pegaban: ahora en caballos, con los que cargaban contra la gente que manifestaba en la Plaza de Mayo; o por parejas en cada moto, que frenaba, se bajaba el de atrás y castigaba a palazos; a pie y en grupo, con escudos entre los que cada tanto asomaban los tiradores que arrojaban balas de goma o plomo, de acuerdo a lo que te tocara.
Así todo hasta las patéticas apariciones de los funcionarios de De la Rúa, el aviso de la renuncia de Cavallo, o el propio presidente que se fugaba.
Todo eso me aparece en un borbotón, confuso, recuerdo el calor que se advertía en las imágenes de ese día de infierno y muerte.

Sin embargo, lo que sí quedó grabado en mi memoria fueron escenas del día anterior. El 19 de diciembre de 2001 explotaba medio país, pero no –aún– Buenos Aires, por lo que las noticias, como en buen país en donde casi todo se cocina en la Capital, eran menos, y más lerdas, en ese entonces lejos de la inmediatez eléctrica de las redes sociales.

Ese día, lo que escuchábamos en Cañada era, sobre todo, referido a saqueos en Rosario, una historia que ya habíamos conocido poco más de una década atrás. Después supimos lo de las muertes a mansalva, entre ellas la de Pocho Lepratti, desde entonces inmortalizado como símbolo de amor desinteresado por los demás.

El 19 a la tardecita fuimos con el coro al Hospital, para hacer villancicos, música que constituye la práctica habitual en esta época del año. Recuerdo que con la Agrupación Vocal Abierta cantamos formados en la escalinata del San José, de frente a la calle, donde se habían colocado sillas en la que se sentaron vecinos, personal, alguna autoridad, que antes de escucharnos asistieron al mensaje de un sacerdote.

El hombre refirió al espíritu navideño, pero arrancó hablando de los sucesos que se estaban desarrollando, y dijo algo así como que nada debería empañar ese clima de amor y paz, mucho más trascendental, al fin, que tener hambre, frustración y miedo por la crisis terminal que se vivía.

Y poco después, en el medio de la actuación del coro, se veía como del edificio de la Comisaría que está enfrente del hospital salían, a la carrera, efectivos con casco, palos y escudos, vaya uno a saber a proteger a qué supermercado de saqueos que jamás se produjeron ni se intentaron.

Ese es el recuerdo primero que aflora cuando me refieren a esos días de furia. El cura diciendo que lo importante era mantener el aura de “acá nos queremos todos” que suele emerger en estos días del año, aunque en derredor todo se incendie y se vaya. Y mis compañeros y yo cantando Huachito Torito y Noche de Paz, mientras la policía corría, con pertrechos anti tumulto, hacia quién sabe qué conflicto, dejándonos en orsái, en medio de ese largo infierno que fue entonces la Argentina.

Roberto Larocca

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8M Día de la Mujer 0 1445

Por: Adriana Diez

 

A grandes rasgos vamos a destacar algunos de los mandatos ancestrales que nos impusieron como destino.

La historia evidentemente relatada por los hombres nos muestra como un accidente o un gran obstáculo para su grandiosa humanidad, afirmamos esto poniendo algunos ejemplos:
Si nos referimos a la religión, la más común entre nosotres es la católica, nos dice que Eva
Es la primera mujer, al comer la manzana prohibida inicia así el pecado original esa mujer que no tuvo la dicha de nacer del vientre de una madre sino de la costilla que le sobraba a Adán (según nos enseñaron).

“Cuando te digan que estás loca, recuerda que un 6 de Noviembre, nació Juana de Castilla, una reina que nunca estuvo loca, ¡nunca!
A Juana la casaron de16 años con un chico al que llamaban el hermoso, (Felipe El Hermoso) aunque no lo era. (Según los retratos, era más bien feo)
El tipo se benefició desde el primer día de todas las damas de la corte.
Cuando éste muere, el padre de Juana no permitió que asumiera su reinado, por ello la encerró con la excusa de su locura, convengamos que Juana era además de hermosa muy inteligente y culta. Hoy se la recuerda como loca y no como prisionera.
La próxima vez que te llamen loca o loca de remate piensa que loca es lo primero que se le dice a una mujer cuando la quieren silenciar.

¿Les suena la frase “Viva el cáncer”? Bueno, pero no lograron borrar el sentimiento de amor hacia Evita en todas las generaciones. Me imagino que sabrán de quién fue la culpa que se separaran los Beatles, no?…

Otro detalle no menos importante es que si no lo dijeran peyorativamente deberíamos estar orgullosas de que nos comparen con los animales, habrán escuchado y repetido porque no, eso de: vaca, cotorra, gato, víbora, lechuza, hiena, burra, cerda, pasando al reino acuático: bagre, vieja del agua, ballena, Lobo marino, también eso de: tenés pata de elefante; hasta en varias canciones nos dicen perraaaa, y en el reino equino se destaca la yegua si, a esa persona que sin nombrar todes sabemos quién es y por cierto cabe destacar como le hacen permanentemente la vida imposible porque es mujer con ejemplos claros eh?

Más allá de cualquier signo político, intentaron matarla y también proscribirla y no hubo ni hay sororidad plena de ninguna, de eso no se habla, como es la cosa? Algunas mujeres si y otras no?, así no funciona esto, es difícil erradicar la cultura patriarcal pero no imposible, debemos ser más comprensibles entre nosotres, mas sororas y menos selectivas a la hora de pedir justicia,.

Cuantas veces nos dijeron brujas y en su ignorancia no saben que es un honor ser brujas, aunque la historia contada por ellos nos diga lo contrario, las mal llamadas brujas en realidad eran las médicas sin título de aquella época, mujeres inteligentes y dedicadas que curaban enfermedades y heridas mediante plantas naturales y como lograron tener gran notoriedad finalmente fueron quemadas y otras ahorcadas para exterminarlas.

El machismo y las ideas tradicionales o creencias respecto a que debe hacer un hombre y que debe hacer una mujer alimentan y sostienen el abuso y las relaciones violentas, recordemos que nadie tiene derecho a maltratarnos.

La violencia hacia la mujer siempre es una forma de ejercicio del poder mediante el empleo de la fuerza física, psicológica, económica, sexual etc. En realidad las situaciones de violencia, los diferentes tipos de abuso se entremezclan; hay agresiones que son tan comunes y se repiten tantas veces y nos pasan a tantas mujeres que ni nos damos cuenta que es abuso: ejemplo:” cállate estúpida no sabes nada no te metas”, basta che con eso de que te duele la cabeza; vos no vas a ningún lado, porque te lo digo yo, me entendes no? Mirá lo que me hiciste hacer! CON MI FAMILIA NO TE METÁS de eso no se habla más. Etc. Etc.

La violencia se usa para castigar y hacerse obedecer, para imponer el poder de quien manda, establece un modelo de conducta donde reina el abuso y el temor, cuyas consecuencias abarcan todos los aspectos de nuestra vida y la de nuestros hijos, afectan también el conjunto de la sociedad, también en el sentimiento de amor propio, autonomía y capacidad de sentir, pensar y actuar con independencia

Involucrémonos a deconstruir esta cultura que tanto nos oprime: en nuestra casa, con la familia, en el club; con les amigues en fin, donde sea necesario, para que cada día no tengamos que exigir QUE PAREN DE MATARNOS!..

Es difícil deconstruir especialmente las mujeres mayores que tenemos arraigado el patriarcado, pero no dejemos de intentarlo y sobretodo ser sororas con las mujeres más jóvenes en el camino de hacer una verdadera revolución defendiendo y logrando más derechos para nosotres.

TENGAMOS SIEMPRE PRESENTE QUE EL DÍA DE LA MUJER SON TODOS LOS DÍAS

Finalizo con:

LA CULTURA DEL TERROR

La extorsión
El insulto
La amenaza
El coscorrón
La bofetada, la paliza
El azote
El cuarto oscuro
La ducha helada
El ayuno obligatorio
La comida obligatoria
La prohibición de salir
La prohibición de decir lo que piensa
La prohibición de decir lo que sienta
Y la humillación pública
Son algunos de los métodos de penitencia y tortura
Tradicionales en la vida de la familia.
Para castigo de la desobediencia y escarmiento de la
Libertad, la tradición familiar perpetúa una cultura
Del terror que humilla a la mujer, enseña a los hijos
A mentir y contagia la peste del miedo. Los derechos
Humanos tendrían que empezar por casa…”

Eduardo Galeano

El Ojo 0 1352

Tenemos los análisis de funcionarios comprometidos con el diagnóstico de las causas que estamos atravesando los ciudadanos y ver la muerte tan de cerca como si fuera un paisaje.
Tanto el Gobernador como el Intendente, y hasta el mismo Presidente, parecen no leer los diarios, ante cada noticia donde aparecen asociaciones ilícitas de gran parte de la fuerzas de seguridad, sumado a la de la Justicia como Fiscales que están cumpliendo condenas.
Estas realidades nunca se mencionan en esas largas conferencias de prensa cargadas solo de catarsis mientras que la idea es: de éso no se habla, todos sabemos que sin complicidad no hay delitos.
Nuestros representantes quieren hacernos creer que desconocen cómo funciona el delito impune seguido de muerte, esa sociedad del crimen organizado penetra en la fuerza en los años 90 a través de los desarmaderos y desguace de autos y el juego clandestino sumando a través de los años a parte de la política e integrantes de la justicia.
Pero en toda la historia nunca nadie se hizo cargo por la cual ahora se está sufriendo las consecuencias , cuando decimos es por ahí, nos referimos a cámaras ,Fuerzas Federales, policías ahora ejército(un juego mentiroso y peligroso) ,compra de picanas ,pistolas Taser ,que persiguen otras formas de gobierno.
Nada de esto va solucionar el problema, está a la vista la inoperancia del facilismo, este tema no es tan simple, es político y lo debe solucionar la política.
El presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, doctor Daniel Erbetta en declaraciones al programa Trascendental por LT8 que conduce José Maggi, se refirió a la pérdida del control del territorio en manos de bandas delictivas, que hasta siguen mandando instrucciones desde la cárcel para organizar “balaceras, extorsiones y crímenes por encargo”.
Por todo esto, pidió “empezar a hacer algo”. “Esto no va a cambiar si no se acepta el problema, si no se reconoce. Si no se asume, no voy a poder nunca pensar en una solución y esto tiene que hacerlo la política” “Hay muchos jefes policiales y agentes que están condenados, y otros sometidos a proceso.
Están condenados, porque no solo brindaron protección, sino que en algunos casos han pasado a gerenciar estos negocios conjuntamente con los sectores que controlan la calle y hacen uso de la violencia”, remarcó.
Estas miradas acertadas con la realidad nunca se toman en cuenta solo se trata de mirar no ver, hay un ojo que está mirando la parte represiva pero garantizando la impunidad y otro ojo la realidad que se sufre ante tantas víctimas inocentes como Máximo 12 años, era alumno de 7° de la Escuela 1344, la escuela intercultural bilingüe Taygoye. Murió mientras lo atendían en el hospital.
Alexis, también alumno de la Taygoye, está grave, lo están operando ahora tratando de sacarle la bala del hígado, En diciembre los acribillaron a Erik y Valentín, alumnos de la escuela 240, la Lola Mora, de zona oeste. Y antes, solo durante parte del 2022, fueron asesinadxs Elena, Ciro, Ámbar, Joel, Brian, Víctor, Alexis, William, Mijaíl, Franco, Facundo Milton, Nicolás, Alan, Geraldine, Marlene, Brandon, Lucas, Zoe, Adriano. Todxs menores. Niñxs o adolescentes. Alumnos y alumnas de nuestras escuelas, se publica en las redes como un grito de basta en un estado ausente que termina siendo cómplice de estos paraísos de la muerte.
Rubén Eduardo Kelo Moreno

 

Most Popular Topics

Editor Picks