Una sembradora de Apache está presente en Tecnópolis 0 653

La agromaquinaria producida en la zona está representada en la muestra que recoge 200 años de desarrollo científico y tecnológico en la Argentina. Apache, invitada a su vez por Cafma, llevó la Sembradora 27000, ejemplo en innovación en ese rubro.

Los avances en las innovaciones de Maquinarias Agrícolas Apache, la empresa metalúrgica radicada en Las Parejas, sigue dando de qué hablar. La potente e innovadora sembradora 27000 (la misma que eligieron los productores por su eficaz plano inclinado) tiene un lugar en la muestra Tecnópolis, un espacio que representa un mundo de ciencia, tecnología y arte que apunta a dar cuenta de 200 años de desarrollo científico y tecnológico en la Argentina. La máquina está al aire libre en el espacio que han asignado a los avances del sector de la maquinaria agrícola.
Apache fue invitada especialmente por la Cámara Argentina de la Maquinaria Agrícola (Cafma) que a su vez recibió la misma deferencia de la presidenta de los argentinos, Cristina Fernández de Kirchner.
La exposición se desarrolla en un predio de 50 hectáreas de la localidad bonaerense de Villa Martelli que se puede visitar de martes a domingos de 12 a 21.

Detalles. Un paseo por la Antártida con una temperatura de 7 grados bajo cero, sentir las vibraciones de un reactor nuclear desde sus instalaciones subterráneas, jugar con un robot que se comunica con los humanos y recorrer miles de libros en una biblioteca gigante, son algunas experiencias imperdibles que ofrece la mega muestra Tecnópolis.
La exposición propone a los visitantes interiorizarse en diversos ámbitos de la ciencia y la tecnología, según los cinco continentes en que fueron divididos: Tierra, Fuego, Aire, Agua e Imaginación.

En el primero de ellos, se destaca una instalación de “plantas electro-orgánicas”, donde en la medida que cada uno pasa sus manos por diversas plantas se genera un cambio en el ambiente, tanto en los colores como en movimientos del ícono del continente Tierra. En el continente Fuego, mediante el recorrido a varios domos se puede conocer todo el proceso de la energía nuclear, e ingresar a un cubículo cuyo movimiento y vibraciones dan la sensación de descender al corazón de un reactor y presenciar el proceso de fisión del átomo.

En el continente Aire, el principal atractivo externo lo constituye la exposición de aviones históricos, como los Pulqui I y II, que están junto al Pucará. En el sector interno se puede virtualmente viajar por el espacio y tripular una nave en el vacío, mediante imágenes tomadas por los dispositivos argentinos que orbitan la Tierra. Una caminata por las pasarelas del mirador del glaciar Perito Moreno, y también se puede hacer un breve paseo por un espacio antártico. En el pabellón de la Imaginación, donde es posible jugar con un robot capaz de identificar rostros y conversar, se destaca una gigantesca biblioteca de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares, con 10 metros de alto y una superficie cercana a los 100 metros cuadrados. La mega muestra, que durará cinco semanas, concluirá con la presentación del Parque Temático Tecnópolis, un predio permanente como legado para las futuras generaciones que se terminará de construir a mediados de 2012.

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cascabel 0 377

Hay dos líneas paralelas que nunca van encontrar un punto de unión: por un lado, la crónica del relato y el “hay que”, y por el otro, la realidad que nos cruza como sociedad, cual es el problema del narcotráfico y la violencia que venimos sufriendo; pasa el tiempo y se profundiza cada vez más.
Los responsables de modificar esta realidad son los representantes de los tres Poderes, donde solo hacen catarsis con sus crónicas simplista a un problema tan complejo, siguen hablando de la nada misma, justificando que están haciendo algo; personalmente no creo en su inocencia y menos que desconozcan donde está el problema, la otra línea es la realidad, en la que Rosario rompió su récord de asesinatos.

La cuenta oficial ya alcanzó las 266 muertes violentas en lo que va del año, solo escuchamos relatos, de móviles, cámaras, fuerzas armadas sitiando barrios, pero las noticias policiales, en la mayoría de los medios, refieren a la complicidad de las fuerzas policiales. Creemos que, sin complicidad política de algunos actores de la justicia, no existiría el delito.
En nuestra provincia de Santa Fe hay fiscales presos, jefes policiales e integrantes de las fuerzas, pero estos puntos no se analizan.

El pasado septiembre participamos del Cuarto Congreso realizado en la Facultad de Derecho de la UNR, jornada organizada por el Grupo de Estudios Penales y Criminológicos (Gepic) del Centro de Estudios Jurídicos y Sociales Flor de Irupé, de la que participaron: el ministro de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Daniel Erbetta, la directora de la Regional Rosario del MPA, María Eugenia Irribarren, la diputada provincial Matilde Bruera, el criminólogo Enrique Font, el periodista Emilio Ruchansky, y representantes de las asociaciones cannábicas AREC y AUPC.

En la nota del periodista Claudio Socolsky, en Rosario 12, éste destaca a la antropóloga Edith Cámpora, directora del Centro de Abordajes Interdisciplinarios de lo Sociocultural de la UNR, “Los mundos académicos, judiciales y sociales deben dialogar para posibilitar, como mínimo, un diagnóstico certero de la situación de la ciudad que permita resolverlo. Si nosotros tapamos el conflicto lo que hacemos es provocarlo, profundizarlo, y esperar sentados las consecuencias de ese conflicto”, planteó la investigadora.

“La trama de la desigualdad por la trama de los negocios ilegales genera muchísimas experiencias vitales y sociales, las que estamos desconociendo, porque observamos el fenómeno del narcotráfico a partir de los medios de comunicación“, agregó, para luego remarcar: “Hay que poder pensar realmente cuál es la trama que nos están proponiendo y cómo podemos desarmarla, yo creo que con mayor igualdad, mayor diálogo interdisciplinario y mayor compromiso ciudadano frente a las cifras que vemos cotidianamente”.

Coincidimos plenamente con Edith Cámpora. No hay un proyecto político amplio para llevar adelante políticas de Estado, debiera realizarse una convocatoria con los sectores representativos de la política, ampliada a la mayoría de la ciudadanía, Vecinales, Facultades, Colegios, Centros de Estudiantes, Sociólogos entre otros.
Discutir, proponiendo un plazo de tiempo que sea necesario, y aplicar como políticas de Estado ese proyecto, que esté basado en lo social y no en la estigmatización de los sectores postergados, y no con más represión, como suele proponerse cuando se habla del problema, junto a la la construcción de más derechos, y más seguridad. Las cárceles son depósitos de seres humanos, de la mano de la justicia que juzga y encarcela a un sector social que el sistema marginó.

No hay igualdad, ya que los causantes de estas angustias que viven los necesitados se manejan con total impunidad, y la justicia no sabe ni quiere juzgarlos.
Al respecto, el diputado provincial Carlos Del Frade presentó un informe y formuló preguntas. El legislador identificó 90 bandas que operan en la provincia, el departamento o ciudad donde prevalecen sus principales referentes. “Detrás de esos nombres hay mucho dolor de la gente”. Las crónicas y la realidad nunca se quieren juntar, está a la vista que todos conocen de qué se trata ésto, pero las soluciones no se ven en un horizonte cercano.

Finalizo con una fábula de Esopo:
“Había una vez unos ratones que vivían atemorizados por un gato. Cada vez que salían a por comida, el gato los perseguía. Hacía semanas que no comían nada. Entonces, uno de los ratones tuvo una idea:
— ¡Ya sé que hacer! Pondremos un cascabel al gato. Así lo oiremos a tiempo y podremos escapar.

— ¡Qué buena idea!, contestó el ratón más viejo, pero, ¿quién será el valiente que le ponga el cascabel?

Rubén Eduardo Kelo Moreno

Hebe 0 344

El primer impacto que tuve, con una figura que me erizó la piel, fue en los ’90, en Rosario. Me enteré que se realizaría un acto pidiendo justicia por María Soledad Morales, quien el 8 de septiembre de 1990, en Catamarca, fue drogada, violada, asesinada y arrojada en un descampado a la vera de la ruta. Su cuerpo fue encontrado dos días después en un basural a 7 km de la ciudad, en un caso que se convirtió en emblemático. Su amiga Marilyn Varela comenzó entonces a recorrer caminos pidiendo justicia.
Ese día, al finalizar el acto, me encontré con esa mujer de tanta personalidad, caminando junto a Marilyn.
Era Hebe, tantas cosas recorrieron mi cuerpo al saludarla, me quedé pensando en su lucha, en sus palabras en las que razonaba sobre este recorrido del poder y la impunidad.
Pasaron muchas cosas en el después: visita a la ciudad de Madres de Plaza 25 de Mayo de Rosario junto a todos los organismos de derechos humanos de esa ciudad, y a raíz de tan notables visitas se fundó en Cañada de Gómez el primer movimiento defensor de los DDHH .
Visitaron Cañada muchos referentes, como Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la paz. A Hebe la veíamos muy lejos, era difícil que pudiera realizar una visita. Comenzamos los contactos, y el día que dio el sí pareció un sueño, fue un 20 de junio del 2000.
Ni bien bajó del avión -antes de ese abrazo que seguirá presente en mí – me relató lo que pretendían hacer para impedir esa visita tan esperada desde algunos sectores de la ciudad, incluidos militantes históricos de doble faz; estaba horrorizada, manifestó que en tantos años de lucha nunca pensó pasar por esa situación de personas que conocía por referencias de su entorno .
“Todavía hoy no puedo creer que gasten tantas energías en perseguir ideologías, nunca van a entender que las Madres somos de todos y no de un grupo de iluminados”, me quedaron grabadas esas palabras.
A su paso por la ciudad realizó varias actividades, como charlas en colegios, programas de tv, debate en una biblioteca.
Lo que quiero resaltar como idea en esta nota son las conversaciones personales que compartimos durante los dos días que estuvo hospedada en casa, tantas preguntas y repuestas de una persona que recorrió gran parte del mundo llevando su lucha, conociendo grandes personajes que son historia como referentes.
Estuvo con Presidentes, dio ejemplo de la mirada que tenía sobre el mundo, y viendo lo que estamos pasando hoy. No solo estuvo con líderes políticos sino con artistas, escritores y personajes mundiales, no era casualidad; su formación intelectual, la mirada crítica de la realidad política y su poder de análisis, la hacía un ser admirable.
El 30 de abril de 1977 un grupo de Madres decidió ir a la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, para llevarle al presidente de facto Jorge Rafael Videla una carta reclamando por información sobre sus hijos. “Nos empezamos a juntar en la plaza. Hasta que un día vino la policía nos pegó y dijo: ‘Caminen’, y nos agarramos del brazo y empezamos a caminar de a dos”, recordó Bonafini. Así nació la emblemática protesta de las Madres: la marcha en círculos alrededor de la Pirámide de Mayo, el monumento en el centro de la plaza, el que simboliza la libertad. Decidieron repetir esta ceremonia todos los jueves de 15.30 a 16, un horario en el que el lugar estaba colmado de gente.
Ese octubre, las madres participaron de un tradicional evento religioso juvenil: la peregrinación a la Virgen de Luján
“Si hay un millón de jóvenes y los nuestros no están, tenemos que ir nosotros”, concluyó Bonafini.
Para reconocerse entre la muchedumbre adoptaron su icónico pañuelo blanco, que en un principio fabricaban con tela de pañales, como representación de sus hijos. Ese pañuelo se convirtió en su símbolo, y su marcha alrededor de la plaza en una pacífica pero poderosa forma de protesta que logró llamar la atención de Organismos de Derechos Humanos internacionales y de la prensa extranjera, en momentos en que casi todos los medios argentinos estaban censurados, o eran funcionales al gobierno de facto.
Le pasaron muchas cosas en la vida, y eso la situó de repente en un lugar inimaginable para ella. Cuando nos enteramos de su partida sentimos un profundo dolor, recorrido por imágenes y hechos que la tuvieron como protagonista. Hebe es una mujer de la historia, y sus banderas seguirán presente en los corazones militantes, en cada marcha por pedido de igualdad en derechos, nada tapará lo que fue, ni el negacionismo, menos la cultura histórica del odio a lo popular .

Rubén Eduardo Kelo Moreno

Most Popular Topics

Editor Picks