Marketing 0 612

En la política actual las discusiones y acusaciones se plantean mediáticamente para defender o acusar; en su mayoría los medios de comunicación pasaron a ser una especie de Tribunal donde se acusa, juzga y condena con retoricas vacías de contenido.

Hoy nos lleva a dudar de la veracidad de determinados temas que preocupan y que no terminan solo ahí, siguen en las redes sociales donde se puede denostar y agredir los diferentes puntos de vista de determinados dirigentes, ,periodistas y otros actores sociales; sorprendidos algunos de cómo son imaginados vistos en una tumbas, bolsas negras, ahorcados, en guillotinas, gigantescas hogueras y cárceles, no poniendo el mismo empeño en involucrarse en la situación que siguen viviendo los cordones históricos de pobreza, las políticas mineras contaminantes, los agro negocio , la erradicación discriminación y muerte que padecen los pueblos originarios, el poder real así lo llaman desde la reverencia política representativa y solo son unos extorsionadores manipuladores que se siguen cargando a las mayorías con total libertad.

Estos temas son invisibles para los medios oficialistas y los cuasi oficialistas también, a excepción de los medios alternativos que hacen un seguimiento de la información. Muchos dicen que estas prácticas, son cambios políticos y tenemos que adaptarnos- a sabiendas que la política está en otro lado y no en los discursos sui generis que crea confusión a la gente.

Lo real es que, a cada preocupación colectiva se responde con soluciones simplistas y es allí donde vemos el discurso vacío carente de respuesta efectiva, todo lo contrario, profundizan el problema; claro ejemplo: delitos urbanos, hoy llamados inseguridad, cuya teoría es hacer un `Gran Hermano’ y llenar las distintas ciudades de cámaras, donde somos los protagonistas controlados por la fuerza policial- sector del Estado más cuestionado por sus vínculos directos con el delito-

A esto le agregamos los famosos “buchones de la vida” que violan derechos y garantías donde se denuncia “anónimamente “-hasta hoy no han solucionado nada- la problemática de la droga se profundiza y está cada vez más lejos de solucionarse; ya que es un problema político y debe ser solucionado por la política pero es más fácil decir “estamos haciendo algo” con esas inversiones majestuosas saben que nada soluciona, ellos lo saben, así se evita atacar las consecuencias.

Si salen a la luz denuncias sobre mal trato, abuso de autoridad, casos de impunidad o dudas sobre hechos de corrupción, la estrategia es: dividir la opinión y así lograr el efecto de que la verdad parezca mentira o lo que es peor, que la mentira pase a ser verdad no buscando donde dirimir estas cuestiones en un estado de derecho; en cambio todo el peso de la ley recae sobre los pobres -corridos y procesados por el delito de ser pobres sitiados con la excusa que son el problema y solo siguen siendo víctimas de este sistema construido para la desigualdad –

Cuántos desamparados llegan a las ciudades engañados con la publicidad mentirosa de que la ciudad es una panacea laboral y terminan limosneando por las calles y oficinas municipales que, ante la desesperación ocupan algunas casa abandonadas o construyen casas precarias en terrenos ajenos y son reprimidos que para eso el estado actúa con total rapidez, no así para solucionarles el problema que es cada vez más profundo.

La mirada es diferente con los que más tienen: reciben desde créditos hasta subsidios para pagar sueldos y terrenos a bajos costos con proyecto con dinero de la caja de los jubilados, duele esa dualidad donde la mínima es ser pobre porque los fondos son deficitarios.

Es esta una mirada violenta de la política, que fabrica marginados y ciudadanos dolidos por la diferencia de trato y forma de vida, notando la anormalidad de muchos representantes en cuanto a sus abultados patrimonios: viajes, fastuosas viviendas, dueños de empresas de Servicios como si tuvieran un balde sin fondo; la pregunta lógica que debemos hacernos es: ¿puede un Funcionario con un sueldo del estado tamaña ostentación?

Estas prácticas comparadas con la pobreza, nunca tienen piso; se creerán que es el pueblo el que los debe servir y no al revés, deberían pensar que el voto no les da la razón solo la responsabilidad de ser representantes, esa equivocación hace que vivan proyectando elecciones para conseguir votos y no construir políticas para todos.

Los caminos y las preocupaciones siguen siendo diferentes; tendrá que ser una cuestión de actitud y sinceramiento que se vayan modificando estas prácticas y la responsabilidad ciudadana también, deberíamos pensar más colectivamente y construir ciudadanía, hay otras alternativas políticas, acompañar a otros muchos buenos dirigentes comprometidos , pero, si seguimos pensando con la lógica de las empresas de medios de comunicación ,todo lo malo para que los que siempre están aparezcan como buenos pero que son solo cascaras vacías, solo muestran imágenes y frases armadas apuntando al marketing como construcción política , seguiremos perdiendo el rumbo de no pensar que la política es lo único que nos va salvar,- como nos quieren hacer creer- con estas prácticas para seguir despreciando la palabra política que es lo mejor que nos pueda pasar en esta vida como sociedad .

Rubén Eduardo Kelo Moreno

El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que son el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.

BERTOLT BRECHT

 

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“Se metieron con mi tesoro más preciado: mi familia” 0 419

La nota de Graciela, sobre el episodio que le toca vivir:

Jamás imaginé escribir en primera persona, pero dadas las circunstancias por el mismo medio por el cual algunos se ofenden porque replico la realidad local, regional, provincial y nacional voy a expresar que no es la primera vez que se han “metido” con mi familia.

El pasado 27 de agosto tomaron fotos de mis redes sociales e hicieron un video donde injuriaban y calumniaban a mi hijo involucrándolo con personas que nunca vio en su vida, mencionando también a mi esposo y su lugar de trabajo. Fue un golpe muy bajo hacia mi persona, donde los tiempos de la justicia no son los de una madre… pero a su debido momento la verdad siempre sale a la luz.

Después de un mes y días, sabemos la identidad del autor del video, es un joven que no estudia, ni trabaja, es mayor de edad, y no va a trascender porque rapea y canta con la Z, sino será por delincuente, ya que tiene antecedentes policiales y seguramente mucho resentimiento acumulado.

Los periodistas estamos preparados para que cuestionen nuestro trabajo, para la critica y la infinita diversidad de opiniones. Son las reglas del juego y las acepto. Pero mi hijo y esposo no eligieron ser comunicadores, sumado a que son personas de perfil bajo.

Párrafo aparte detallo que ya había sufrido una agresión por las redes sociales, donde un Señor de esta localidad, escribió porque el aire es gratis, que mi hijo era aplaudidor del intendente de turno y militante de Cambiemos, etc, etc. NO ES CIERTO, y si así lo fuera y quiere militar en cualquier partido político que? Ni siquiera debería de pedir mi opinión. Sumado a que emitirá su primer voto en el 2023.
Este tipo de agresiones y agravios, en algunos casos ciberdelitos no tienen que ser moneda corriente para los usuarios que se esconden detrás de una computadora. Toda acción debiera tener sus consecuencias, de todas formas sigo creyendo en la justicia del hombre y en la justicia divina.

Graciela De La Casa

Fuente: Armstrong y Región

 

Paritarias en Santa Fe: Una mirada comparativa con otras provincias 0 414

Por estos días, la provincia de Santa Fe se encuentra definiendo las paritarias con los gremios del sector público. Ya llegó a un acuerdo con la mayoría de ellos hasta el mes de diciembre, cuando habrá una nueva revisión para cerrar el año.

En el caso de los docentes, tres de los cuatro gremios (Sadop, Uda, Amet) ya aceptaron la propuesta del gobierno, que contempla un aumento del 77% incorporado al salario. Queda pendiente Amsafé, que nuclea a la mayoría de los maestros de las escuelas de gestión pública

La posición del gobierno se ha columpiado en tres puntos: no hay margen para mover la oferta salarial ya aceptada por la consideración mayoritaria de los demás trabajadores de la administración pública; se debería valorar la instancia de revisión prevista para antes de fin de año, con lo que no se cierra ningún acuerdo anual todavía, e insistir con números reales que Santa Fe sigue pagando los mejores sueldos docentes del país.

Dos certezas

En este marco, dos certezas atraviesan el análisis que el gobierno provincial hace de la última oferta y negociación paritaria en Santa Fe. La primera es que la propuesta reconoce y acompaña los niveles inflacionarios que se alcanzaron en la segunda parte del año en todo el país.

La sumatoria anual da por ahora un 77% de aumento, una actualización salarial que no tuvieron otros sectores de la vida laboral santafesina, que también pelean por no ceder ante la escalada de los precios.

Una demostración de la jerarquía que tiene la propuesta de aumento salarial ofrecida es empírica: la misma oferta que recibieron todos los sectores de trabajadores que cumplen funciones en el Estado fue aceptada mayoritariamente, incluso después de largos días de análisis y valoraciones.

Los anuncios de la aceptación por parte de gremios del sector público de la salud, docentes y estatales no estuvieron exentos de manifestaciones de insatisfacción, entendibles y lógicas en un marco de negociación siempre dinámica y en permanente movimiento.

Los sueldos docentes

El segundo elemento con el que el gobierno provincial evalúa el nivel de relevancia que tuvo la paritaria de Santa Fe, es ubicarla en el contexto nacional y compararla con lo que pasa en otras provincias argentinas.

En ese cuadro, y especialmente considerando al sector docente, Santa Fe aparece por delante de Córdoba y Buenos Aires, si se pueden citar dos provincias comparables, cercanas y gobernadas por el mismo signo político. Si se analizan porcentajes de aumento, Santa Fe llega al 77 % en diciembre, antes de la revisión, y los otros dos distritos se quedan en el 73%.

Lo mismo pasa cuando se comparan sueldos de bolsillo. En esta provincia un maestro de grado en setiembre alcanzará los $102.779, con mínima antigüedad, y $142.475 con máxima antigüedad, en tanto que un director de primaria llegará a los $233.513.

En cambio, según datos oficiales difundidos al cierre de las tres paritarias, en Córdoba esos números serán en setiembre de $95.172 y $142.161 para un maestro de grado, y de $216.689 para un director de primaria. La misma comparación detalla que en Buenos Aires esos números también se quedan atrás: $91.025 y $126.181 para maestro de grado según la antigüedad, y $206.807 para un director de primaria con máxima antigüedad.

El acuerdo alcanzado llega hasta el mes de diciembre y si bien la paritaria prevé un incremento probable para ese mes del 5%, incluye algo más importante: volver a abrir las negociaciones para revisar los números. Una manera funcional de reparar los impactos en los bolsillos de las fluctuaciones de la economía nacional.

Un antecedente

Ya pasó con el acuerdo paritario de principios de año, el que durante los primeros meses de la propuesta aprobada, jugó a favor de los gremios y los trabajadores. Tras el incremento de la inflación que tuvo lugar algunos meses después, los sueldos empezaron a quedar atrasados, por lo que fueron reconsiderados en los encuentros de revisión que estaban previstos para las mesas paritarias de setiembre. Fue así que un mes que tenía una previsión del 8% terminó finalmente con un 20% de aumento.

En el mes de junio pasado, Santa Fe ya aparecía liderando el esquema de sueldos docentes a nivel nacional. Según un informe del Consejo Federal de Responsabilidad Fiscal, que reúne datos de sueldos docentes de todo el país, se ubicaba en el tercer lugar entre las provincias con mejor salario, detrás de dos distritos de la Patagonia, y delante de Córdoba, Buenos Aires, Capital Federal y Entre Ríos.

En ese momento, los salarios mínimos garantizados por el gobierno nacional para la paritaria docente eran de $55.000, y Santa Fe ya pagaba $89.501 para un maestro de grado, jornada simple sin antigüedad.

En la última paritaria nacional docente, si bien el aumento fue superior al 77% de Santa Fe (alcanzó el 82%), los salarios en casi todas las provincias argentinas son inferiores en cifras reales. Ese aumento nacional se aplica sobre el sueldo mínimo que garantiza la Nación a todas las provincias, que para setiembre es de $70 mil pesos, mientras que en Santa Fe supera los $102 mil después del acuerdo paritario. Se estima que, tras la revisión de diciembre, esos porcentajes serán superados en la provincia.

 

Most Popular Topics

Editor Picks