Corre limpia barre 0 385

Reflexión y análisis sobre los proyectos en danza de reinstaurar algún tipo de servicio militar obligatorio.

En tiempos de cáscaras marketineras vacías de contenido político, la falta de creatividad y propuestas para solucionar problemas, aparecen slogans con propuestas facilistas con frases acordes a una necesidad social de poder modificar realidades que están lejos de solucionarse.
Con respecto al tema de volver al servicio militar, es un proyecto -ajeno a la lógica que tiene que ver con la vida- mucho tiempo lo manejó el Diputado Olmedo de la provincia de Salta, volvió a la carga la ministra Patricia Bullrich durante el anterior Gobierno.

Justamente, en el momento que tiene que ver hoy con la Argentina y como viene avanzando y no solamente en estos temas. Hay una especie de discriminación de gran parte de la sociedad que se suma ante la necesidad de solucionar determinados problemas de manera ligera que se va alimentando desde los distintos medios de comunicación como estrategia mediática en línea con los que mandan.

Ya veníamos analizando todos estos temas enganchados con el de la inseguridad, en cuanto a más cámaras de seguridad y más policías; como si realmente esa fuera la solución. Estamos acostumbrados a atacar las consecuencias y no las causas. Creemos que es inviable. Y no lo decimos solamente algunos organismos de DDHH sino que -también desde algunos sectores del ejército- precisamente el ex general Balza en su momento presentó un proyecto antes de la derogación por medio de un decreto del ex presidente Menem de terminar con el servicio militar obligatorio luego de la muerte del soldado Carrasco, pasando así a ser voluntario.
Insistir con esto, es retroceder ante los cambios que necesita la sociedad. El tema tiene que ver con las posibilidades y los proyectos de vida que tengan los jóvenes, esto no es de ahora.

Desde los comienzos de la democracia, todo lo que tenga que ver con dichos proyectos se fueron distanciando cada vez más; lo único que encuentran es una sociedad en el medio vacía por falta de proyectos políticos de parte del Estado que terminan en salidas como la de adicciones, violencia, angustia y desorientación. Hoy, la sociedad está partida por la construcción de la violencia que se va profundizando hasta en las cosas simples.

Aquellos que creen que el servicio militar es una alternativa para los jóvenes que no están trabajando ni estudiando, creemos que se está ante una mirada errónea. Para aquellos que lo hicieron en su momento, eran otros tiempos y otra cultura; muchos creían que LACOLIMBA era “correr, limpiar y barrer” pero en realidad era un lugar de opresión, violencia y malas prácticas que nada tiene que ver con el crecimiento humano.

Históricamente se han utilizado a los soldados desde el poder – no sería descabellado pensar que estos nuevos inventos políticos que solo hablan de represión para cubrir proyecto de exclusión- quisieran hacer lo mismo para utilizarlos contra la ciudadanía y sumarlos a las fuerzas de la inseguridad para controlar a los pobres. Estaría bueno preguntarles a los que pregonan estos tipos de proyectos qué solución les daría a los jóvenes cuando terminen el servicio militar en ese contexto político liberal conservador que pregonan.

La política debe realizar proyectos de vida para los jóvenes, volver a distribuir las posibilidades y no hablar de banalidades desde una mediocridad tal en los discursos simplistas y carentes de lógica que se escuchan en una gran mayoría de representantes con poder de decisión.

Las políticas que se vienen generando a través de los tiempos nos van llevando a estas tristes situaciones y a un vacío y angustia tan grande que incitan a una determinada violencia social como matar por un par de zapatillas, lastimar a los ancianos para robarles, el maltrato al medio ambiente y tantos hechos sumamente dolorosos. Vemos que se ha distorsionado tanto la parte humana y siguen proponiendo soluciones simplistas a la falta de políticas que tengan que ver con todos y no con sectores privilegiados.

Este problema es mucho más profundo que no lo va a solucionar un servicio militar esporádico; a estos sectores vulnerables va a generarles más dolor cuando tengan que soportar: por el mismo sistema perverso que hay ahí adentro, donde enseñan el desprecio a la vida humana, el mal trato hacia el otro, sabido y denunciado es lo que pasó en Malvinas con las torturas y vejaciones que sufrieron los soldados en la guerra.

Los jóvenes de estos tiempos conviven con la agresión y la violencia en los distintos lugares que concurren; por eso muchas veces desahogan angustias por caminos equivocados; sería bueno preguntarles y escucharlos para saber qué les pasa , que esperan de la vida y de nosotros, por donde creen que deben transitar sus proyectos de vida , pero no, es más fácil pensar por ellos, ponerles personajes violentos (patovica)que los lastimen en boliche violando derechos y pasar muchas veces por situaciones límites discriminatorias

Hay una perversidad y violencia institucional desde el Estado en complicidad con municipios y gobiernos comunales que son alarmantes.
Los jóvenes siempre fueron parte de la política, por eso desaparecieron 30 mil; en los años 70 había otro compromiso y otra formación política, había otros proyectos de vida y otras miradas de la política, antes el que quería elegir trabajar trabajaba y el que quería estudiar también y había posibilidades- cuando se habla de posibilidades no se habla de una asignación, o un subsidio , para dar como paliativo, no, se estamos hablando de distribuir las posibilidades : de que las personas tengan abiertas las puertas, de las fábricas, universidades etc, acorde con lo que genera nuestro país, no que se sigan llevando nuestros sueños.

Los 90 fueron un proyecto de los sectores de poder, nos llevó a esto, a despolitizar la dirigencia política a estas prácticas que estamos viviendo hoy , que nos dejó sin proyecto de vida ni política, hasta una consultora puso un presidente de la nación, antes con la militancia de los jóvenes eso era inviable , porque todo se realizaba en los partidos políticos, el dirigente que subía tenía ese compromiso, volvía a la básica o al comité a exponer y a decir lo que estaba haciendo o dejando de hacer en un cargo público, hoy no.

Hoy, una persona que tiene dinero se busca una consultora se arma su marketing, usa el escudo de un partido y se presenta sin ningún tipo de compromiso ni deber con nadie y menos dar explicaciones de sus actos, esto profundiza más los problemas; antes se discutía se buscaban y elaboraban proyectos, nos enseñaban a elaborarlos desde la militancia se juntaban en mesas de discusiones unos buscaban los pro y otros los contra pero salía lo positivo basados en ideas consensuadas y cuando se generaba un proyecto político para la comunidad se defendía; hoy no se elaboran proyectos, hoy se improvisa como si gobernar fuera una medición de rating en TV; cabe preguntarse si el gobierno actual que entro en el tercer año , tiene un proyecto político de país.
La política se tiene que basar en la lógica, la vuelta del servicio militar es una cosa ilógica y se cae por su propio peso, como se está cayendo todo este tema de la inseguridad, que le han mentido a la gente que con cámaras y gendarmes se iban a solucionar los problemas, y vemos que no es así, al contrario, se está profundizando más.

Lo del Servicio Militar es un globo de ensayo como tantos otros como distracción.
Hace mucho tiempo que venimos reflexionando y diciendo que es una vergüenza ver como un paisaje natural a los pibes comiendo de los tarros de la basura y ver tanta gente pobre sin rumbo por la calle después de todo el dinero que entro al país en todos estos años , después que volvimos a insertarnos en el mundo en el tema económico, que estemos retrocediendo así…ya que es muy triste la pobreza, lo peor que nos puede pasar es tener un pobre al lado en un país entre comillas que todos dicen que es rico y que la riqueza se la sigan llevando esos pocos grupos económicos que estuvieron siempre en golpes de estado en dictaduras.

Nos llenaron la casa de pobres y ahora los quieren aniquilar como si el único culpable fuera el pobre, siendo que los sectores populares le dieron al Estado para que les cuide la educación, la justicia y el estado se lo despilfarró les quitó todos los derechos y garantías les quitó el trabajo, la salud, el proyecto de vida, son muertos vivos en una sociedad que no genera ni trabajo ni educación ni salud y ahora los quieren marginar y castigar como si ellos fueran culpables de lo que nos está pasando. No son culpables, son víctimas y tenemos que pensar más en el otro como sociedad no ser tan simples en las miradas.

Rubén Eduardo Kelo Moreno

 

Noticia AnteriorNoticia Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Prioridades 0 914

Nunca fuimos prioridad en la práctica y acciones de los distintos gobiernos. En todos los estamentos la brecha es muy grande en el decir o el hacer, debemos reconocer que les sigue saliendo bien pero a la mayoría las frustraciones nos ponen mal, sus estrategias unidas a la penetración cultural siguen siendo muy fuerte y no son casualidades sino consecuencias que creemos que somos parte.

Podemos citar algunas frases que llenaron de esperanzas como un ideal de vida como lógica humana: Alfonsín proponía una “entrada a la vida”, Ítalo Luder, “una patria con futuro”, la “revolución productiva” le pertenecía a Carlos Menem, “basta a las dificultades cotidianas” decía Eduardo Angeloz, “Dicen que soy aburrido” el eslogan de Fernando De la Rúa, la “Argentina que queremos” Néstor Kirchner, “unirse para cambiar” Hermes Binner, ”#SíSePuede” Macri, “Lo importante no es cambiar por cambiar, sino hacer cosas para siempre” Daniel Scioli, y “Argentina de pie” Alberto Fernández. Este último ni se entró a la vida ni tampoco hizo que estemos de pie ya que son solo frases, todos se corrieron a otro lugar y nos preguntamos por qué quisieron ser.

Hoy las prioridades son distintas a las que necesitamos. Se pone como eje al ciudadano como centro de discusión por recaudar dinero y nunca tuvieron interés ni en responderle por la Ley de Humedales.” Nuestro objetivo es construir un modelo sostenible, de consumo responsable y de cuidado del medio ambiente a nivel nacional” nos decía el gobierno en septiembre de 2020 y su mensaje está totalmente lejos de la realidad porque solo habla para su microclima.

Nos pasa en lo cercano ya que se pagan juicios a asociaciones civiles, se ayudó a empresarios de la salud con masas de dinero muy importantes, etc. Hay como una teoría con que quien da más dinero construye políticas; con lo que es de todos para algunos y no sobre tantos vecinos necesitados angustiados por situaciones causadas por la exclusión.

Hay muchas situaciones límites que estamos viviendo que nos atraviesa a todos como sociedad: narcotráfico, delitos urbanos, crímenes, femicidios, etc. Desde los distintos poderes son dolorosos los mensajes, son dolorosas las muertes por femicidio que suceden a diario donde las estadísticas son alarmantes y como respuesta la Corte Suprema anula la condena al femicida de Chiara Páez (su caso originó el “Ni Una Menos”, tenía 14 años, estaba embarazada de dos meses cuando fue asesinada en mayo de 2015 por Manuel Mansilla).También liberan a un empresario del juego clandestino que denunció complicidad de legisladores y a un fiscal general de delitos comprobados integrante de una asociación ilícita. Además con una mirada parcial sobre los fueros libera a un senador de ser juzgado por delitos que nada tienen que ver con su labor legislativa. Estos mensajes son muy perversos en los tiempos que están transitando y producen indignación social más allá de eslóganes, frases y discursos está a la vista donde están las prioridades.

Rubén Eduardo Kelo Moreno

Reclamando 0 832

Lamentablemente, o por suerte, el tiempo los termina desenmascarando dado que su pertenencia es leal a un mismo proyecto político, cuando tienen que acordar garantizando derecho pleno hacia un determinado sector social a los que ellos y sus medios adictos llaman “el poder real”.
Son los que históricamente manipulan a las mayorías desde ese lugar de privilegio. Se apropian del Estado representativo, no les interesa la elección del voto, ya que más temprano que tarde los elegidos se arriman para que les indiquen las políticas a seguir.

Debajo de la línea horizontal, que es la que divide realmente, están los otros, que a 39 años de recuperar la democracia deben vivir RECLAMANDO por derechos que no se respetan desde un Estado ausente que mira solo para arriba.

Esta gran mayoría son los ninguneados, los que deben luchar por salud, educación, justicia para ser visibilizados, los desocupados tienen que cortar calles , los sin vivienda tomar tierras, los jubilados rogar por una dentadura, con sueldos de apenas un 30% de una canasta básica, las madres del dolor, las victimas de femicidio con sus gritos de ayuda, no sólo no las escuchan sino que las dejan a merced del violento que terminan con sus vidas, los que sufren violencia institucional, los trabajadores de la salud, por mejores condiciones y sueldos justos, los del agua para que dejen de contaminarlas con desechos (cianuro), los del paren de fumigar para que se cambie el modelo productivo, por la Ley de Humedales, los hacinados reclamando viviendas dignas ,las generaciones que no conocen el trabajo digno y deambulan por oficinas por un bolsón para alimentarse solo unos días, las colas en las iglesia por ropa, los jóvenes reclamando a gritos que nos necesitan y como repuesta reciben porquerías que los mata en vida.

No hay proyectos políticos para ningún sector de la línea para abajo, solo se conquistan algunas reivindicaciones a través de los movimientos sociales organizados, derechos que en democracia deberíamos tenerlos todos desde que se nace, porque así lo dice nuestra Constitución, este espiral que se sigue construyendo no es bueno para la salud social en el tiempo, son muchos los reclamos sin repuestas y son muchos los privilegios para los de siempre.

Anunciar aumentos de limosnas para garantizar estos modelos para algunos, se alejan cada vez más de las soluciones, hay muchos hermanos que la están pasando mal, que sufren y mucho estas desigualdades, que este Gobierno de palabras y promesas fáciles comience a devolver la dignidad a las mayorías y no abundancia al poder real, sólo lo logrará recuperando la política, si no realmente vamos camino hacia el abismo.

Ruben Eduardo Kelo Moreno

 

Most Popular Topics

Editor Picks