Muestra y seminario sobre aplicación de fitosanitarios 0 173

Lo organiza la Fundación CIDETER. Será en el centro tecnológico que la entidad posee en Las Parejas, del 9 al 11 de agosto. El encuentro comprenderá conferencias, exposición de maquinarias y equipos, y demostraciones a campo.

Rumbo al Agroshowroom 2011, Fundación CIDETER también trabaja en otros eventos de gran envergadura. Uno de ellos es el “1er Seminario Nacional de Tecnologías de Aplicación de Fitosanitarios”, el cual tendrá lugar del 9 al 11 de agosto, en las instalaciones del Centro Tecnológico que la fundación posee en la ciudad de Las Parejas, Provincia de Santa Fe.
 
El encuentro comprenderá conferencias, exposición de maquinarias y equipos y demostraciones a campo.
 
La propuesta se basa en fortalecer los conocimientos en técnicas de protección de cultivos y está destinado a aplicadores y profesionales vinculados a la actividad.
 
El seminario pondrá el foco en la mecanización como eje de la eficiencia. De igual modo, se abordarán temas relativos a Mitigación de Pérdidas, Compatibilidad de mezclas, Componentes de los equipos, Nuevos dispositivos electrónicos, Normativas de Seguridad y la Ergonomía, sustentados en un análisis de la problemática actual.
 
La inscripción para quienes quieran asistir al Seminario se realiza a través del e-mail vbravi@cideter.com.ar El costo de inscripción se fijó en $380 (incluye materiales técnicos y didácticos, refrigerio, cafetería y certificado de asistencia)
 
Los Medios de Prensa que deseen asistir al Seminario podrán gestionar su acreditación, sin costo, vía damon.prensa@gmail.com
 
Además de todo lo relacionado al seminario, miembros de Fundación CIDETER brindarán a los medios de comunicación, todos los datos relacionados con el AGROSHOWROOM 2011, con fecha de realización del 4 al 7 de octubre.
 

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La Politica 0 790

Si fuera así como te dicen, no existiría la infelicidad ni la muerte por cosas materiales como sucede cada vez más. Los responsables de ello son los fiscales, abogados y jueces que mantienen el pensamiento de que la propiedad privada es lo más importante. Conceptos como legítima defensa o libre portación de armas, para que hagas justicia propia sin saber de leyes y ellos laburar menos, en búsqueda de soluciones para la construcción social de justicia, por eso un boludo con plata viola más leyes que un ladrón de teléfonos, pero los medios te dicen que tenés que matar al que roba un celular, y no hagas nada contra los que violan leyes que perjudican a todos.

No es casualidad que haya tantos años de democracia, y a su vez tantos golpes de estado, porque el poder debería recaer en lo colectivo por encima de lo individual, eso estaría más cerca de la palabra justicia.

No quiero sonar anti capitalismo, pero si el capitalismo tuviera más humanidad se llamaría de otra forma, la cuestión es que la violencia es el arma más preciada del poder, su usuario mejor pago, los medios de comunicación tanto privados como subsidiados, de algo tienen que vivir, no? Si no es de la desinformación de la gente, de que vivirían?

La política esta atrofiada por la imagen, lo material es más importante que la palabra, con lo que esto implica. Sin palabras seguiríamos sin evolucionar, seríamos como el resto de animales de los que erróneamente nos creemos superiores, queda demostrado cuando se opta por candidatos políticos con campañas caras, donde su imagen es más importante que lo que se debe construir como medio de acciones o palabras para cuestiones sociales como la educación, la salud, la justicia, la economía, etc.

La cultura es lo que nos permite seguir evolucionando socialmente, y eso se crea con la palabra. Mejor dicho con el lenguaje (decir y hacer).

El materialismo se hizo más cultural que la cultura, la naturalización de la propiedad llevó al machismo, a ser lo que es hoy, a que la muerte de un ser humano no valga nada, cuando la construcción socio cultural fue, históricamente, por el valor de la palabra de quienes murieron: si las palabras o el lenguaje no valen la humanidad no vale nada, y lo único que tendría valor, o más bien un precio, es lo material, como consecuencia se compra el poder para la injusticia, y sigue estando todo como está y cada vez peor, es indignante ver tanta violencia diaria.
No es el problema del otro, es de todos como sociedad, como estado-nación.

 

Mariano Marcos Moreno

Inseguros 0 877

Para tener en cuenta: entre el 2004 y 2008 los delitos bajaron notablemente ya que fue cuando hubo empleos, políticas de inclusión y contención social. El estado representativo siempre recurrió al marketing facilista y simplista para justificar la falta de propuestas a un problema político complejo, el cual debe resolverse con políticas acordes a la grave situación que vivimos como sociedad con delitos urbanos mal llamados inseguridad. Con dicho término creemos que es otro tema, el que tiene que ver más con la pérdida de derechos básicos: trabajo, salud, educación, inclusión, violencia institucional, etcétera, con lo que sufrió la Argentina en tiempos de dictadura cívico-militar: sitiar calles, barrios, cámaras, justificar la cultura represiva como salida.

Como vemos que el problema continúa, los sectores que sufren aporofobia por parte de una sociedad de doble moral reaccionaria que juzga pobres, que son quienes más sufren estos delitos en un 80%, el 12% la clase acomodada que sigue incluida y el 8% restante los más poderosos.

Si estas cifras no se modifican con el tiempo puede haber poca diferencia porcentual de aquellas manipuladas por medios hegemónicos de comunicación que son quienes penetran culturalmente a esa mayoría que les hace creer culpables a la mayoría marginada. Ésta que entregó todos derechos para que se los cuiden y se los despilfarraron con políticas que rompieron su vida digna.

Vemos esta situación problemática; creo que se ha entrado en un espiral de ver; si miramos críticamente analizando delitos vemos que en su mayoría son asociaciones ilícitas generalmente con integrantes de las fuerzas de (in)seguridad. Obviamente que la política para justificarse revindica a este sector de triste y presente oscuro y no toma como referencia que en un porcentaje altísimo estos están procesados por delitos gravísimos haciendo que todo sea un recorrido que no para. Se ve también que aparecen fiscales cómplices sin medir lo que representan (su rol: La investigación de los delitos quedarán a su cargo y será quien promueva la acción penal contra los autores y partícipes de un suceso, que luego deberá ser probado en un juicio oral y público. El juez garantizará que se cumpla la ley durante el procedimiento penal).

Cuando hablemos de estos temas deberíamos reflexionar y pensar donde están las causas para cambiar las consecuencias, si los responsables de garantizar nuestra vida y transitar libremente sin miedos a delitos están en complicidad con los que generan violencia desde los peores de estos. Deberíamos reconsiderar que justamente la mayoría somos víctimas de estos personajes que usan el poder para delinquir y no los marginados que siguen sufriendo estas verdaderas políticas de inseguridad con horizontes sin futuro.

Ruben Eduardo Kelo Moreno

Most Popular Topics

Editor Picks